Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer
COMENTARIO DE EL DÍA

¿Los mismos collares?

15/sep/14 1:31 AM
Edición impresa

Dentro de tres días, el jueves de esta semana, Escocia celebrará un referéndum para dilucidar si continúa vinculada a lo que hoy es, formalmente enunciado, el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, o si continuará su andadura como país independiente. No vamos a entrar en el fondo de este asunto, ni mucho menos en sus comparaciones con la consulta que Mas y su socio Junqueras están dispuestos a materializar, se pongan como se pongan en Madrid o en donde sea. No lo haremos pese a que Alex Salmond, líder de los independentistas escoceses, ha dicho que lo de Cataluña no tiene nada que ver con lo que pasa en Escocia.

Lo que deseamos subrayar en este comentario de hoy acerca del proceso secesionista escocés es su vinculación con el petróleo del Mar del Norte. Al contrario de lo que les ocurre a muchos canarios, posiblemente mal o torticeramente informados, los escoceses se han beneficiado muchísimo de los más de 40.000 millones de barriles de crudo que se han extraído del lecho marino desde 1975 sin que se haya producido ninguna de las catástrofes ambientales vaticinadas en Canarias.

Para que nadie se equivoque, un día más dejamos claro cuál ha sido nuestra postura sobre los sondeos desde el primer momento. Petróleo sin ningún beneficio para Canarias, por supuesto que no. Ya nos han expoliado bastante durante seis siglos. Pero una oposición ciega, tozuda y sin sentido a las prospecciones tampoco. De poco sirve que no las haga una empresa española para evitar riesgos si ya lo están haciendo otras para Marruecos.

Viene esto a cuento de las manifestaciones realizadas ayer en EL DÍA por Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria en Madrid y una de las personas vinculadas al nuevo candidato de esta formación política de cara a las elecciones de 2015, en el sentido de que el único pacto lógico en estos momentos es con el PSOE precisamente debido al petróleo.

"A lo que veo, son los mismos perros con distintos collares", dijo Fernando VII tras pasar revista a la nueva milicia afecta a su régimen absolutista que sustituyó a otra popular, vinculada a la causa revolucionaria y disuelta tras su vuelta al poder. Esta frase es hoy en día de uso corriente para expresar el desencanto que producen los cambios solo en apariencia, pues perduran los vicios del pasado. Tras las declaraciones de Ana Oramas nos preguntamos, parafraseando al mencionado rey, si no estaremos ante distintos canes pero con los mismos collares.

Con todo el afecto que le volvemos a tener a la señora Oramas nos permitimos sugerirle que no se precipite a la hora de condicionar esto o lo otro, ya se trate de pactos o de actuaciones políticas. Al actual Gobierno de Canarias le quedan por delante unos meses cruciales, como señalábamos en nuestro editorial de ayer. Luego, ya veremos. De nada sirve cambiar a las personas si se mantienen los procedimientos. Más que enrocarse en una resistencia numantina, lo que conviene hacer en el asunto del petróleo es sentarse a pactar, considerando que las prospecciones es muy posible que se hagan con la oposición de Canarias o con su anuencia. Todos los procesos legales iniciados por el Gobierno autonómico y otras instituciones, entre ellas los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, han acabado en un callejón sin salida. No parece que sea la opción más inteligente persistir en machacar el hierro frío.

Dice también Ana Oramas que España, Canarias y la sociedad en general han cambiado porque los ciudadanos han cambiado. Estamos de acuerdo. También señalábamos ayer que nuevos tiempos requieren nuevas caras, aunque no solo eso porque de nada sirve la renovación de las personas si no se modifica igualmente la forma de hacer las cosas. Estamos ilusionados con el nuevo liderazgo de Fernando Clavijo, lo reiteramos pese a la postura neutral que hemos mantenido durante todo el proceso, pero pronto veríamos nuestro gozo en un pozo si comprobamos que únicamente ha sido un quítate tú para ponerme yo. Para empezar, no estamos seguros de que el PSOE sea mejor opción para Canarias que el PP. ¿Dónde están los 25.000 millones de euros que le prometió Zapatero a Paulino Rivero? ¿Qué conseguimos a cambio del apoyo incondicional que le prestó la señora Oramas al anterior Gobierno socialista en el Congreso de los Diputados?

La conveniencia para Canarias y los canarios de los socialistas o de los populares se verá en su momento. No adelantemos acontecimientos porque todavía es muy pronto para las filias y las fobias preconcebidas.

COMENTARIO DE EL DÍA