Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Rufián, expulsado del pleno del Congreso tras un rifirrafe con Josep Borrell leer
AGUAYO

La televisión

2/oct/17 6:04 AM
Edición impresa

Como entretenimiento se ha convertido en indispensable en el hogar, aunque por inmediatez y calidez en la manera de dar noticias me gusta más la radio. Pero lo que realmente prefiero es la prensa escrita, con su olor a tinta y el tacto del papel. No podría corregir mis comentarios si antes no han sido impresos. Soy asiduo a esta casa desde hace muchísimos años, a lo largo de mi vida he ojeado otros periódicos locales y nacionales, pero actualmente solo compro EL DÍA, que lo conocía desde niño porque ya lo compraba mi padre. Era también consumidor de Blanco y Negro, que encuaderné cuando dejó de publicarse, pero con las diferentes mudanzas de vivienda no sé dónde acabaron.

Volviendo al entretenimiento de la televisión, aunque la mayoría de las veces los canales ofrecen cosas interesantes, hay días que por más que paso de canal, no hay manera de encontrar algo que te guste. No me interesan las novelas ni las series españolas, no me parecen creíbles y muchos de los actores son malos a rabiar, se salvan los experimentados Sacristán, Conchita Velasco o algún otro antiguo, los actuales hablan muy rápido, no saben expresarse, y no se les entiende. Por eso el cine español actual es malo de solemnidad, y prefiero a los actores consumados de Cine de Barrio, que lamentablemente ya no están con nosotros. Qué divertido era Paco Martínez Soria, sus películas dejaban un buen sabor de boca y casi siempre un mensaje. Puede que al consumidor actual le guste este cine, pero dudo que los mayores lo aguanten, y eso de para todos los públicos ha quedado bastante mermado. Disfruto sobre todo con dos programas de la 1 de Televisión Española, España Directo y Aquí la Tierra, porque ponen reportajes entretenidos que ofrecen una España profunda, sus pueblos, ciudades, aldeas? Todas tienen su encanto y una gastronomía tradicional extraordinaria que abre el apetito. Además tenemos los mejores productos de la tierra y el mar, y las mejores ventas, esas magníficas lonjas de pescado y las subastas. En nuestras islas no hay nada igual; están las cofradías de pescadores que subastan sus capturas, pero en general no tengo ni idea de cómo llegan a los mercados y a la restauración los productos frescos. Me gustan también algunos documentales de la 2, algunos muy buenos, y la actualidad la sigo principalmente en Antena 3, aunque últimamente no dan sino malas noticias, y algo bueno debe de suceder en este país. De los sucesos internacionales mejor ni nombrarlos, solo está el malo de la película, el presidente americano, y si hablan de deportes solo existen el Barcelona y el Madrid, los demás no cuentan.

Cansados de la interrupción publicitaria, que llega a ser insoportable, cada vez que quieres ver alguna película, ahora sintonizamos otros canales donde ponen series interesantes. Nos gustan Ley y Orden, El Mentalista, Familia de Policías, y una francesa que hemos descubierto hace poco, Candice Renoir, cuya protagonista es una guapa actriz que interpreta a una inspectora con una vida privada compleja y cuatro chiquillos que no le impiden perseguir delincuentes, situación complicada en la vida real con la conciliación laboral.

Las cadenas que no ponemos nunca son las que considero enemigas de España, Cuatro, Tele5 y La Sexta. Ni me molesto en saber lo que programan, pues me ha bastado con haber visto un minuto de sus telediarios, inaguantables. A veces ponen alguna película o serie interesante, pero casi siempre coinciden con algo que me gusta más en la competencia. ¿Por qué las considero enemigas del país? Simplemente no aguanto el griterío de los justicieros en sus debates, que estén a favor de la separación de Cataluña, que no defiendan los derechos ni la Constitución Española, la frivolidad, la mentira, la falacia? Algunas veces visiono un rato algún programa por aquello de poder comparar, pero acabo asqueado de la desfachatez de algunos entrevistados, especialmente de Podemos o IU, que defienden a capa y espada a Maduro o apoyan la independencia de Cataluña. La cosa está fea.

Por suerte hay variedad de canales temáticos. Es un simple entretenimiento que permite que el día a día no sea aburrido y desesperante. Afortunadamente es un entretenimiento, y si no gusta lo que ponen, siempre puedes apagarla.

aguayotenerife@gmail.com

AGUAYO