Santa Cruz de Tenerife
TROMPULGA Y CHICHAPIÉ JOSÉ A. INFANTE BURGOS

El turista gay y el vecino traidor

7/jul/10 7:48 AM
Edición impresa

NO CABE la menor duda de que esta sociedad está en el camino de superar la discriminación que, sobre todo por razones físicas, ejercía el hombre. En concreto es consecuencia de la mentalidad en evolución que finiquita al "machito retrógrado" tal y como se lo conocía anteriormente. Como el chiste de aquel país en el que alguien decía que todos eran machos y más machos que nadie y otro le contestaba que en su país eran mitad machos y mitad hembras y lo pasaban estupendamente. Pero tampoco es así exactamente, actualmente somos una parte hetero, otra gay, otra bisexual, otra lesbiana, otra transexual y así sucesivamente. Mientras se respeten escrupulosamente las pautas del consentimiento, las leyes que nos hemos dado y la dignidad de las personas implicadas, cada cual que atienda a su prenda.

Somos distintos en largura o anchura intelectual e iguales en referencias privadas; las diferencias se producen entre individuos; el sexo y por encima de él lo que llamamos orientación sexual pertenece a cada cual, a su ámbito privado y a la parte más íntima de un ser humano. Como si eres carpetovetónico, mientras no seas un enfermo, un monstruo o un delincuente, tranquilo, allá tú, más queda pa'repartir.

No valen las simplificaciones absurdas de tornillos y el "todos en el mismo saco" -machos, mariquitas, guarrillas o mujeres como es debido y cosas así- a saber cómo es el personal o lo que dice ser en el fondo de su escopeta o en la cama, 35 carrozas en Madrid en el Día del Orgullo y D. Imanol Arias de pregonero certifican la nueva realidad. ¿Mariquita? ¿Y a usted qué le importa? ¿Por qué es cotilla? Persona excepcionalmente digna, arrecha y que aguanta como una puncha, se dedica a su profesión y a partir de ahí, señor mío, usted se calla.

La comunidad LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) cuentan con una base de 3 millones de miembros, miembras, miembres, miembris o miembrus, en España. Resulta que desde hace años organizan con éxito en Madrid el Día del Orgullo, aunque no todos los colectivos están de acuerdo en armar follón. Otros prefieren discreción.

De una manera u otra, su poder en alza parece justificar que en Canarias haya 163 empresas con el distintivo "gay-friendly" de la central Reservas Gays. La mayor parte dedicadas al turismo, entre las que destacan casas rurales, hoteles y apartamentos. Otro tipo de negocios muy demandados por el colectivo homosexual son los restaurantes y el alquiler de automóviles y furgonetas para moverse, según informó el presidente de ExpoGays, D. Javier Checa, acompañado por D. Antonio David Flores.

Por islas, Tenerife es la que cuenta con mayor número de estos establecimientos, con 41, seguida de Gran Canaria, con 38, y Lanzarote con 29. En La Palma hay doce, en Fuerteventura diez, en La Gomera cinco y en El Hierro, cuatro.

Aseguran que en el archipiélago canario hay de 150.000 a 200.000 homosexuales con una capacidad de compra de 4.800 millones de euros. La creciente demanda de productos y servicios por parte de este colectivo hace necesario que aumente el número de compañías orientadas al consumidor gay.

El informe apunta que el archipiélago es "uno de los destinos más potentes" para la comunidad LGTB a nivel europeo y el reto ahora es consolidar el destino Canarias como el del turismo para el colectivo gay más importante del Estado, con la ayuda de herramientas online, como el directorio de Reservas Gays. En www.reservasgays.com se encuentra el directorio de empresas "gay-friendly". Trabajan con más de 13.000 agencias minoristas y más de 1.500 empresas colaboradoras que ofertan productos y servicios a este colectivo.

El turista gay por supuesto es bienvenido (como todos los turistas), el orden y las preferencias pueden hacer conveniente una cierta especialización, aunque tampoco creo que sean buenos los compartimentos estancos cerrados. La grandeza es que nuestra sociedad es abierta e integradora. Los canarios somos de los mejores anfitriones del planeta y, junto con nuestra naturaleza y clima, representa un valor, también en alza, que nos mantiene en la elite del competitivo sector.

Otra cosa muy distinta es lo del vecino traidor de aquella piba de la tele. No se puede "forzar para que todo quepa en un solo dedo de las palmas de la mano". La variedad, la categoría, la diferencia y la elección son los fundamentos supremos.

infburg@yahoo.es