Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Un herido crítico y otro grave por una explosión en un edificio de Vecindario leer

La Movida Dorada

La música de los 80, tanto nacional como internacional, se dio cita en el recinto santacrucero
El Día
2/nov/14 0:34 AM
Edición impresa

D urante la década de los 80, la plaza de Toros de Santa Cruz de Tenerife fue escenario de numerosos conciertos que, sin duda, dejaron huella en la historia más reciente del Archipiélago, en lo que a eventos musicales se refiere. Celebridades reconocidas en todo el mundo, como el mismísimo Joe Cocker, Jimmy Cliff, Jerry Lee Lewis o Ziggy Marley -hijo mayor del legendario rey del reggae, Bob Marley-, ofrecieron sus actuaciones patrocinadas por Dorada en este emblemático lugar y ante unos fans venidos de cada uno de los rincones de las Islas. Por entonces, todos ellos encabezaban las listas de éxitos a nivel nacional e internacional.

Tampoco hay que olvidar aquellos directos con los que los reyes de la salsa hicieron vibrar el centro de la capital tinerfeña: Óscar D'León -en el año 1986- y Celia Cruz -en 1988- convirtieron la plaza de Toros en improvisadas pistas de baile abarrotadas hasta los topes. Sin duda, aquellos que tuvieron la suerte de moverse al ritmo de sus voces recordarán de por vida esos momentos.

Además, coincidiendo con aquellos años en los que arrasaba "la Movida española", también amenizaron la noche tinerfeña artistas nacionales de la talla de Tequila, Alaska y Dinarama, Loquillo y los Trogloditas, Radio Futura, Danza Invisible o Los Ronaldos.

Todos estos conciertos fueron posibles gracias al apoyo de marcas como Dorada que, en sus 75 años de historia siempre ha apostado por el desarrollo de la oferta cultural en las Islas. Aprovechando este aniversario, que celebró por todo lo alto la semana pasada con una gran Fiesta de la Cerveza en el parque de la Alameda, Compañía Cervecera de Canarias ha querido lanzar un nuevo canal digital, cerveceradecanarias.com, en el que pretende ir recogiendo, poco a poco, todos aquellos hitos en los que se ha visto envuelta la compañía a lo largo de todo este tiempo y en el que invita al público a participar aportando documentos gráficos y anécdotas que permitan recopilar, entre todos, los pedacitos de la historia de la compañía.

Al menos, las actuaciones de los años 80 quedarán grabadas en la memoria de todos los que tuvieron la suerte de vivirlas bien de cerca.