Criterios
PEDRO ALFONSO*

Los incentivos fiscales a la innovación en Canarias

8/jul/18 6:49 AM
Edición impresa

La innovación tecnológica en general, o la digitalización de la economía en particular, son los grandes retos para sostener la competitividad de las economías desarrolladas, ya que debemos desistir de competir con salarios y costes sociales desproporcionadamente bajos con los países en desarrollo e incluso los subdesarrollados, pues, aunque no debemos dejar de observar su evolución, la prosperidad y el futuro del Estado del Bienestar pasan por la eficiencia y valor añadido de nuestros propios recursos económicos y fiscales.

Pero la innovación tecnológica global no existiría si no mejoramos cada uno de los sectores públicos y privados que conforman el tejido económico social de Canarias, de manera coordinada y eficiente, pues las necesidades de la agricultura, la industria, el medioambiente o la energía no son las mismas que las de la justicia, educación o sanidad, pero todas son necesarias para sostener la prosperidad.

Tenemos que replantear la eficiencia de todos los procesos que venimos repitiendo año tras año y cuestionarnos cómo hacerlos mejor, más rápido y de manera eficiente, manteniendo el control del buen fin de los mismos.

El progreso y la innovación deben ser las vías del tren que, aunque nunca converjan en sí mismos, nos lleven juntas al destino que tenemos que afrontar para construir una sociedad de la que sentirnos orgullosos.

Hace escasamente 20 años, hablar de humanoides, realidad virtual, inteligencia artificial, criptomonedas, el internet de las cosas, smartphones, biobyte o redes sociales era impensable.

Hoy, nadie discute de que serán parte del futuro a corto y medio plazo y serán ampliamente superadas en el largo plazo. Por ello, tenemos que captar inversión exterior y propiciar la interna de manera permanente, y, por supuesto, más allá de considerarlo una moda pasajera.

Para ello, los incentivos fiscales, de la que somos la mejor opción europea, la simplificación administrativa y legal, y la promoción, son las herramientas que apuntalarán la garantía de unas islas competitivas que garanticen mejores salarios y mayores posibilidades de estabilidad y progreso de las familias canarias.

*Vicepresidente del Consorcio de la Zona Especial Canaria

PEDRO ALFONSO*