Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Aemet avisa de lluvia intensa y fuerte temporal marítimo este domingo en Canarias leer

"No es un adiós, es un hasta luego"

Miguel Concepción despide a José Luis Martí asegurando que se trata de "un caso especial" porque es un profesional "muy vinculado a esta tierra y a este club" Además, auguró sin dudar al ya extécnico blanquiazul "un futuro con muchos éxitos".
J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
6/feb/18 6:19 AM
Edición impresa
"No es un adiós, es un hasta luego"

Por segunda vez desde que en febrero de 2006 se convirtió en el máximo mandatario del CD Tenerife, Miguel Concepción compareció en una rueda de prensa de despedida de un entrenador. La primera vez fue en 2010 cuando, tras el descenso a Segunda A, José Luis Oltra no fue renovado. Ayer, casi ocho años más tarde, se sentó junto a José Luis Martí para agradecer sus dos años y medio de gestión y abrir la puerta a una segunda etapa: "No es un adiós, es un hasta luego".

"Es de los momentos más desagradables que tiene un presidente, que es prescindir de los servicios de un entrenador", lamentó antes de referirse al ya exentrenador blanquiazul como "un caso muy especial" al tratarse de alguien "que no es cualquier persona". En esto abundó al afirmar que el balear "creció durante una parte importante de su carrera como jugador en nuestro club, se inició también como entrenador aquí. Ustedes lo conocen. Es medio chicharrero. Él y su familia. Quiere muchísimo a esta tierra".

El mandatario palmero llegó a calificar la decisión como "injusta", escudándose a continuación en que "en el fútbol los resultados son los que marcan la trayectoria". Por eso, su "responsabilidad" y los objetivos marcados son los que le han llevado a aceptar el relevo. "Le debemos mucho a Martí porque llegó en un momento en el que no estábamos en la mejor trayectoria deportiva. Salvamos la categoría y el siguiente año nos devolvió la ilusión, quedándonos a un gol del ansiado ascenso. Gracias, Martí, por ese trabajo", relató Concepción para dejar su repaso a la presente temporada en un "no han salido las cosas bien, como él hubiera querido, que es lo que nos ha llevado a esta decisión".

Durante su alocución, insistió en varias ocasiones en que no era la de ayer una despedida definitiva. "¿Quién duda de que en próximas temporadas pueda estar de nuevo aquí?", llegó a preguntarse antes de augurarle un futuro "con muchos éxitos" en el que "equipos no le van a faltar y como entrenador va a crecer mucho".

Concepción también se defendió negando que desde el consejo se planteara un objetivo demasiado ambicioso y eso pudiera perjudicar al equipo insular. "Siempre he dicho que confeccionamos una plantilla para luchar por los puestos altos, pero no quise meter presión para ir a por el ascenso", manifestó antes de recordar que el problema es que "no ganamos, el equipo va para abajo y estamos a un punto del descenso".

"En Inglaterra a lo mejor la cultura es diferente, yo veo eso más justo. Pero ustedes, la afición y los medios, quieren resultados. Nosotros, también. Y en esta categoría los 22 quieren ascender. Sabemos que igual no se puede, pero lo que no queremos es descender, ver peligrar el equipo", concretó.

"Las palabras son gracias, a todo el mundo, aficionados, club, al presidente, a Alfonso Serrano, ayudantes, jugadores, a todas las personas que han hecho extraordinaria mi etapa aquí. He vivido momentos que jamás pensé que viviría, todo lo que he pedido se me ha dado. Y solo puedo agradecer el comportamiento, el sentirme tan querido por todos los integrantes de esta Isla. En especial, quiero dar las gracias a los míos, mi mujer y mis hijos. Y a mis jugadores, que son grandes y buenos. Son de una calidad humana muy grande y sin ellos esto no hubiera sido posible", empezó diciendo José Luis Martí en su alocución.

Además, se enorgulleció de "haber dirigido tantos partidos en el Tenerife" y de que le hayan dado "la oportunidad tanto como jugador como entrenador". A partir de ahora, vivirá de otra manera, "como un aficionado más al Tenerife, intentando ayudar desde fuera en todo lo que crean oportuno". A la hora de hacer balance se queda con haber colaborado para "volver al ver el estadio lleno, las banderas en los hogares, lo conseguimos entre todos". Martí aceptó la decisión porque "esto depende de los resultados" y se marcha "ni frustrado ni satisfecho", simplemente entendiendo que "no estamos donde queríamos". Cuestionado por las razones que han llevado a la situación actual, reconoció que también se hace esa "gran pregunta" porque intentó "buscar soluciones" de todas las maneras. Ni siquiera en su despedida cargó las tintas sobre una plantilla "extraordinaria, muy compensada, de las mejores y que trabajamos Alfonso y yo desde verano". Por eso, confió en que "a la persona que venga nueva les pida a los jugadores que le den lo mismo que me han dado a mí, que seguro que va a ser capaz de sacar ese rendimiento que yo no he sido capaz". A su juicio, "el Tenerife debe centrarse en ganar el domingo. Si consigue una serie de victorias consecutivas, hay tiempo para todo". En cuanto al técnico, consideró que solo debe "tener su idea, conocer a los jugadores y darles confianza y serenidad". Por último, desveló que había recibido mensajes "del 90 por ciento de la plantilla".

Concepción: "Serrano ha hecho una gran plantilla"

Miguel Concepción no dudó en defender al responsable del área deportiva del Tenerife cuando se le cuestionó por su responsabilidad en la trayectoria de esta temporada. "Es el secretario técnico y aporta una plantilla, pero no es el que entrena". Incluso, se reafirmó en que se cuenta con "una buena plantilla, otra cosa es que las cosas no salgan". A la hora de exponer esta valoración, quiso dejar claro que no es su "misión" ser un "gran analista", pero que "los que saben dicen que tenemos una gran plantilla". En este punto, el dirigente palmero llegó a comentar, visiblemente molesto, que no ve "por qué hay que dirigir los tiros contra Alfonso Serrano". Además, pidió referirse al tema que les había reunido en la sala de prensa ayer, que no era otro que la despedida de Martí. Esto no le impidió hacer alusión al cambio en el banquillo. "Esperamos que con un mensaje distinto, el nuevo entrenador pueda ser un revulsivo", dijo deseando "ganar al Córdoba y al Alcorcón", algo que permitiría frenar la caída y poder plantearse otros objetivos. "El entrenador que viene ha sido también un gran futbolista. Es verdad que no tiene mucha experiencia y que viene de un equipo de Segunda B (Amorebieta), pero confiamos en que con este nuevo equipo técnico pueda haber una reacción", agregó el máximo mandatario del consejo de administración del Tenerife.

Miguel Concepción

presidente del cd tenerife