Santa Cruz de Tenerife

Clamor contra el arbitraje de Getafe

La "batalla del Coliseum" trae cola y el vestuario piensa que se han "escapado" 4 puntos por los fallos de Eiriz Mata y Areces Franco Raúl Cámara lamentó la "mala suerte" con los colegiados Iñaki ya recomendó huir de las "marrullerías" del rival.
J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
14/mar/17 6:00 AM
Edición impresa
Clamor contra el arbitraje de Getafe

Pocos partidos habrán vivido los jugadores del Tenerife como el del pasado domingo ante el Getafe y no solo por la desafortunada actuación arbitral, sino por las formas de un rival al que ya conocían por el credo de su entrenador. De hecho, Iñaki había advertido durante la semana que se jugaría "con mucha intensidad" y que "los balones divididos y las segundas jugadas" marcarían el desarrollo del partido. El riojano, que fue dirigido entre enero y junio de 2016 por Bordalás en el Alavés, recomendó "no entrar en marrullerías".

El encuentro respondió exactamente a lo que se esperaba y hasta José Luis Martí levantó la voz en la rueda de prensa declarándose "indignado" por lo que había visto y defendiendo que su equipo jugaba a otra cosa. Ayer, Raúl Cámara no quiso referirse a Bordalás aduciendo que "en el fútbol modesto nos conocemos todos. Y como es así, cuando habla alguien, ya saben lo que puede opinar. Igual lo vio tan ganado, empatamos al final... Prefiero no hablar".

El lateral sí lamentó la "mala suerte" en estas dos jornadas, aunque no cree que los colegiados "fallen adrede". Aun así, recordó que "el penalti a Amath en el partido con el Mirandés fue clarísimo" y, en cambio, el de Getafe "fue muy riguroso". Además, consideró merecedora de tarjeta la acción de Lacen. "En el descanso hablé con el árbitro y me dijo que había sido penalti clarísimo, que ya se vería por la tele. Y en la falta de Lacen, me dijo que no todas son de tarjeta, pero en la segunda parte Jorge hizo una parecida y sí vio la amarilla", desveló.

El asturiano Víctor Areces Franco, de 32 años, es uno de los favoritos para el ascenso a Primera. Con el Tenerife apenas había tenido problemas, salvo en el duelo contra el Girona del pasado curso cuando concedió el gol de la victoria catalana pese a un claro fuera de juego de Lekic. Tampoco se le conocen grandes escándalos, aunque sí una curiosidad: amonestó a Nauzet Alemán por enseñar a las cámaras una espinillera en la celebración de un gol en un Lugo-Las Palmas. El Comité de Competición le quitó la tarjeta.