Santa Cruz de Tenerife
IVÁN RAÑA CAMPEÓN DEL MUNDO DE TRIATLÓN

"Me gusta el estilo de vida de un triatleta; eres el jefe"

J. Rodríguez, Santa Cruz de Tenerife
10/nov/17 6:06 AM
Edición impresa

Tenerife podrá disfrutar hoy de todo un triatleta campeón del mundo -2002-, de Europa y diploma olímpico en dos Juegos de Sidney 2000 y Pekín 2008. El gallego disertará, desde las 16:00 y hasta las 18:00 horas, en salón de actos de Cajasiete de la capital tinerfeña, en una conferencia denominada "Deporte de alto rendimiento: experiencia, alimentación y metodología". A sus 38 años, el veterano deportista aún trabaja para estar entre los mejores del planeta.

¿Cómo es su día a día?

Es rutinario. Suelo nadar a las 7:30 u 8:00 de la mañana. Cuando llego cojo la bici en torno a las 10:30 u 11:00. La tarde la dejo para correr. En las épocas de carga entreno día sí día no, pero hago sesiones más contundentes.

Con muchos años ya en esto, ¿ha cambiado su entrenamiento con respecto a hace 20 años?

En el libro -"Instinto Raña"- hay una frase: "Un hombre da vueltas alrededor del mundo para acabar donde nació". A mí me ha pasado que he cambiado mucho de entrenamiento, pero mi manera de entrenar se está pareciendo más a cuando empezaba.

¿En su deporte hay que ser estricto o hacer caso a lo que vaya pidiendo el cuerpo?

Es bueno tener un plan para tenerlo todo controlado y ser ordenado. Para mí es muy importante saber lo que voy a hacer los próximos días, aunque la gente te vea correr descalzo y sin camiseta, y piensen que eres un salvaje. Es mentira. Quizás tienes más sensibilidad que una persona solo está mirando un potenciómetro. Hay que escuchar mucho al cuerpo, pero con un plan de entrenamiento.

Entonces, ¿es reacio a la tecnología aplicada al deporte?

No, pero no se puede basar todo en la tecnología. Al final somos humanos. No se puede medir todo: si has dormido mal, si tienes problemas, si comiste mal... Todo eso afecta al entrenamiento.

¿Cuán importante es la alimentación en este proceso?

Es de las cosas más importantes. Seguramente el cambio más importante que hice en mi carrera ha sido comer como lo hago ahora. Me quité el azúcar, el exceso de carbohidratos, como el pan o la pasta... Ha hecho que mi cuerpo esté más sano. Descanso mejor. Recupero mejor. El cuerpo funciona igual de bien con pescado, huevos, verduras, frutas... Hace falta un tiempo de adaptación.

¿Qué le queda aún por hacer?

Estoy contento con lo que he conseguido hasta ahora, pero mientras esté en activo es porque tengo el gusanillo conseguir algún reto, como el ironman de Hawái.

¿Hasta cuándo se ve?

No me lo planteo. El año que viene quiero seguir compitiendo. Intentaré dejar la clasificación para Hawái lista este mes, una vez dispute el ironman de Cozumel. Por el camino haré alguna carrera de rallye, otra de mis pasiones.

Y al ciclismo, ¿podría volver?

Fue algo que probé en su día. Me gusta más el estilo de vida de un triatleta porque eres tu propio jefe. Es mucho más romántico el triatlón. Sigo corriendo alguna carrera, pero a nivel amateur.

Volviendo al triatlón, ¿cómo valora su salud en España?

A nivel de resultados y de gente, cada día mejor. Es un tema de confianza, que se transmite de una generación a otra. Si el vecino lo puede hacer, yo también. A nivel de inversión o mediático podría estar mucho mejor explotado.

¿Qué opinión le merece el tinerfeño Vicente Hernández?

Es muy completo. Tiene mucha capacidad. Poco a poco se verá lo que vale de verdad. Ha tenido lesiones y no ha podido competir al nivel que le gustaría. Con toda la afición que hay en Canarias, tener un triatleta de ese nivel es importante.

¿Qué recomienda a la gente que se inicia en este su deporte?

No hay que ser bruto, sino tener los pies en el suelo. El cuerpo necesita su tiempo de adaptación para evitar lesiones. No pasamos de tener dos años a 30 en un momento.