Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unas cuarenta personas son evacuadas al entrar olas en dos edificios en Garachico leer
ALGO ASÍ AGUAYO

Carnaval desde el sillón

19/feb/18 6:28 AM
Edición impresa

Claro que no es lo mismo, pues uno está ya mayor para andar por las calles, así que me contenté con lo que ofrecieron las cadenas de televisión, cómodo y bien abrigado por el frío, y seleccioné los concursos y acontecimientos que más me gustan, la Gala de Elección de la Reina Adulta, las Rondallas y Ritmo y Armonía, dejando de lado el resto de concurrencias que no me interesan mucho.

En mi juventud no fui un intenso carnavalero, pero sí conocí de primera mano lo que llamaron Fiestas de Invierno, donde en principio la calle estaba concurrida pero solo hasta una hora, pues sobre las diez de la noche la gente acudía a los bailes en los clubs sociales. En aquella época, inicio de los sesenta y cumplidos más de veinte años, ya tenía novia, así que acudíamos disfrazados y lo pasábamos en grande. El enamoramiento fue una etapa muy bonita, conocerse, compartir, descubrir sentimientos? son esas vivencias las que marcan la futura trayectoria de tu vida en pareja. Como pasa en la fase de adolescencia y madurez, los hombres nos creíamos más machos si íbamos de carnavales con los amigos, y casualmente me la encontré por la calle de paseo con su madre. Me pareció que había hecho una soberana estupidez, así que un poco más tarde la llamé a casa y nos fuimos al Círculo de Amistad. Desde ese instante estamos juntos y nos convertimos en una gran pareja carnavalera, así que no me arrepiento de las divertidas noches, disfrazados, en la calle, en el Círculo, el Casino o el Mencey.

Este año empecé intentando ver algo del Concurso de Murgas. Comprendo la locura y la pasión de la gente, pero me parecen orfeones disfrazados que no hacen gracia. Sus críticas a todo lo que acontece son bastante acertadas, pero han perdido la base humorística que las caracterizaba.

La Gala fue un gran acontecimiento; concisa, rápida y espectacular, ha mejorado mucho los últimos años, así que felicito a los organizadores. Excelente la tres hermosas presentadoras y muy simpáticos los de Abubukaka. El jurado lo tuvo crudo, pues las chicas eras preciosas y las fantasías impresionantes, no creo que exista nada igual en el resto del mundo, y aunque algunas parecen exageradamente pomposas y más propias de un país rico, hasta el pobre tiene derecho a resaltar. Magníficas la elegida ganadora y la Primera Dama, pero por el aprecio que le tengo, me quedo con mi adorada Ana Deisy, que quedó Segunda Dama de Honor. La actuación de Olga Tañón levantó al público de sus asientos. Con la incorporación de las comparsas se formó un "zaperoco" de muy señor mío, se me iban los pies. Por la tele entendí que se apellidaba Cañón, y francamente, la señora lo estaba.

Las comparsas están cada día mejor y Los Joroperos lo ganaron todo. Me quedo sin palabras, podrían representarnos en cualquier sitio, son unos embajadores de gran calidad, a su ritmo y armonía y con la sonrisa de esos "bellezones" que bailan, no tienen parangón. Un gran éxito el concurso en la Avenida de Anaga, junto con la Gala Adulta, lo mejor de la fiesta.

Termino con Las Rondallas, en esta ocasión fueron ocho y cumplieron con lo esperado. Ganó otra vez El Cabo, que sorprendió con su Trovador (Verdi), insuperable. Excelente también el solista, Javier Hernández, osado y valiente a la vez, que soltó el aria seguido de la Pira como quien no quiere la cosa. Muchos grandes y acreditados tenores le tienen pánico a esta partitura, pues El Trovador es una de las obras más importantes del genial maestro de Busetto, y no precisamente la más representada, ya que es de enorme dificultad.

Las fantasías eran todas bonitas, pero me gustó ver cómo se va incorporando gente joven, incluso algunos adolescentes. Me agradaron Los Aceviños, que cubrieron una buena página con su coro mixto. Es importante la inscripción de nuevos componentes para el futuro del concurso, tanto para coro como para pulso y púa. Me faltó un mejor reconocimiento a los cien años de historia que cumplía el Orfeón La Paz de La Laguna, a quien felicito por haber llegado a esa cifra tan significativa.

Fiesta y diversión, así es nuestro Carnaval de Tenerife.

aguayotenerife@gmail.com

ALGO ASÍ AGUAYO