Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

Dávila pide unidad para exigir que se suavice la regla de gasto

La consejera de Hacienda reclama a los partidos que defiendan que "los fondos que pertenecen a Canarias se queden en las Islas".
El Día, S/C de Tenerife
25/ago/18 6:17 AM
Edición impresa
Dávila pide unidad para exigir que se suavice la regla de gasto

La consejera de Hacienda, Rosa Dávila, pidió ayer diálogo, consenso y unidad a todos los agentes sociales, políticos y económicos del Archipiélago para "lograr entre todos que los fondos que pertenecen a las Islas se queden en Canarias y se puedan invertir en la sanidad, la educación y las políticas sociales".

Dávila recordó que el Gobierno de España no ha planteado la flexibilización de la regla de gasto, que impide que Canarias, junto a otras comunidades autónomas y corporaciones locales cumplidoras, utilicen su superávit, un "dinero que es de todos los canarios y canarias", para mejorar los servicios públicos esenciales, puntualizó.

La consejera hizo hincapié en que el superávit no se debe a la mala gestión, sino "todo lo contrario". "Se produce por el cumplimiento reiterado de los objetivos de estabilidad, combinado con la regla de gasto", precisó. La titular de Hacienda lamentó que la regla de gasto frene la capacidad de la Comunidad Autónoma para utilizar esos fondos. "Se trata -añadió Dávila- de un parámetro injusto".

Por ese motivo, mostró su sorpresa por las manifestaciones de varios dirigentes políticos. "No lo entendemos, porque ha sido una reivindicación que estos partidos han defendido cuando estaban en la oposición al Gobierno de España". "En todo caso -agregó-, lo importante en aunar esfuerzos y evitar enfrentamientos innecesarios cuando se trata de defender Canarias"

La regla de gasto solo permite utilizar el superávit en dos supuestos: amortizar deuda -lo que a Canarias, la región menos endeudada, no le sirve- o ejecutar inversiones financieramente sostenibles -lo que deja fuera los servicios básicos-.