Cultura y Espectáculos

Tres ganadores se incorporan al palmarés de los premios de EL DÍA

D. Ramos, S/C de Tenerife
8/abr/18 6:37 AM
Edición impresa
Tres ganadores se incorporan al palmarés de los premios de EL DÍA

Los periodistas Humberto Gonar, con "Los padres del nuevo Carnaval" -una entrevista conjunta a Manuel Hermoso y Juan Viñas-, y Octavio Toledo, con "Los cuadros de la humillación" -un trabajo sobre los polémicos lienzos sobre la conquista del Archipiélago que cuelgan en el Parlamento de Canarias-, se alzaron ayer "ex aequo" con el XLVIII Premio de Periodismo Leoncio Rodríguez. El tercer nombre que se incorpora al palmarés de los galardones de EL DÍA es el de Jaime Alberto García González, autor de "El real bamba como patrimonio de nuestra tierra: la segunda moneda canaria", que consiguió el XLV Premio de Investigación Histórica Antonio Rumeu de Armas.

Estas distinciones se dan a conocer coincidiendo con el cuarto aniversario del fallecimiento de José Rodríguez Ramírez, cuya figura estuvo muy presente en la deliberación del jurado, presidido por Mercedes Rodríguez Rodríguez, directora y editora de EL DÍA. De este también formaron parte José Moreno, director de Contenidos de EL DÍA; Jorge Dávila, subdirector de EL DÍA, y Jorge Espinel, subdirector de Opinión y Páginas Especiales de EL DÍA, que ejerció como secretario con voz y voto, además de Juan Manuel García Ramos, catedrático de la Universidad de La Laguna (ULL), escritor y político; Eliseo Izquierdo, periodista, escritor y expresidente de la Academia de Bellas Artes San Miguel Arcángel; Pedro Bonoso, historiador y profesor de la ULL, y Juan Cruz Ruiz, periodista, escritor y Premio Nacional de Periodismo Cultural, que emitió su veredicto por teléfono al no poder asistir a la reunión, que tuvo lugar este sábado en las dependencias del Grupo de Comunicación EL DÍA.

Al término de la cita, Mercedes Rodríguez manifestó su satisfacción por el número de trabajos presentados y, en general, por la aceptación con la que siguen contando tanto el Premio de Periodismo Leoncio Rodríguez como el Premio de Investigación Histórica Antonio Rumeu de Armas. "Estos galardones se hacen públicos el 8 de abril recordando la memoria de José Rodríguez en su cuarto aniversario", señaló la directora y editora de EL DÍA, que también destacó el "compromiso y valía" del jurado. "Para la edición del próximo año estamos ilusionados con nuevas ideas encaminadas a seguir fomentando el auge de estos premios y poner de relieve el trabajo de los jóvenes", avanzó.

Según expresó a ese mismo respecto José Moreno, la intención es buscar la vinculación de alguno de los premios con trabajos fin de carrera. El director de Contenidos de EL DÍA planteó que el texto de Humberto Gonar reúne "a las dos personas que le dieron un vuelco al Carnaval, como fueron Juan Viñas y Manuel Hermoso, cada uno desde su punto de acción", y mencionó que la publicación de Octavio Toledo se acerca a los cuadros de la Cámara regional. "En el Antonio Rumeu de Armas lo que hemos valorado fundamentalmente es que se trata de un trabajo muy exhaustivo sobre una moneda que sabemos cuándo terminó, pero no cuándo empezó, y sobre todo que supone una referencia histórica de dónde se movió esa moneda".

Por su parte, Jorge Dávila resaltó que estos galardones "marcan un pulso periodístico en el Archipiélago". "En el caso del Leoncio Rodríguez, tanto Humberto Gonar como Octavio Toledo construyen dos relatos interesantes respecto a los cimientos del nuevo Carnaval, en el caso del compañero de EL DÍA, o la eterna polémica que envuelve a los dos cuadros de la conquista que se pueden ver en el Parlamento", consideró. "Jaime Alberto García González, por su parte, guía a los lectores por las interioridades de un texto que profundiza en torno a la circulación del real bambacomo patrimonio de nuestra tierra", completó el subdirector de EL DÍA.

También Jorge Espinel se detuvo en la calidad periodística de los contenidos ganadores. "En el de Humberto Gonar destaca el formato y que se trata de una entrevista a dos personajes que jugaron un papel fundamental en la historia del Carnaval; por su parte, Octavio Toledo entra en un asunto que estuvo en boga durante el pasado año", afirmó el subdirector de Opinión y Páginas Especiales de EL DÍA, que indicó que en el Rumeu de Armas se tuvo en cuenta sobre todo lo "bien documentado" que estaba el artículo acerca del real "bamba". "Además, hay que destacar la juventud de su autor", añadió.

El escritor y periodista Eliseo Izquierdo opinó que Gonar presentó una entrevista "muy ágil, con mucha información y que interesa a muchísimos lectores porque aborda un tema que es visceral para los santacruceros". "El jurado también ha estimado conceder el premio ex aequo a un artículo sobre los dos cuadros de González Méndez que, a mi juicio, ornan el salón de plenos del Parlamento de Canarias", apuntó. "En cuanto al Premio Rumeu de Armas se le ha dado por unanimidad a un trabajo muy bien concebido, bien estructurado y con gran información", sostuvo.

"Hemos otorgado el Leoncio Rodríguez a dos contenidos bastante diferentes: un artículo sobre los cuadros que presiden el Parlamento de Canarias y que da cuenta de lo que sucedió el año pasado, y un homenaje y un análisis del nacimiento del nuevo Carnaval tinerfeño, que honra a Manuel Hermoso y Juan Viñas. Son dos trabajos muy bien escritos", aseveró Juan Manuel García Ramos, que apreció el "gran rigor histórico" y "estructura" de la obra que ha sido merecedora del Premio Antonio Rumeu de Armas.

Juan Cruz Ruiz celebró los dos textos distinguidos en la categoría periodística. "Se toman en serio la base del trabajo de periodista: la pregunta, saber por qué ocurrieron las cosas. Humberto y Octavio llevan mucho tiempo demostrando que son capaces de poner en marcha esa virtud principal del periodismo; porque nosotros no estamos hechos para opinar, ni para ser tertulianos de la realidad, sino para hacernos preguntas", defendió el periodista portuense. "Me parece que el de historia es un trabajo que arranca y termina en lo que suele ser una materia obsesiva e inteligente de la historiografía canaria: no aceptar ninguna verdad histórica por asumida, sino seguir investigando", expuso.

En esa última publicación centró Pedro Bonoso su valoración. El profesor mencionó la "claridad de la exposición", la "ubicación de la cuestión en sus coordenadas espacio-temporales" y el "alcance que tuvo el problema en aquel momento". "Destaco la riqueza de las argumentaciones, donde presenta evidencias históricas; diferencia entre hechos, opiniones y juicios de valor, y usa adecuadamente el lenguaje de la historia", agregó.