Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía detiene en Zaragoza al 'Rey del Cachopo' leer
PEDRO GONZÁLEZ DE MOLINA SOLER *

Cuestión de prioridades

10/sep/18 6:10 AM
Edición impresa

Hemos iniciado el curso escolar en Canarias y siempre es bueno observar y analizar cuáles son las prioridades de la consejera Soledad Monzón y del Gobierno de Coalición Canaria. Tras un desastroso final de curso, con el caos de las oposiciones, que generó una buena dosis de suspensos y deja en la nada a cientos de aprobados sin plaza, la Consejería aborda el curso 2018-2019 con renovados bríos.

La Consejería ha decidido realizar una fuerte apuesta por la liga de videojuegos, que poco tiene que ver con el uso pedagógico de los mismos (o "gamificación"), sino que va dirigido, más bien, a beneficiar a un pequeño grupo de empresas afines o de grandes empresas (MoviStar, Electronic Arts, CD Tenerife y UD Las Palmas). ¿Acaso ellas no generan empleo y nos dan generosas donaciones en campaña? Es de bien nacido ser agradecido. ¿No es mejor que nuestro alumnado aprenda rápido qué es la competitividad y la competición para prepararlo para el mundo laboral hobbesiano en el que vivimos? A fin de cuentas, les estamos haciendo un favor (y algunos pingües beneficios para estas empresas). Nos ponemos a la cabeza de la innovación tecnológica, ya que nuestros alumnos y alumnas podrán jugar al Fortnite, al FIFA y al Clash of Titans, que como todo el mundo sabe permite aprender "muchas cosas" y estimula "la creatividad". Los 211.520 euros que va a invertir la Consejería podrían ser utilizados para renovar ordenadores de aula o los proyectores que funcionan mal, que son necesarios para la práctica docente. ¡Pero no lucen tanto como esta liga! Ya sabe, cuestión de prioridades.

Aunque Canarias se encuentra muy por detrás de la media del Estado en escolarización de 0-3 años y en oferta de la misma (16% sobre 34%), y la mayor parte está en manos privadas (70,6% de la oferta), nuestra Consejería no lo considera una prioridad. En la educación de 0-3 años lo que manda es "el poderoso caballero Don Dinero". A pesar de que se sabe desde hace años que reduce de manera importante la desigualdad entre el alumnado y que garantiza más oportunidades a los más desfavorecidos. Pero bueno, como sus padres y madres son más bien los abstencionistas en las elecciones, que más da.

Para Coalición Canaria una cierta dosis de clasismo siempre es buena. Si no crean una amplia dotación pública de educación de 0-3 años se permite no solo que se mantenga sino que pueda crecer la iniciativa privada. Obviamente esto queda para quien se la pueda pagar. ¡Pues mejor! Que no se diga que CC no es business friendly. ¡A fin de cuentas, la justicia social es una idea de izquierdistas trasnochados! De nuevo, cuestión de prioridades.

La Comunidad Autónoma incumple la Ley Canaria de Educación y no podrá cumplir los compromisos de financiación marcados por la misma Ley aprobada por el Parlamento. Sin embargo, la financiación de los colegios e institutos de la Concertada han recuperado, y mejorado, las partidas de financiación del año 2009, mientras la Pública sigue muy atrás. Pero no pasa nada. La Escuela Privada gana en Canarias casi 9.572 alumnos y alumnas durante la crisis y la Concertada recupera la inversión a pesar de perder unos 2.968 alumnos. ¿Qué es una política clasista? ¿Qué nuestra Comunidad es la segunda que más segrega por clase social? ¿Qué subfinanciar la Educación Pública va en detrimento de la igualdad de oportunidades? Para CC no es un problema. Lo importante es "retirar la escalera" a los que vienen de las clases más desfavorecidas y a una parte de la clase media. Eso sí, que mejor que le vaya bien a la Escuela Concertada y Privada en nuestra Comunidad. Cuestión de prioridades, claro.

Podríamos seguir ahondando en cuáles son las prioridades de nuestra Consejería de Educación, dirigida por Soledad Monzón (CC), pero se resume en el apoyo a la Educación privada y concertada en detrimento de la Pública: Abrir ligas de videojuegos a costa de los recursos públicos, subfinanciar la Educación Pública, mantener las desigualdades, tener una plantilla por debajo de las necesidades del sistema, etcétera. Pretenden que el sistema de clases sociales se mantenga inalterado y de paso fomentar negocietes a las empresas amigas

Si usted, lector o lectora, cree que estas prioridades no son las correctas, tiene un poderoso instrumento que podrá ejercer el 26 de mayo; el voto. Piense que su voto puede cambiar estas prioridades por otras que coloquen en el centro de la acción política de la Consejería la reducción de desigualdades, el desarrollo del pensamiento crítico entre nuestro alumnado, la cultura, la mejora de la expresión oral y escrita, la reducción de la tasa de abandono escolar temprano, el desarrollo de la creatividad. Iniciativas que pongan en funcionamiento el ascensor social. Siempre es cuestión de prioridades.

* Responsable de Educación y Formación de Podemos Canarias

PEDRO GONZÁLEZ DE MOLINA SOLER *