Cultura y Espectáculos

La evasión de Villa Cisneros, una historia real propia del cine

Tirando de la madeja, José Manuel Hernández desarrolla un trabajo de investigación que rescata uno de los acontecimientos más sonados de la acción de guerra en Canarias.
S. Lojendio
21/mar/18 6:07 AM
Edición impresa
Ocho años de trabajo ha invertido José Manuel Hernández en la investigación para escribir su libro./Á. H.

Como una Penélope empezó a tirar de la madeja y desde la Villa de La Orotava aquellos hilos lo fueron llevando por Fasnia, Santa Cruz de Tenerife, pasando por Gando, Fuerteventura, Villa Cisneros... Y de vuelta hasta el día de hoy.

Así de cíclica es la historia y bien lo sabe José Manuel Hernández Hernández (La Orotava, 1967), licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de La Laguna, quien se ha afanado durante ocho largos años en el estudio minucioso de un centenar de antifascistas canarios recluidos en Villa Cisneros, en el Sáhara Occidental, que se levantaron en armas en marzo de 1937.

Acaso se trata del episodio de guerra más relevante que tuvo lugar en Canarias durante la contienda civil, por la significación de las personas que se vieron implicadas, dirigentes políticos y sindicales, un grupo en el que figuraban, entre otros, el intelectual Pedro García Cabrera; Lucio Illada Quintero, presidente de la Mancomunidad de Cabildos; Félix Sosa, primer teniente de alcalde de La Orotava; Rafael Díaz Castro, alcalde de Fasnia, o el periodista José Rial Vázquez.

"Es un hecho importante y trascendente", reconoce el autor, quien también admite que "el episodio en sí, la evasión de 152 personas desde el más puro desierto, resulta ciertamente algo bastante cinematográfico", por todo lo que encierra de épico.

La mayoría de deportados fueron trasladados a Villa Cisneros y sometidos a trabajos forzados, construyendo carreteras, siempre bajo la vigilancia de las fuerzas nómadas del Sáhara. "A los soldados de reemplazo, campesinos, obreros y gentes afines a la República, como también eran canarios se les prohibió el contacto con los deportados".

Pero lo cierto es que las circunstancias quisieron que unos conflictos en la frontera con Mauritania obligaran al comandante del puesto a desplazarse con las tropas nómadas y los presos quedaron entonces a cargo de los soldados canarios. Ocho cabos, comandados por el portuense Luis Minguillón, cuya familia fue torturada y quien antes de incorporarse a filas prometió que a la primera oportunidad que tuviera se pasaría de bando, además de Lucio Illada, montaron un plan de fuga que se cobró dos vidas y que se hizo con el gobierno del vapor "Viera y Clavijo", con el que arribaron a Dakar y meses después a Barcelona

Este libro también relata los sucesos posteriores: desde la incorporación a la lucha antifascista en la Guerra Civil, hasta el posterior exilio o, en el peor de los casos, el encarcelamiento y la muerte, pues seis de ellos fueron fusilados. "Un conjunto de historias individuales que también darían juego en la gran pantalla", afirma Hernández.

La gesta de este grupo de hombres, movidos por potentes convicciones políticas, ha pasado a la historia como la principal acción de guerra relacionada con Canarias.

Este jueves, 22 de marzo, a partir de las 19:30 horas, la historia se presenta en el Ateneo Miraflores 3, en Santa Cruz de Tenerife.

Autor: José Manuel Hernández.

Título: "Villa Cisneros, 1937. La gran evasión de los antifascistas canarios.

Editorial: Le Canarien

José Manuel Hernández

licenciado en geografía e historia e investigador