Cultura y Espectáculos
MARCE CONCEPCIÓN, DIRECTOR DE TLP TENERIFE

"TLP Tenerife es un evento inclusivo que escucha las tendencias que están en alza"

eldia.es, Santa Cruz de Tenerife
17/jul/18 20:16 PM
eldia.es

Conoce bien el mayor festival de tecnología y cultura digital de Canarias, TLP Tenerife. Fue participante antes que miembro de la organización del evento. En la decimotercera edición del festival se le nota relajado, confiado del trabajo que ha realizado el amplio equipo organizador y voluntarios que trabajan desde hace un año con un objetivo muy concreto: hacer un festival para todos los públicos, dar sorpresas a todos los participantes, que se sientan como en casa y ofrecer actividades que permitan aprovechar al máximo las horas que dura el festival.

 

 

La pasada edición de TLP Tenerife fue la más grande, ¿cómo definirías la edición de 2018?

A lo mejor repetir definición está feo, aunque es verdad, es la más grande y la que tiene más actividad, siempre ha habido toda la que podemos ofrecer en los seis días, de las trece ediciones que vamos a celebrar con la de este año. Es verdad que este año estaremos más tiempo porque abrimos una parte del evento con entrada libre para poder ver las primeras fases de grupo de las finales del campeonato europeo de eSports University eSports Masters. No lo habíamos hecho nunca. Tenemos muchísimas actividades y no me equivoco al afirmar que es la TLP no solo que es la edición con mayor número de actividades, sino que, además, la que tiene mayor simultaneidad. Sigue siendo lo que ha sido siempre: un

festival, un foro un lugar al que acercarse con tus aficiones debajo del brazo y llevarte impresiones de los demás, para compartir, vivir en comunidad. Es un evento que realmente es una convivencia y para 2000 personas es su casa durante todo ese tiempo literalmente porque viven en el recinto ferial y también queremos que sea la casa de todos los que vienen a visitarla.

Entonces…

Como eslogan me gustarí­a decir que va a ser una vuelta a los orí­genes, son sorpresas que no puedo revelar. Creemos que va a ser la TLP más tecnológica de la historia en ciertos aspectos. Siempre es tecnológica, pero en esta ocasión tenemos muchos avances, novedades y es una TLP que viene en ciertos aspectos para cambiarlo todo y en otras para cambiar lo que había. En la próxima edición haremos cambios más drásticos de los que haremos en esta, desde el punto de vista visual del evento. En cuanto a contenidos del programa, estoy muy orgulloso del cartel de este año y muy preocupado de lo que cuesta en esta edición hacer que algo destaque sobre el resto y la cantidad de ponentes y actividades que dejo atrás cada vez que tengo que hacer una intervención sobre el festival. A veces, tras preguntarme, detecto que llevo cinco minutos hablando sin parar y que aún así estoy dejando temas importantes en el tintero, no actividades menores, sino temas importantes. Pero tenemos un programa muy extenso para esta TLP.

Nómadas digitales, canarios retornados, torneos europeos de eSports y parada de un circuito de torneos nacional, ponentes de todo el mundo relacionados con la cultura digital ¿Se puede decir que sea la TLP más conectada?

No habí­a pensado en el hilo conductor temático que teníamos este año, pero es verdad

que siempre ha sido nuestra filosofía: conectarnos, abrir la puerta y dejar entrar aficiones y comunidades. Lo cierto es que en los últimos meses hemos hecho muchos contactos con socios estratégicos que han abierto la puerta a TLP como sede para eventos. No solamente para los que has nombrado, también tenemos somos sede para Bridging The Gap, el concurso BBooster Week de startups… La iniciativa de nómadas digitales la empezamos a impulsar nosotros pero enseguida se nos ha unido muchísima gente para ayudarnos. Es cierto que es la TLP que más conexión tiene con el exterior. Me alegra que el libro blanco del videojuego nos sitúa como segundo festival tecnológico de España porque es un reconocimiento a un trabajo que nos hace parte de la historia del deporte electrónico en España, que es probablemente uno de los países con el panorama eSport más desarrollado por extensión de Europa. Es verdad que es una TLP que ha abierto la puerta hacia el mundo, hemos tendido puentes y se está viendo el resultado. Espero que el año que viene sean todavía más un nexo de unión no solamente para la gente de aquí,­ que siempre lo ha sido y seguirá siéndolo, sino también para comunidades y organizaciones que vengan de fuera.

¿Qué destacaría de esta edición?

En la zona LAN -la zona de los participantes que pueden disfrutar del festival 24 horas- van a disfrutar de más actividades que nunca. No solamente a nivel de animación en los escenarios, sino también de los torneos Night Lan y las sorpresas que vamos a tener durante las noches. Nos hemos dado cuenta a lo largo de los años que a la mayoría de la gente le gusta las sorpresas, que les demos un regalo empaquetado y que puedan disfrutar de la experiencia que supone abrir un detalle especial. Intentamos guardarnos sorpresas, que cuando entren por primera vez en el recinto ferial sea toda una experiencia descubrir ese territorio que hemos creado para ellos, explorarlo y encontrar detalles que tiene escondidos. Que la primera experiencia, el primer evento, sea ese momento de volver a ser niños, de llegar a un parque y buscar sorpresas escondidas. También es cierto que a veces no las contamos porque no estamos 100% seguros hasta el último momento de poder hacerlas y nos las guardamos no por querer mantener un misticismos, sino simplemente los trabajos tienen un tiempo para acabarse y puede causar una decepción presentar una novedad que luego no van a poder disfrutar.

Entre las decenas de invitados al festival, ¿qué nombres propios destacarías de TLP 2018?

Hay un cartel muy grande que viene a la isla. Por supuesto hay jugadores profesionales y amateurs de eSports, expertos del sector… Pero se intenta siempre buscar un cabeza de cartel, que suele ser la persona más importante. En esta edición me gustarí­a que el cabeza de cartel sea el que represente a la mayor cantidad de personas que forman parte del colectivo TLP y por eso me quedo con Brian J. Vaughan y sus compañeros de “fechorías”, Marcos Martín y Muntsa Vicente. Se le reconoce por ser un guionista multipremiado con 14 premios Eisner en cómic por series como “Saga”, o su día “Runaways” que  es una serie de Marvel. Actualmente es productor en HBO de la adaptación de esa serie y actualmente está trabajando en la adaptación de “Y: El último hombre” que está recibiendo la atención de los medios. Vaughan representa muy bien la Summer-Con por su fuerte vinculación con el mundo del cómic, cine y las series. Además, es emprendedor, concretamente en el ámbito tecnológico, con una empresa que se dedica a la distribución de cómics online con un modelo disruptivo en el que se paga por lo que cada uno crea que vale la obra que escribieron. Su obra “The private eye”, que escribieron los tres, solo se podía comprar por internet (curiosamente hablaba de un futuro en el que no había internet). Por este motivo también simboliza lo que es TLP: afición, innovación y todo propiciado por internet.

También vamos a traer a Yuji Shiozaki, un mangaka japonés, una de nuestras aspiraciones desde el histórico Salón del Manga. Vendrán muchísimos youtubers, como Pazos64 que quizás no será tan conocido por tener millones de suscriptores, pero sirve de ejemplo de cómo entendemos el fenómeno “youtuber”. Los youtubers son como los canales de televisión en los que hay canales en abierto y otros que son de pago en los que se pueden hacer un tipo de contenidos considerado minoritario para un canal en abierto, o cosas más atrevidas. Un influencer como el Rubius con millones de suscriptores tiene que hacer un contenido para todos ellos. Pazos64 es el ejemplo de creador de contenidos más centrado en un público específico como son los juegos indie, o temas que interesan a personas de una edad mayor que los que ofrecen los clásicos youtubers. Ha conseguido encontrar un modelo de negocio en sus contenidos y no gana dinero de la publicidad, sino de sus “patreon” las personas que voluntariamente les aportan una cantidad de dinero todos los meses que consideran justa por sus contenidos. Es un público que quiere verle a él y por eso le apoya, no le hace falta que sea un público millonario en personas para poder vivir de crear estos contenidos. Cuando lo anunciamos fue un éxito de respuesta en las redes sociales, por lo que nos alegra saber que acertamos y que tiene una base de fans en la isla. Es un ejemplo de otro tipo de invitados que traemos al evento.

TLP Tenerife mantiene los mismos principios desde sus inicios, adaptando sus actividades a las nuevas tendencias.

¿Hay actividades para todos los públicos en TLP?

Sí que las Y en parte es el resultado de celebrar las TLP Weekend. Organizadas gracias al apoyo del Cabildo y el programa Tenerife 2030 que permite llevar la experiencia a los municipios de Tenerife. Creo que nos hemos traído más de vuelta de lo que hemos ofrecido porque es cierto que hemos llevado una buena representación de la TLP y se las hemos acercado a muchas personas que quizás no se hubieran acercado de otra manera. Nos ha permitido aprender mucho y estar cerca de un público diferente. No solamente hemos visto a los adolescentes y jóvenes-adultos que suelen venir a nuestro festival, sino que también hemos recibido a familias con sus hijos pequeños porque el chaval lo tiene cerca y quiere venir. Hemos visto el interés del público familiar que antes no estaba tan representado en el festival aunque el año pasado si que empezamos a detectar este acercamiento. Con ayuda de Intech Tenerife en esta edición le hemos dado un impulso a la zona TLP Kids en la que intentamos que los niños más pequeños tengan un espacio para ellos y que también puedan competir con gente que esté a su nivel y se lo pasen bien, pero también es tiene que ser un espacio para la educación así que se ofrecerán charlas sobre seguridad en redes sociales, el uso seguro de la tecnología. Estamos en una época adecuada porque los smartphones permiten incorporar controles parentales, limitar el tiempo de uso, o las aplicaciones. Queremos ayudar a que se acerquen al uso de la tecnología de forma responsable y creemos que los niños ya vienen educados en el uso de la tecnología y quizás sean los padres los que necesiten una ayuda y que alguien les explique las buenas prácticas que deberían tener con sus hijos formas de acercarse a la tecnología, qué juegos deberían de jugar con sus hijos y qué títulos deberían de esperar a que cumplan más años. Creo que es el espíritu que intentamos llevar y creo que nunca ha tenido más sentido y ha sido más importante la zona TLP Kids que en esta edición gracias a las TLP Weekend.

¿Cómo hacen la selección de influencers invitados?

Lo conseguimos con la sangre nueva que se acerca a la organización de la TLP. Al final ya no tengo voz ni voto en qué influencer viene al evento porque puedo aportar muy poco. Hay algunos que conozco, pero la gran mayoría de influencers, youtubers y streamers que vienen al festival no los sigo y no he visto nada de ellos. Me intento acercar a ellos cuando se que está en el cartel, pero la selección la hace la gente joven. No es una decisión que se tome desde arriba hacia abajo sino al revés. Se hace desde los teleperos y la gente joven que se acaba de incorporar que tienen las ideas más frescas e intentamos que se cumplan. Por ejemplo, el juego más grande del mundo en la actualidad es Fornite y hace seis meses no lo era. Hay que mantenerse al día e intentar seguir el pulso de la comunidad y escuchar mucho. No tengo una bola de cristal que nos diga los intereses y las modas del momento y mis intereses no son exactamente los mismos de nuestros visitantes y participantes. Buscamos tener mucha representatividad, personas de todas las edades en el equipo y que quizás solo lleven una o dos ediciones de TLP a la espalda. Yo llevo doce, trece con esta.
 

Tras trece ediciones, el director de la TLP lo es también de una plantilla de 400 personas que forman una gran organización para rendir de forma eficiente durante solo seis días, ¿cómo se consigue?

Por un lado teniendo gente en la que confí­as y sabes que puedes delegar en ellos para que se ocupen de áreas específicas. De nuevo ayudó mucho la organización de las TLP Weekend que nos ha permitido tener un personal perfectamente preparado para eventos que sabe como tratar con el público, organizar las actividades e intentar que se lo pasen lo

mejor posible. Por otro lado tenemos muchísimos voluntarios que no son trabajadores contratados, son personas que vienen a vivir el evento de una forma diferente y que también tienen que pasárselo bien. Tienen una experiencia lo más cuidada y guiada posible. Son un tipo de público como también lo son los participantes y los visitantes. Los cuidamos y mimamos. Nuestro equipo de recursos humanos se ocupa de ellos. Este año tenemos un programa de formación en el que no solo se les explica temas específicos como puede ser el funcionamiento del control de acceso, o cómo se traslada material audiovisual. También se les explica cómo atender a nuestros visitantes, dar "feedback" a los compañeros y la normativa del evento. ¡Ahora tenemos a cuatrocientos expertos en la normativa! No siempre hemos sido tantos. La edición de 2014 lo recuerdo especialmente porque éramos 120 para todo el evento que en metros cuadrados no ha cambiado mucho respecto al actual. Para poder celebrar todas las actividades posibles ha hecho falta incorporar más personas al equipo. Lo que tradicionalmente era para nosotros una tarea básica poner el cable de red para los participantes, ahora se ha convertido en aprender las

habilidades que hacen falta. Intentamos elegir a los voluntarios más por la actitud que por la aptitud. Nadie es experto en lo que hacen en TLP y la mayoría de los puestos de trabajo que hay son inventados, que hace mucho no existían. No hay cátedra ni nada escrito en piedra. Lo que damos es ofrecer mucho margen para innovar y crear.

TLP tiene una imagen muy bien definida, ¿es buscada?

El estilo TLP hasta cierto punto es Bruno Boeri, una de las incorporaciones que más ha marcado el cambio al estilo actual. También son Rommel Messia y Bernardo Coello, los diseñadores que crearon toda la imagen de marca que usamos actualmente. El estilo de TLP es Marga Marrero que lleva las redes sociales actualmente. El estilo de TLP son las personas que lo han hecho posible. Los demás intentando adaptarnos y seguir ese libro de estilo no escrito. Las características que tenemos son la cercanía, especialmente en las redes sociales en las que usamos el mismo lenguaje que nuestro público, transparencia cuando nos realizan preguntas en público y en privado respondiendo a todas ellas, también cuando cometemos errores somos transparentes. Intentamos que nuestro público tenga información y les llegue en su lenguaje, por eso anunciamos las actividades que pueden ser de interés justo en el mejor momento posible. El lenguaje visual es responsabilidad de Rommel, el gran fotógrafo que cambió la parte fotográfica creando un equipo que permite crear un gran volumen de documentos gráficos. En su momento Adrián Martín fue el que inició la imagen de vídeo del evento y Airam Jiménez quién ha continuado tanto en vídeo como en streaming. Son muchas personas, hemos tenido mucha suerte de juntar a tantos profesionales con una idea similar de lo que tiene que TLP. Además, la mayoría ha sido participantes antes que ser parte del personal de la organización. Yo mismo fui un telepero más antes de entrar en Innova7. Todos son grandes profesionales, pero antes son teleperos.

¿Cómo se mantiene una TLP atractiva tanto para los veteranos del festival como para los más jóvenes?

Somos un evento muy inclusivo. Cuando detectamos que hay una tendencia en alza, como el K-Pop contest, el concurso que celebramos, empezó siendo mucho más pequeño de lo que es actualmente, pero comprobamos en una edición que el escenario que le asignamos se le quedó pequeño, así que en la siguiente edición le dimos todos los recursos que necesitaron. No digo que sea algo que hayamos hecho nosotros, lo ha hecho la comunidad y a nosotros nos toca darles el mejor servicio posible. De la misma forma que sucede con los eSports, si a nadie le gustase el League of Legends, no tendríamos los torneos de este juego. Tenemos la capacidad de escuchar a nuestro público y adaptar e incluir lo que necesitan. Si hay una organización que tiene un interés concreto que no está en TLP les abrimos la puerta y les permitimos colaborar y que esa nueva iniciativa pueda asociarse a la potencia que tiene nuestro festival.

Esta edición es más que nunca un festival de festivales. ¿Cómo sería una visita guiada con su director?

Confieso que he hecho de guía turístico en TLP muchas veces y no hay ruta pequeña. Cuando vienes conmigo al festival intento enseñarlo entero. Recorremos la zona LAN, los expositores de la zona de feria... menos los baños, todos los espacios tanto del recinto ferial como del auditorio y aún así no voy a poder enseñarlo todo porque no todo está sucediendo justo en el momento en el que paso por los espacios. Puedo decir que en el escenario principal se celebra el concurso de Cosplay, de K-Pop, o que se está celebrando un torneo de eSports. No hay ruta pequeña porque aunque algunas creaciones son muy espectaculares, las que no son tan grandes tienen una buena historia detrás y un buen guía tiene que enseñarte lo más pintoresco del lugar. TLP es una ciudad hecha de cosas pintorescas.
 

¿Falta algo en la edición de TLP 2018?

En realidad sí. No porque lo hayamos querido guardar, sino porque no hemos podido incluirlo a tiempo. El año que viene el festival va a ser muy diferente en muchos sentidos. Ha habido que hacer concesiones al tiempo de planificación porque, por ejemplo, el primer trabajo que hemos iniciado para la edición del año que viene fue hace dos meses. Estamos trabajando en el evento incluso antes de que termine el anterior. Ponentes que nos gustaría incluir si siguen siendo relevantes, en el mundo del gaming algunas ideas son complicadas porque es un entorno muy variable, pero puedes ir trabajando en ellas. En agosto ya se está pensando y trabajando en la siguiente edición. El trabajo intenso se inicia cinco meses antes de que empiece. Ahora es un poco más complicado porque las TLP Weekend se unen al trabajo que hacíamos. Antes se hablaba mucho de la depresión "post-tlp". Era un comentario generalizado en el que el personal del festival se ponía triste al acabar, como los propios teleperos. Actualmente hasta el próximo evento no falta mucho, en septiembre vamos a tener algo y en los meses siguientes también. No intentamos que sea una TLP continua pero nos gusta trabajar en el festival.

¿Cómo el mundial de Clash Royale que se celebra tras la TLP?

Era una oportunidad que no podíamos obviar. Tener la final del mundial de Clash Royale en Tenerife es una idea fantástica. La fecha era inamobible, así que hemos trabajado más intensamente y esperamos que todo el mundo continue con nosotros disfrutando de estos eventos, cada uno de su forma, gracias a un socio como LVP que es el organizador en España.

MARCE CONCEPCIÓN, DIRECTOR DE TLP TENERIFE