Cultura y Espectáculos

El Clúster Audiovisual de Canarias. CLAC

Marga Borreguero Villanueva
26/dic/16 6:25 AM
Edición impresa

Clúster. Término inglés que se utiliza en nuestra lengua para definir la asociación o agrupación de personas, industrias, instituciones con el objetivo final de potenciar un mayor rendimiento y alcanzar más fácilmente objetivos comunes a sus miembros. Clúster es un término que aplicado a la informática nos permite entender mejor su razón de ser, traducido literalmente significaría ordenadores que trabajan en "racimo", conectados, lo que multiplicaría la capacidad individual y el rendimiento a través de su trabajo en red.

Luis Renart, gerente de Cluster Audiovisual de Canarias (CLAC).

El Clúster Audiovisual de Canarias es una iniciativa reciente y joven, pero con firmes ideas y objetivos. Su naturaleza responde a las necesidades de la industria audiovisual en las Islas, obligada a evolucionar rápidamente con el fin de responder profesionalmente al cada vez mayor número de rodajes nacionales e internacionales que reciben las Canarias y que aumenta cada año. Con un lema potente como el de Unidos para crecer, el mensaje que transmite responde a dos ideas fundamentales de toda asociación profesional: la unión y el avance. Si lo primero responde a intereses comunes, trabajo en red, apoyo mutuo y objetivos compartidos, lo segundo, el crecimiento, implica mejora, potencial, competitividad y beneficio mutuo. Toda una declaración de intenciones.

Hablamos con Luis Renart, gerente del Clúster Audiovisual de Canarias (CLAC) que responde a nuestras preguntas para presentar la institución. (Presentación profesional). Luis Renart es Licenciado en Derecho, Graduado en Producción Cinematográfica por el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña y Máster en Gestión de la Industria Cinematográfica por la Universidad Carlos III de Madrid. Ha trabajado varios años en producción de cine TV y, antes de fichar por el Clúster, desarrollaba su carrera profesional en la agencia de ventas internacionales de cine Latido Films.

El CLAC es una organización relativamente joven en el tiempo y que nace como resultado del potencial de Canarias como escenario de producción. ¿Nos puedes comentar las razones de su creación y su naturaleza como asociación? El CLAC nació a finales de 2009 como una apuesta colaborativa de las empresas audiovisuales de las islas para mejorar su competitividad. El Clúster es una asociación sin ánimo de lucro integrada por empresas y profesionales que cubren toda la cadena de valor del sector audiovisual regional, desde productoras de contenido de cine y TV a agencias de representación de actores, empresas de servicios de producción, técnicos de todas las ramas, despachos de abogados especializados en audiovisual, festivales de cine, etc. Además, incorporamos como socios colaboradores a las administraciones regionales y empresas públicas comprometidas con el desarrollo de nuestro sector: Gobierno de Canarias, Cabildos Insulares, Televisión Autonómica, etc.

Las Film Comission son un organismo lógico y necesario en todos aquellos destinos que buscan atraer producción audiovisual. En España operan en varias autonomías y ayuntamientos. Los clúster también están muy presentes en este escenario audiovisual. En qué media pueden y deben trabajar juntos?. ¿Son instituciones con funciones similares? Nuestra colaboración con las film commissions, oficinas públicas insulares que tienen como una de sus principales finalidades atraer proyectos audiovisuales a las islas, ha sido plena desde nuestra fundación. La Film Commission de Gran Canaria y la de Tenerife son socios colaboradores de nuestra asociación, y la de Fuerteventura está ultimando su incorporación. Esto nos permite diseñar estrategias de trabajo y proyectos conjuntos que redundan en un beneficio directo para nuestro sector y de nuestros asociados. Creemos que el adecuado desarrollo de nuestro audiovisual ha de aunar el esfuerzo público y privado, y el Clúster es la herramienta óptima para tal fin.

Para un profesional independiente ¿qué ventajas tiene la pertenencia a esta asociación?. ¿Se trata de un esfuerzo económico elevado?. ¿La cuota es proporcional a la magnitud económica de cada socio?

Los cerca de cincuenta empresas y profesionales que forman parte del Clúster encuentran en nuestra asociación un espacio privilegiado para la puesta en marcha de proyectos comunes, ya sea en el ámbito de la producción, comercialización, internacionalización, formación, etc., así como una extensa red de contactos. Además, se benefician de servicios especializados como asesoría jurídica, consultoría en materia de incentivos a la producción audiovisual, formación específica, apoyo técnico y económico a la internacionalización, información semanal sobre convocatorias y otras noticias de valor añadido, descuentos con proveedores, etc. Pero, fundamentalmente, contribuyen mediante su esfuerzo y colaboración a la mejora de las condiciones de nuestro sector. La recuperación de las ayudas a la producción audiovisual del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife, el refuerzo de la financiación anticipada de obra canaria por la Televisión Autonómica o el paraguas único de promoción exterior de nuestro sector en ferias y festivales internacionales, al que tienen acceso nuestras productoras y al que Clúster da apoyo, son excelentes ejemplos de la relevancia de la actividad de la asociación.

El CLAC recomienda la creación del Instituto Canario del Audiovisual. ¿Qué funciones tendría este organismo?. ¿Por qué se aconseja su puesta en práctica y con qué objetivos?

Si nos fijamos en la política audiovisual de aquellas Comunidades Autónomas cuyo sector regional ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años, comprobaremos que en todo caso contaban con un organismo que centralizaba y coordinaba la estrategia y la gestión pública del audiovisual, necesitado de un enfoque multidisciplinar que atienda a su múltiple naturaleza cultural, industrial, de promoción exterior, etc. Este año hemos desarrollado con diversos departamentos del Gobierno de Canarias y otras instituciones unas mesas de trabajo cuyas conclusiones se presentarán en enero y que esperamos se conviertan en la primera piedra de este futuro Instituto, que necesariamente ha de contar también con la participación del sector privado.

En su opinión, ¿hacia dónde debe caminar Canarias en su futuro como escenario de rodajes? Y ¿qué pasos va a dar el CLAC en este sentido?

Es bien sabido que Canarias se ha convertido en un destino de referencia para la producción audiovisual nacional e internacional en los últimos años, gracias a la competitividad de nuestros incentivos fiscales y al buen hacer de nuestras film commissions y de nuestras empresas. Es esta una realidad que genera riqueza para nuestras islas y diversifica nuestro tejido empresarial, y con cuyo crecimiento estamos plenamente comprometidos desde el Clúster Audiovisual de Canarias. Sin embargo, en la mayoría de estos proyectos las empresas canarias se limitan a prestar servicios de producción audiovisual de mayor o menor valor añadido para una empresa nacional o extranjera, siendo muy escasos los ejemplos en que se aprovecha nuestro marco fiscal para que la empresa regional se convierta en verdadera coproductora de la obra, adquiriendo parte de su titularidad y con ello compartiendo riesgo, resultado económico y proyección nacional e internacional. Si sumamos a esto las dificultades que encuentran las productores canarias para acceder a los incentivos fiscales para sus propias producciones, podemos claramente dibujar los retos inmediatos que instituciones públicas y sector privado debemos afrontar a fin de lograr que este histórico momento para los rodajes en las islas coincida también con un momento histórico para la producción audiovisual creada y desarrollada desde Canarias.