Criterios
ANTONIO MARQUÉS ARPA*

Regulación de los medicamentos homeopáticos

6/nov/18 6:29 AM
Edición impresa

La reciente resolución de la Agencia Española del Medicamento sobre medicamentos homeopáticos es una excelente noticia, un primer paso para una regulación completa y para obtener una homologación con los países europeos. España sólo tenía hasta ahora una regulación provisional desde 1994, a través de la cual se han podido adquirir los medicamentos en las farmacias hasta el día de hoy. Era necesario ahora este nuevo paso para cumplir con la normativa europea actual y con una solicitud de la Comisión Europea, que pidió recientemente al Gobierno español una urgencia para el inicio de esta regulación.

¿En qué consiste el paso que ahora se ha obtenido? En que la Agencia Española del Medicamento ha puesto unos plazos y ha aceptado un listado de 2008 cepas, que fue presentado por los laboratorios del sector recientemente, a partir de las cuales se podrán obtener los diferentes medicamentos homeopáticos. Estas cepas van a ser evaluadas próximamente con la finalidad de su aprobación definitiva.

Queremos aclarar, dado que ha existido cierto grado de confusión, que a partir de cada una de estas cepas se pueden obtener varios medicamentos diferentes, con lo cual vamos a contar con medicamentos suficientes para tratar los cuadros médicos que atiende la Homeopatía y se seguirán vendiendo solo en farmacias, según siempre se ha hecho.

En este proceso abierto se van a evaluar primero estas 2008 cepas, que ya se encontraban reguladas provisionalmente desde 1994, a la vez que se retiran aquellas que ya no contaban con un uso habitual por parte de la población. En el futuro podrían incorporase otras nuevas cepas.

Entre los aspectos positivos de proceder a esta regulación completa está el que se pasa a considerar de forma inequívoca al medicamento homeopático como medicamento y por tanto de venta obligatoria en farmacias. Esto sale al paso a ciertas polémicas que han existido recientemente y que pretendían que el medicamento homeopático se le denominase como producto y a partir de aquí que saliese de las farmacias y se rompiese con una tradición ya implantada en España y que también lo está en todos los países de Europa.

Por otra parte, y gracias a lo anterior, se va a obtener una garantía de calidad, seguridad y eficacia, y también de control, por parte de Sanidad. Un control que va a abarcar a la dispensación, fabricación y prescripción. Como medicamento será prescrito por médicos y esto le va dar a la homeopatía un reconocimiento como terapéutica médica. Se abre además un camino de mayor seguridad jurídica y esto constituye una buena noticia para el sector.

Pero insistimos, se trata del inicio de un proceso de regulación definitiva y contemplamos con optimismo su desarrollo completo para mayor beneficio de los pacientes y de acceso a los medicamentos homeopáticos libremente y en condiciones similares a las que pueden hacerlo los ciudadanos de los países más avanzados de Europa.

*Presidente de la Federación Española de Médicos Homeópatas

ANTONIO MARQUÉS ARPA*