Santa Cruz de Tenerife

Entrenador nuevo, victoria dudosa

Solo 4 de los últimos 15 relevos en el banquillo del CD Tenerife se saldaron con un debut exitoso para el sustituto. El reto de Joseba Etxeberria es seguir la senda de Fernando Castro Santos, Casuco, Toño Hernández y José Luis Martí.
J.J.R. (@juanjo_ramos)
8/feb/18 8:24 AM
Edición impresa
Entrenador nuevo, victoria dudosa

E l primer reto de Joseba Etxeberria como entrenador del CD Tenerife pasa por realizar ante el Córdoba un estreno saldado con victoria. No solo por la necesidad acuciante de un equipo situado ahora solo un punto por encima del descenso y demasiado lejos del "playoff" como para plantearse siquiera tal posibilidad, sino porque muy pocos relevos en el banquillo se saldaron con éxito desde 1999.

Desde entonces, el club insular cambió de entrenador en 15 oportunidades. Pero esas destituciones (o dimisiones, como en el caso de Antonio López) provocaron hasta 18 estrenos al contar con tres técnicos interinos: Felipe Miñambres, Quique Medina y Alfredo Merino. El balance global de esos 18 partidos es de 4 victorias, 8 empates y hasta 6 derrotas. O lo que es lo mismo, se sumaron 20 de los 54 puntos posibles.

El dicho popular futbolero de "entrenador nuevo, victoria segura" queda en suspenso. Al menos en el caso del Tenerife. En la temporada 99/00, Mauro Sandreani fue sustituido por Fernando Castro Santos. Aunque en medio hubo un partido puente con Miñambres en el banquillo y empate ante el Éibar en el Heliodoro, el gallego sí logró empezar con victoria. Pablo Paz, Slovak y Barata fueron los goleadores en el Martínez Valero.

Es, en estos años, el único entrenador que lo ha logrado a domicilio de los ocho que debutaron lejos de la Isla. De hecho, le sustituyó Ángel Cappa y se estrenó en el Heliodoro. Fue con derrota ante el Mérida.

Después del año tranquilo de Rafa Benítez y el efímero paso por la Primera División (01/02), el equipo blanquiazul volvió a necesitar un cambio de entrenador en 2003. Fue la primera vez con Víctor Pérez Ascanio en la presidencia y el elegido, David Amaral, sufrió una dolorosa derrota para empezar: en el derbi y con un dudoso penalti. Fue el último clásico en el viejo Insular. Al de Arico lo reemplazó Martín Marrero al año siguiente. Iba a ser de forma interina, pero las negociaciones con Pepe Moré no prosperaron y el tinerfeño se quedó hasta final de temporada y eludió el descenso a Segunda B.

El catalán sí firmó en la 04/05, pero su aventura finalizó justo en el final de la primera vuelta. El consejo echó al técnico y al director deportivo (Lobo Carrasco). El relevo, de la casa como en la ocasión anterior, repitió resultado: empate. Fue Tigre Barrios, que inició la siguiente campaña. En ella se sentaron hasta cuatro entrenadores más en el banquillo (Medina, López, Amaral y Krauss) y ninguno de ellos empezó con victoria en el cargo.

El último de ellos, como en años anteriores, continuó al frente del Tenerife al curso siguiente. Y tampoco le fue bien. En diciembre de 2006, Casuco ocupó su puesto y debutó con victoria ante el mismo rival que lo había hecho Castro Santos: el Elche. Sus desavenencias con la directiva, al conocer que no renovaría, acabaron con su estancia en el banquillo a dos jornadas del final. Su ayudante, Toño Hernández, se encargó de dirigir al equipo. Ganó esos dos encuentros. El del debut, rompiendo una mala racha de cuatro comparecencias en casa sin ganar, venciendo al Salamanca (1-0).

Hasta la 10/11 no hubo destituciones. Ese año se repitió lo sucedido en la 05/06: cuatro cambios de entrenador (Merino, Mandiá, Tapia y Amaral) sin victoria en el estreno. Repitió Raúl Agné, el siguiente relevo en Segunda cuando sustituyó a Álvaro Cervera y perdió ante el Girona en casa.

Martí empezó con dos victorias consecutivas

José Luis Martí sí consiguió estrenarse con victoria en el cargo de entrenador del CD Tenerife cuando sustituyó a Raúl Agné en noviembre de 2015. Lo hizo ganando al Deportivo Alavés, por entonces líder de Segunda, por dos goles a cero. Seis días más tarde visitó al Albacete y también logró el triunfo (1-2), convirtiéndose así en el tercer técnico desde 1999 que suma seis puntos de seis en su estreno después de Fernando Castro Santos y Toño. El primero ganó al Villarreal por tres a uno después de haber debutado con éxito en Elche y el grancanario cerró su estancia como inquilino del banquillo insular ganando al ya ascendido Real Murcia por 1-4 en la última jornada del curso 06/07. En el caso de Martí, llegó a estar seis encuentros antes de perder por primera vez. Fue ante el Valladolid (4-1) y el estirón dio para soñar con el "playoff".