Cultura y Espectáculos

Giulio Zappa en clave de ópera

Este pianista, que encarna la dirección artística del proyecto Ópera (e)Studio, sostiene que la mejor escuela, por encima de los buenos profesores, está sobre el escenario.
S. Lojendio
25/oct/18 6:25 AM
Edición impresa
Giulio Zappa en clave de ópera

D e aquel chico italiano que acompañaba al piano a grandes voces del bel canto queda aún, en clave nostálgica, la felicidad que siente cuando vuelve a su casa. "Aunque me he convertido en ciudadano del mundo, por elección y por carrera, aquel es el lugar donde habita mi familia y en el que guardo los recuerdos de mi niñez, pese a que ha cambiado mucho desde entonces". Suspira.

Giulio Zappa (Monza, 1971) es el director artístico de Ópera (e)Studio, un proyecto de Auditorio de Tenerife que se define como una academia de formación integral cuyo objetivo es apoyar y promocionar a los jóvenes cantantes para favorecer de esta manera su inserción en el mundo profesional.

Desde hoy y hasta el domingo, la sexta promoción protagoniza "La italiana en Argel", de Rossini, en la Sala Sinfónica.

Existen modelos similares, sobre todo en Europa central, pero no en España. "A los grandes teatros no les interesa poner en marcha acciones con jóvenes y la verdad es que no sé por qué".

Zappa sostiene que este proyecto "es una buena oportunidad para que los chicos se acerquen lo antes posible al mundo del trabajo. La escuela te prepara, pero hay cierta distancia con lo que se van a encontrar en el plano laboral".

Desde el concepto de "scuola", Ópera (e)Studio ha lanzado ya a muchas voces que suenan por los escenarios, aunque "no todos, porque formamos a un grupo heterogéneo. Hay quienes estarían listos para asumir un rol mañana mismo. Lo que sucede después de este periodo de aprendizaje tiene que ver con una mezcla en la que interviene la inteligencia de cada uno para perfeccionarse y la firmeza para no asumir desafíos que les puedan venir grandes".

Y es que, por experiencia, reconoce que el mercado de la música clásica "va muy rápido; siempre quiere caras nuevas y quienes organizan muchas veces no se detienen a pensar si lo que proponen puede provocar daño. Por eso en un momento determinado hay que saber decir que no".

Con todo, este director subraya que "la mejor escuela, por encima de los buenos profesores, está sobre el escenario. Te acerca a trabajar en grandes espacios, junto a una orquesta. Es un cambio total de perspectiva con respecto a lo que se vive en el aula de un conservatorio".

El público podrá ahora disfrutar del gran Giacomo Rossini y "La italiana en Argel", obra ciertamente compleja. "Uno de los aspectos de la ópera bufa es que, al ser tan divertida, da la apariencia de facilidad. Y, al revés, tiene las mismas dificultades que la peor tragedia, porque técnicamente le exige mucho al cantante".

Ahora bien, también entiende Giulio Zappa que esta pieza supone una buena lección, "por el hecho de que los intérpretes se enfrentan con cuestiones vocales que deben resolver, y mejor que lo hagan siendo jóvenes, como la coloratura, cantar legato, hacer bien los recitativos.., aspectos que desde mi punto de vista conforman a un artista en general".

En este sentido, Rossini representa una "escuela única", dice el director artístico, al tratarse de un autor que, una vez conocido e interpretado, procura esas herramientas que son necesarias para abordar cualquier tipo de repertorio.

En el plano de la escenografía explica que el propósito que buscan es, básicamente, "que los jóvenes aprendan a moverse bien. Esta obra resultaría bellísima con una puesta en escena tradicional, con un vestuario de corte histórico". El hándicap viene dado por que "esto no permitiría a los chicos la libertad para explorar sus posibilidades como actores".

Sobre si es o no cierto que "existe" algo especial en las Islas que hace brotar tantas voces, no le cabe duda: "Canarias y Bulgaria son ejemplo de dos lugares donde existen voces maravillosas. Hay muchos cantantes de las Islas que tienen carrera profesional. Debe haber algo en la comida. (Ríe) Lo difícil, verdaderamente, es encontrar el espacio adecuado para desarrollarse y la mejor manera es salir".

Ente las ideas que bullen en su cabeza está la de incorporar "clases de italiano para los extranjeros, porque consideramos que para un joven es fundamental, al ser la lengua del 80% de las obras que interpretan, que ayudaría a interpretar el texto".

El hecho de haber logrado la financiación del programa Europa Creativa con la obra "El elixir de amor", de Donizetti, que se representará en el Auditorio en octubre de 2019, obligará a adelantar la organización para el próximo año. En este proyecto, que lidera el Auditorio, cuenta como socios con el Teatro Comunale de Bolonia y el Tbilisi Teatro Estatal de Ópera y Ballet de Georgia.

Giulio Zappa

director artístico de ópera (e)studio