Santa Cruz de Tenerife

El madrileño Chapero-Jackson se apunta otro triunfo en La Orotava

EL DÍA, S/C de Tenerife
2/nov/09 7:23 AM
Edición impresa

Como ya hiciera en las citas de 2007 y 2008, el madrileño Eduardo Chapero-Jackson ha vuelto a ganar el Festival de Cortos Villa de La Orotava. En esta cuarta edición lo consiguió con el filme "The End", que cierra una trilogía compuesta también por "Contracuerpo" y "Alumbramiento" bajo el título genérico de "A contraluz".

El corto ganador, rodado en inglés y que cuenta con la participación de Miguel Ángel Silvestre ("Sin tetas no hay paraíso"), es una profunda reflexión sobre el mal uso que hace la sociedad del agua y las trágicas consecuencias en que puede derivar, una vuelta al salvaje oeste como una cruda y despiadada realidad.

Con esta trilogía, Chapero-Jackson se confirma, probablemente, como el mejor director de cortos del país, género que no piensa abandonar y sí potenciar en el futuro pese a estar ultimando su primer largometraje, "Verbo".

El segundo premio del festival recayó en "On the Line", de Jon Garaño, una radiografía (con aroma a documental) de la inmigración ilegal mexicana en Estados Unidos y su acogida por un sector de la clase media norteamericana, un choque de convicciones entre el deseo de mejorar y la defensa del estatus conseguido, aunque para ello haya que recurrir a la violencia más irracional.

El tercer premio fue a parar a manos de "Reacción", de David Victori, un relato desgarrador sobre la violencia de género en el que su protagonista, Santi Millán, pasa por distintos estados de ánimo al contemplar la brutal agresión que sufre una mujer a manos de su pareja. Cuando interviene, ya es tarde, pero el resultado final no deja a nadie indiferente.

El Premio Jameson, que cada año entrega el público, recayó en "Di me que yo", del grancanario Mateo Gil, una divertida comedia de amor en la que Fele Martínez redescubre la atracción por una mujer justo el día en que su novia lo ha dejado. Asimismo, el joven del IES La Guancha Gustavo Adolfo Velázquez obtuvo el premio que cada año entrega la organización al mejor vídeo promocional del certamen.

El director del festival, Enrique Rodríguez, se mostró "muy satisfecho" de la edición de este año, que confirma la "consolidación" de una arriesgada apuesta que empezó en 2006 y que el próximo año cerrará su primer lustro de vida. En esa línea, destacó la "alta calidad" de las cintas (con récord de participación) y la "excepcional" respuesta del público con dos llenos consecutivos "que nos obliga a seguir trabajando para responder a las expectativas creadas".