Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Fiscalía General del Estado decidió que la de Canarias debía abstenerse en el caso Grúas leer

Un nexo llamado Gisela Pulido

La catalana, diez veces campeona del mundo de kitesurf, unirá las ocho islas del 11 al 17 de agosto, en siete etapas consecutivas. Con su tabla y cometa, recorrerá casi 400 kilómetros de océano con el apoyo logístico de un barco.
@JacoboRodriguez
23/jul/16 6:19 AM
Edición impresa
Un nexo llamado Gisela Pulido

C anarias una sola será... El popular villancico "Una sobre el mismo mar", compuesto por el timplista Benito Cabrera, representa a las claras el reto que pretende llevar a cabo la diez veces campeona del mundo de kitesurf Gisela Pulido. A lomos de su tabla y su cometa, intentará unir en siete etapas en días consecutivos -del 11 al 17 de agosto- las ocho IslasAfortunadas.

El "Desafío Movistar Gisela Pulido Islas Canarias" fue presentado ayer en la sede de Telefónica de la capital tinerfeña. La deportista estuvo acompañada por Juan Flores, director de la compañía en Canarias, María Méndez, directora gerente de Promotour Turismo de Canarias, y Cristóbal de la Rosa, viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias.

De este a oeste, la "rider" catalana comenzará su itinerario el jueves día 11 de agosto en la playa de El Salado, en La Graciosa y, si todo marcha con la normalidad deseada, terminará el trayecto en la herreña playa de Tamaduste. En medio, unos 380 kilómetros de travesía.

La playa de Famara y el Faro de Pechiguera, en Lanzarote; Corralejo o El Cotillo y la Punta de Jandía, en Fuerteventura; la playa de Pozo Izquierdo y Las Salinas de Agaete, en Gran Canaria; la playa de El Médano y la playa de las Arenas de Buenavista, en Tenerife; la playa de Vallehermoso y la playa de Alojera, en La Gomera; y el Faro de Fuencaliente, en La Palma, son los emplazamientos que verán partir o arribar a Pulido.

El proyecto surgió tras un clínic que, a comienzos de año, impartió en Tenerife por medio de su patrocinador -Movistar-... "Después de pasar todo el fin de semana navegando, nos dimos un homenaje de sushi. No me podía sentir más feliz en ese momento y nos dijimos por qué no unir las Islas en kite. Así nació la idea", explicó ante los medios Gisela.

"Me encantan las Islas Canarias y este proyecto significa mucho para mí. Por fin está todo aprobado, aunque ha sido una larga lucha para conseguirlo", apuntó una campeona mundial "con ganas de empezar. No puedo esperar hasta el mes de agosto".

La deportista está disfrutando de un año sabático tras adjudicarse su décimo entorchado planetario. "Llevo 12 años compitiendo y sentía que no tenía fuerzas para dar lo mejor de mí. Cuando el año pasado gané el Campeonato del mundo me dije que tenía que parar un año o dos para recuperar energía y limpiar mi cuerpo y mi mente. Ahora voy a enfrentarme a la naturaleza", expone.

El desafío ha propiciado que la de Premià de Mar esté "entrenando muchísimo. Las primeras etapas son cortas, pero a medida que van pasando los días se va a ir complicando". Sobre todo, apunta a la última estación. "Por el cansancio acumulado, creo que la más dura va a ser la última -La Palma/El Hierro-". Además, "el viento norte nordeste, pero con el rumbo muy de norte" propiciará que no pueda "ir en línea recta, sino haciendo zigzag. Haré más kilómetros".

La elección del próximo mes viene dada "por el viento estable" que sopla en agosto. "De algo menos intensidad que en julio", argumenta. Y es que a Pulido la acompañará una pequeña embarcación -en la que irán, entre otros, su padre- que no puede soportar altas rachas. Con una velocidad prevista de entre 15 y 18 nudos, se tendrá que adaptar a las condiciones que se va a encontrar.

Con el fin de paliarlas contará con un gran abanico de tablas y cometas específicas para cada tipo de situaciones ambientales. "La parte estratégica la hemos preparado muy bien. Por ejemplo, pasado Tenerife hay mucho menos viento por la sombra que genera el Teide", razona.

Parte fundamental en el desarrollo será su cabeza. "La mente es lo que va a dar la diferencia en este evento. No sé qué me voy a encontrar cuando lleve cinco horas navegando. Me guío mucho por mi confianza. Han sido 12 años de competición muy duros y eso me va a dar la fuerza necesaria".

En 2010, Pulido efectuó un reto análogo en el Estrecho de Gibraltar. "Es lo más parecido que he hecho. Competí frente a un ferry de Tarifa hasta Tánger -32 kilómetros-. Fue duro, pero esto son ocho Islas..." El objetivo "no es llegar cuanto antes, sino llegar. Son muchos días y hay que ir ahorrando energías". Lo que sí tiene claro es que cuando fallen las fuerzas parará para alimentarse. "Plátanos -de Canarias- no van a faltar".