Santa Cruz de Tenerife

La Colección Índice presenta en sociedad sus primeros libros

Paula Tena ("Las pequeñas cosas"), Mariano Re ("Nocturno") y Patricia H. Albín ("Hasta mi último aliento"), los autores elegidos.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
29/dic/17 6:13 AM
Edición impresa
La Colección Índice presenta en sociedad sus primeros libros

El Cabildo de Tenerife presentó ayer por la tarde los tres primeros libros de la Colección Índice, que han sido publicados por Ediciones La Palma, Baile del Sol y Ediciones Idea. Esta nueva iniciativa de la Corporación insular, incluida en el marco de la estrategia Tenerife 2030, arranca con las obras "Las pequeñas cosas", de Paola Tena; "Nocturno", de Mariano Re, y "Hasta mi último aliento", de Patricia H. Albín.

La Colección Índice pretende publicar los trabajos de autores noveles que son seleccionados por los editores en el transcurso del Festival Índice, donde el Cabildo fomenta un encuentro entre los editores y escritores. A raíz de ese encuentro, los representantes de las empresas editoriales, Elsa López (Ediciones La Palma), Ángeles Alonso (Baile del Sol) y Paco Pomares (Ediciones Idea), escogieron en la edición de este año a los autores que desean publicar.

El director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero, destacó en la presentación de la colección que "en el origen del Festival Índice pretendíamos facilitar el diálogo entre los que escriben y los que deciden lo que puede ser leído por el público". Paola Tena es la autora de "Las pequeñas cosas", un libro de cuentos donde habitan ciudades improbables, semillas de sirena, espías, hermanas siamesas, amantes que nunca se quisieron, sombras fugitivas y secretos de familia.

Mariano Re propone en "Nocturno" el regreso de Federico Fa a Buenos Aires después de diecisiete años para empezar de nuevo. Dejar atrás una vida de cambios constantes y abandono permanente. Aunque no está convencido de que esta sea la mejor opción, ha tomado la decisión de cambiar de vida una última vez.

Por su parte, Patricia H. Albín nos ofrece en "Hasta mi último aliento" una historia en la que solo sirve el aquí y el ahora. Además te sitúa atrapado en una habitación donde el peligro está al otro lado de la puerta, donde el hogar no existe, donde el refugio es solo un mito.