Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

Arte de colecciones privadas

La Ranilla Espacio Cultural del Puerto de la Cruz (calle Mequinez, 66) aborda un nuevo proyecto en su sala, la organización de la primera exposición de obras de arte pertenecientes a colecciones privadas, con la posibilidad de poder adquirirlas.
El Día
3/sep/18 0:51 AM
Edición impresa

Acercar al público el coleccionismo de obras de arte es el principal objetivo que persigue la directora de la Ranilla Espacio Cultural del Puerto de la Cruz, Lola Reyes, quien en su afán por continuar en la senda de la creación propone una nueva iniciativa: la primera edición de la exposición y venta de obras de arte de colección privada.

Esta muestra, que se desarrolla en la sala ubicada en la calle Mequinez (número 66) de Puerto de la Cruz hasta el próximo 28 de septiembre, cuenta con piezas de autores como el arquitecto y artista egipcio Mohamed Osman, conocido pintor afincado en La Orotava desde hace más de veinticinco años.

Sus cuadros muestran las estampas más características de Canarias como son las romerías, los dragos o lugares emblemáticos del Norte de Tenerife, además de buenos ejemplos de su arquitectura y de sus tradiciones.

Asimismo también figura en esta primera incursión en el coleccionismo privado piezas del padre e hijo Francisco Bonnín Guerín y Francisco Bonnín Miranda. Se trata de obras que recrean el costumbrismo canario y que permanecían en un domicilio particular sin la posibilidad de ser observadas por el público en general.

También se exhiben piezas pictóricas de otros artistas como Juan Casado, destacado pintor de origen madrileño afincado en Almería; Vivian C. Czell, artista plástico de amplia trayectoria internacional; o el creador canario Imeldo Bello, natural de Puerto de la Cruz, muy relacionado en la década de los años 70 con César Manrique o el galerista Pedro Bellido.

Para Lola Reyes, responsable de La Ranilla Espacios, "el objetivo de esta nueva iniciativa es acercar al público el coleccionismo de obras de arte", además de ofrecer una "oportunidad para los amantes de las piezas únicas de ver nuevas obras con la posibilidad de adquirirlas a precios asequibles, incluso con un posible interés para la inversión". Su idea es dedicar un mes al año a exponer este tipo de colecciones.