Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tres nuevas líneas de guaguas mejoran la conectividad de los aeropuertos de Tenerife leer
EFRAÍN MEDINA HERNÁNDEZ*

"Viva la Virgen de Candelaria"

12/ago/18 6:38 AM
Edición impresa

Uno de los privilegios más grandes que he tenido en mi vida es vivir en Candelaria. Y ahora paso a explicárselo.

Imagínense que un católico creyente viviese en el Vaticano, pues para nosotros, los candelarieros, de nacimiento o de adopción, nos debe pasar más o menos lo mismo, porque vivimos en la cuna de la devoción mariana a nivel mundial y, sobre todo, del nuevo mundo.

Ahora estamos inmersos en las fiestas de la Patrona de Canarias. También es el mes de febrero cuando se conmemora y se venera la imagen en todo el mundo, y existe un hecho tangible que hay una gran inspiración en la Morenita de Candelaria por todos los rincones del planeta.

Candelaria, en Tenerife, es la casa matriz de una devoción que se extendió en toda América, ya que la imagen de la Candelaria fue llevada por los primeros españoles que se aventuraron al nuevo mundo. La Virgen apareció aquí y, según la tradición, fue en el año 1392. Cierto es que ya anteriormente se veneraba en otros lugares católicos, pero es en Candelaria (Tenerife) donde está la iglesia matriz, la fuente de donde nacen todos los afluentes que riegan de religiosidad toda América y en otros lugares del mundo.

En Argentina, la Virgen de Candelaria está presente en Misiones y se celebra con grandes fastos. Bolivia es el primer país hispano que registra las primeras devociones a la Candelaria en tiempos de la colonia, se venera en La Paz, en la ciudad de Oruro, y fue nombrada "reina de la Nación de Bolivia". Evo Morales así se refiere a ella cuando la nombra.

En Chile, se venera en Valdivia, sobre todo en los sectores mineros del país. Hay grandes cofradías por este largo país con gran devoción. Los mineros chilenos son auténticos devotos a la Virgen de Candelaria.

En Colombia, la imagen de la Candela está presente en Medellín, que anteriormente se llamó Villa de Nuestra Señora de la Candelaria; es la patrona de Maguangue; es la gran patrona de la ciudad de Cartagena de Indias; venerada en la ciudad de Caldas, en Candelaria del Valle del Cauca, en el estado de Sucre, en Suaita (provincia de Santander de Colombia) en Magdalena, en el municipio de Chita (Boyaca) y en decenas de lugares en todo lo ancho y largo de Colombia.

En Costa Rica, se venera en la ciudad de la Esparza, y en Cuba, en la santería es sincretizada con el nombre de "oyá". La Virgen de Candelaria se venera en Camagüey, en San Fernando de Camarones, en La Habana y en todo lo ancho y largo de esta isla que los canarios supieron llevarla en su corazón y a sus hogares. La imagen de la Virgen de Candelaria que estaba en la "Quinta Canaria" está colocada ahora en una iglesia de Centro Habana y mis amigas Argelia Fragoso y Vivían Yánez viven muy cerca y muchas tardes van a visitarla al igual que muchísimos habaneros.

En Cabaiguan, nuestra Patrona está en casi todas las casas de los canarios y los descendientes. Jamás se pudo prohibir o disminuir este culto que forma parte de la emigración de manera inequívoca.

Ecuador ofrece culto a la Candelaria en Quito. En El Salvador apareció en una playa y hoy es patrona de Jucuarán y Sonsonate. En Estados Unidos se encuentra en la ciudad de San Antonio de Texas, en el Miami cubano y en Los Ángeles.

Guatemala es otro de los países donde la devoción a la Candelaria es contundente. Patrona de las ciudades de Chiantla, Colotenango, Jacaltenango y Cunen. También es patrona de Sabanagrande en Honduras.

Si nos vamos al México guadalupano, la Virgen de Candelaria tiene su gran espacio de devoción. Voy a enumerar las ciudades y estados donde es patrona la Candelaria: Valladolid (Yucatán), Salvatierra (Guanajuato), Cintalapas y Ocosingo ( Chiapas), Taclotalpan (Veracruz), Quitupan, Tamazula de Gordiano y el Arenal (Jalisco), Taplala, Irapuato y Pueblo Nuevo ( Estado de México) y en Tecoman (Colima). México es muy devoto a la Candelaria, e incluso muchos inmigrantes cuando van a cruzar la frontera con Estados Unidos se encomiendan a Ella.

En Nicaragua se venera en el Municipio de Diriomo (Granada). Hoy muchos nicaragüenses se acogen a ella para que cese la espiral de violencia de los últimos tiempos. En Panamá, es la patrona de la provincia de Los Santos y de la ciudad de Bugaba donde realizan unas vistosas ferias en honor a la Candelaria.

En Perú se le rinde devoción en la ciudad de Puno, donde se hacen unas festividades que duran más de un mes. Puerto Rico le rinde honores en la encantadora ciudad de Mayagüez, y también en las Lajas y Manatí de La Isla del Encanto.

Quizá donde la advocación a la Virgen de Candelaria sea más antigua en América es en San Carlos (un popular barrio de Santo Domingo donde vivieron muchos canarios) de República Dominicana, y también es patrona de las ciudades de Sabana Grande de Boyá y la provincia de Monte Plata.

En Uruguay, que es el país más agnóstico de América, se rinde culto en Punta del Este y en la Sociedad Islas Canarias de Montevideo con una hermosa pintura al fondo de un patio.

En Filipinas y en el África católica, también se venera y se celebra el día 2 de febrero a la Virgen morena.

Y para el final he dejado a Venezuela. Aún recuerdo cuando el padre Jesús Mendoza, entonces prior de la Basílica, nos acompañó en dos oportunidades, y los centros canarios se llenaban de cientos y cientos de personas para oír las homilías de don Jesús. Al padre Mendoza lo recuerdan muchísimo en Venezuela y cada vez que vienen los canarios a su tierra, es una visita más que obligada la realizada con amor a la Virgen de Candelaria y a pedir por su alma. Aparte de venerarla en todos y cada uno de los centros canarios, también le rinden culto en Turmero, Valle La Pascua, Cantaura, San Diego, en el estado Guarico, Patrona de la Diócesis de Barcelona (estado Anzoátegui), Bailadores, en Barinas y en tantos y tantos sitios de la octava isla. Pero lo más importante es que uno de los más emblemáticos barrios de Caracas se llama "el barrio de la Candelaria", en pleno centro de la ciudad y con una preciosa iglesia donde se le rinde culto, pero que tienen que cerrar muy temprano por la gran inseguridad. Recuerdo en Venezuela a Jesús Mendoza, que se le terminaron todas las estampas, rosarios y medallas de nuestra Morenita y en el segundo viaje fue más previsor, ya que para los canarios era como un auténtico tesoro tener ese recuerdo bendecido por el siempre recordado padre Jesús.

Yo creo que si los musulmanes tienen que ir de peregrinación a La Meca una vez en la vida, los católicos deberíamos tener presente que, al menos una vez en nuestra vida deberíamos venir de cualquier parte del mundo a visitar a nuestra madre, que se encuentra en el sureste de una isla llamada Tenerife y de un pueblo abierto denominado Candelaria.

Lo podemos llamar " turismo religioso", podríamos decir que es "turismo mariano", pero debemos seguir insistiendo en hacer realidad uno de los sueños del padre Mendoza, que siempre fue poder tener un museo mariano en Candelaria con piezas traídas de aquellos lugares en el mundo donde se conmemorase a la Candelaria. Acción que otras personas como Rodolfo Afonso, Antonio Hernández, José Gumersindo García o Alfredo Arencibia señalaron alguna vez. Seguro que si todas las administraciones ponemos de nuestra parte, podemos hacerlo. ¡Estoy seguro!

Y como siempre, en un emocionado grito hacía Jesús Mendoza, al que le acompañaban miles de gargantas de peregrinos: ¡Viva la Virgen de Candelaria!

*Vicepresidente y consejero de Desarrollo Económico del Cabildo de Tenerife

EFRAÍN MEDINA HERNÁNDEZ*