Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno británico respalda el acuerdo del 'brexit' leer

Baltar niega las críticas y sostiene que hay más exigencias a la privada

El consejero le responde a Podemos que, lejos de debilitar las condiciones para concertar, las ha incrementado, al tiempo que recuerda que, con su exclínica, se concierta desde 1991.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
12/sep/18 6:09 AM
Edición impresa

El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, negó ayer las tesis de Podemos y aseguró que, lejos de rebajarse las exigencias a las clínicas privadas para concertar, se han incrementado. De hecho, el responsable del área sanitaria criticó a Juan José Márquez por no dar "ni un ejemplo de rebaja de los requisitos: ni en personal técnico ni en estructura física", al tiempo que recordó que se han actualizado los condicionantes tras 12 años y que, de las 1.911 camas concertadas desde 2006, ahora hay 986 aún condicionadas y pendientes de cumplir la nueva reforma.

Baltar respondió así al diputado de Podemos, quien previamente había subrayado que resulta "muy llamativo que un consejero no pueda firmar nada sobre la concertación" por su procedencia previa (como gerente de la clínica privada San Roque). Eso sí, dejó claro que se trata del único miembro del Gobierno que no les defrauda porque hace justamente lo que preveían: favorecer (supuestamente) a las clínicas privadas.

Márquez no se explica cómo han podido rebajarse los criterios de exigencia en la región a la cola en sanidad y se pregunta si existe algún estudio que diga que la cama concertada es más cara que la pública y, de ser más barata, "¿por qué: porque se rebaja la prestación, se precariza el trabajo??". Asimismo, se preguntó si se pagará solo por las camas homologadas o por todas. "Si lo hace por todas, ya me dirá para quién trabaja", afirmó en clara alusión a su procedencia.

Este hilo argumental lo utilizó también luego la diputada socialista Patricia Hernández al preguntar por la incompatibilidad del jefe del servicio de Oncología Radioterápica del Doctor Negrín. Hernández censuró que, mediante un contrato menor suscrito en 2014, se haya firmado servicios con la empresa familiar de este doctor por un total de 1,6 millones, lo que, en su opinión, no se ajusta precisamente a un contrato así. En su visión, esto confirma que la elección de Baltar como consejero de Sanidad justificaba la alegoría de que era como "poner al zorro a cuidar las gallinas" al favorecer intereses privados, para lo que exhibió una foto suya con el citado médico.

Por supuesto, la réplica del consejero fue también contundente y dijo que, en su trayectoria en diversos cargos, se ha fotografiado con todo el subsector sanitario isleño. Además, remarcó que las derivaciones a la clínica San Roque se dan desde 1991 y que se mantuvieron en 2015 y 2016 "sin que ustedes -en alusión a los socialistas- hicieran nada". A su juicio, no se debe sembrar dudas sobre algo que viene de antaño y cree mucho más relevante atender a los avances en el Doctor Negrín.

Discrepancias sobre lo ocurrido en el incendio

A raíz del incendio en el hospital de La Candelaria, el diputado del PP Zacarías Gómez preguntó ayer a Baltar por la seguridad en los distintos centros sanitarios, hospitales y otras dependencias de la consejería. El consejero le respondió que se cumple lo previsto en la ley y en los planes de seguridad, aunque aclaró que los simulacros, por ejemplo, no pueden ser iguales en islas tan diversas. Asimismo, Baltar dice tener una visión bien diferente del PP de lo que ocurrió y por qué en el citado incendio.