Santa Cruz de Tenerife
RAFA MELERO ROJO ESCRITOR / "FUL"

"En Tenerife hay barrios tan complejos como el de Ful"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
13/mar/17 5:56 AM
Edición impresa

"Cuando escribo no puedo dejar al margen mi profesión". A partir de esta confesión Rafa Melero Rojo planifica los cimientos de "Ful", su tercera novela y, a su vez, la historia que le dio la condición de finalista del Premio Ciudad de Santa Cruz que se falla el próximo 18 de marzo. Nacido en Barcelona, pero criado en Lleida, la ciudad en la que focaliza una trama protagonizada por cinco delincuentes, el autor de "La ira del Fénix" y "La penitencia del alfil", ingresó hace 22 años en los Mossos d'Esquadra, cuerpo en el que ha ocupado varios destinos adscritos a la unidad de policía judicial de los grupos de Homicidios, Salud Pública o Delitos contra el Patrimonio. "Por mucho que en mis historias trate de alejarme de los procedimientos policiales, siempre hay una parte que es imposible de obviar", asegura el creador del sargento Xavi Masip.

Rafael Melero Rojo, escritor, autor de la novela "Ful"./

¿A pesar de que en esta no aparece el suboficial Masip, el gen policial sí que sigue estando muy presente en "Ful"?

Esa conexión siempre está, aunque sea en una escala muy pequeña. No obstante, en "Ful" quise centrarme más que en un grupo de delincuentes, en unas personas que escogen mal en la vida, es decir, que no toman decisiones acertadas.

Uno de los principales riesgos a la hora de iniciar una investigación es trabajar en un escenario con pruebas contaminadas, ¿la creación literaria de Rafa Melero está "contaminada" por los procedimientos en los que ha tenido que actuar?

Trabajar con lo peor que tiene esta sociedad genera la "contaminación" de la que habla... Es evidente que yo suelo aparecer en el peor momento de muchas personas. Y no lo digo solo por el bando de las víctimas, sino en el que están los culpables. Esta historia nació con el propósito de dar un cambio radical respecto a las dos novelas anteriores.

Cierto, en esta ha dejado en la reserva al sargento Masip...

Todo el mundo esperaba su regreso, pero quería crecer como escritor hacia el otro lado... La tercera de Masip llegará en octubre. Ahora me apetecía contar algo desde el otro extremo; del lado en el que se posicionan los criminales.

¿Después de tantos años redactando y analizando informes tiene la sensación de que la ficción siempre supera a la realidad?

La realidad siempre es más cruda a los relatos que un autor/a dulcifica en un libro. Conocer, por ejemplo, la maldad a través de una novela puede ser impactarte, pero la maldad de carne y hueso es brutal.

¿En su caso, escribir es como una especie de válvula de escape?

Puede ser... Reconozco que gracias a mi profesión soy capaz de escribir un tipo de novelas que otros no pueden hacer.

Volviendo al sargento Masip... Ese es el personaje que un autor quiere que le acompañe durante mucho tiempo, ¿no?

Es un personaje al que le tengo un cariño muy especial. Lleva el nombre de mi hermano, que falleció en el año 91, y el apellido del primer sargento que tuve en los Mossos d'Esquadra, que desgraciadamente también está muerto... En él vuelco las sensaciones que experimento a la hora de llevar a cabo una investigación, pero Xavi es un personaje de ficción.

¿Qué ocurre en los Mossos d'Esquadra para que fluya tanta creatividad literaria?

No lo sé, pero ya somos unos cuantos. Víctor del Árbol, Marc Pastor, Xavier Álvarez... Lo que sí parece existir es una gran inquietud por escribir. Víctor está a otro nivel, pero cada uno de nosotros tenemos un enfoque muy diferente.

Lo que es innegable es la presencia del gen oscuro catalán.

Quise descentralizarla un poco para irme a donde yo vivo, que es Lleida, pero no conseguí evitar poner algunos escenarios en Barcelona... Supongo que todo esto, salvando las distancias, forma parte de la herencia de Vázquez Montalbán o Andreu Martín. Ful está ubicada en Lleida, pero su trama podría pasar en cualquier barrio de España. Estoy seguro de que en Tenerife hay barrios tan complejos como el de "Ful". Es muy probable que muchos lectores de la Isla se sientan identificados con esa realidad.

¿Alexis Ravelo, por ejemplo, ha criminalizado a la ciudad de Las Palmas?

Para mí Alexis Ravelo es una inspiración. Él, que escribe desde Canarias, ha logrado que sus personajes tengan mucho éxito lejos de las Islas.