Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife crítica las formas "nada deportivas" del Extremadura al fichar al ayudante de Oltra leer
ATLETISMO MITIN DE SANTA CRUZ

Tokio 2020 comienza en Tenerife

Bruno Hortelano regresa esta tarde a la competición en el CIAT de Tíncer "Empiezo un camino con el objetivo de llegar en la mejor forma posible a los Juegos", señaló el velocista español.
J. Rodríguez, Costa Adeje
19/may/18 6:25 AM
Edición impresa
Tokio 2020 comienza en Tenerife

Como un niño con zapatillas de clavos nuevas, a estrenar esta tarde -17:55 horas- en el Centro Insular de Atletismo de Tenerife -CIAT- de Tíncer. Así se siente el mejor velocista español de todos los tiempos, Bruno Hortelano, según pudo esbozar ayer en la rueda de prensa previa a su reaparición.

La sonrisa del velocista vuelve a brillar después de casi dos años sin competir, debido a un accidente de trafico que a punto estuvo de dejarle sin su mano derecha. "Es muy especial regresar. Dejo atrás una etapa complicada", señala un Hortelano que espera que la carrera de hoy, de 400 metros lisos, sea la "primera de muchos éxitos".

Bruno comienza por una distancia que no es su especialidad en pos de "ganar una base" que le permita luego dedicarse a los 200 metros lisos. "Trazamos, con mi entrenador, un plan a largo plazo. Empiezo un camino con el objetivo de llegar en la mejor forma posible a los Juegos Olímpicos de Tokio" -2020-, explica. En la cita con los aros repetiría el 200 -fue semifinalista en Río de Janeiro 2016- y "veremos si también cabe el 100", reconoció.

El largo trayecto comienza hoy en el emplazamiento del barrio santacrucero, donde Hortelano no sabe lo que es plantar su zancada. "Es mi primera vez en Tenerife. Estoy muy cómodo porque me han acogido de manera maravillosa". Eso sí, el australiano de nacimiento conoce que en el CIAT se han registrado récords de España, como el obtenido por el discóbolo tinerfeño Mario Pestano en 2008.

Cuestionado por la posibilidad de hacer hoy una nueva marca personal en los 400 -ostenta 46.22 segundos-, Bruno apunta que "superarla sería un extra, un plus", aunque piensa "salir a la pista para disfrutar de lo que es correr y competir, algo que echo de menos en todo este tiempo. Me encuentro muy bien. No sé si saldrá marca, pero no es el objetivo principal". El atleta pondrá en liza su velocidad y luego verá cómo de dura se le hace la segunda mitad de la prueba insular.

Después de la cita tinerfeña, Hortelano confirmó que hará otro 400, el próximo sábado, en tierras belgas. Su primer gran test en su distancia de los 200 será el 3 de junio en Holanda, donde ya se encontrará con adversarios de nivel. Todo, con el propósito de afinar de cara a su gran objetivo del año: el Europeo de Berlín.

En el importante Campeonato estival, el internacional irá a por todas. "Revalidar el título", obtenido en 2016 en Amsterdam, "forma parte de mi plan a corto plazo". La presión que se va a generar en tan pocos meses no supone un problema para él. "También la había en 2016, así como expectación. Yo espero mucho de mí. Me gusta usar esa presión para elevarme a otro nivel. No como algo que me resta, sino que me suma", argumentó.

"Tengo muchas ganas de enfrentarme a grandes atletas europeos que durante este tiempo han hecho grandes cosas. Quiero medirme y volver a ver que yo también formo parte de ese grupo de élite", comentó un deportista que celebra "volver a competir de nuevo. Tengo muchísimas ganas y toda la ilusión del mundo", después de unos "20 meses" de recuperación "difíciles".

Su diestra ha soportado muchas sesiones de trabajo para volver a levantar pesas y realizar la salida de tacos. Las patentes cicatrices es un asunto "estético" que no le afecta "en la forma de correr, ni a la hora de cruzar la meta ni", espera, "en el momento de ganar las carreras". Y es que como el propio Bruno afirmó, "si ves esperanza en el futuro, puedes mantener los sueños despiertos".

Bruno Hortelano

velocista internacional español

ATLETISMO MITIN DE SANTA CRUZ