Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Detienen a un hombre en Tenerife que estaba bajo orden europea de detención y entrega leer
MIGUEL VALCÁRCEL MARRERO DIRECTOR GERENTE DE BIOMCA QUÍMICA

"Biomca Química es la primera industria que opera en la Zona Franca"

El Día, S/C de Tenerife
15/ago/18 1:55 AM
Edición impresa
"Biomca Química es la primera industria que opera en la Zona Franca"

Con motivo de la celebración de este primer trienio de funcionamiento de Biomca Química, hemos querido hacer balance de su actividad y hacernos eco de sus planes de futuro. Para ello hemos contactado con el químico y empresario tinerfeño Miguel Valcárcel Marrero, director gerente de la empresa y máximo responsable de su planta de fabricación. Con Miguel Valcárcel hemos sostenido la siguiente entrevista.

¿Cómo nace Biomca Química y la idea de producir hipoclorito sódico?

Un grupo de relativamente jóvenes, pero ya experimentados empresarios canarios, alguno como yo relacionados con el sector de la química y los productos químicos, comprobamos una realidad negativa para Canarias. Todo el hipoclorito sódico que demandaba el Archipiélago y se consumía en nuestras islas tenía que traerse en su totalidad desde fuera de ellas, con la consiguiente merma en la calidad del producto, que se produce durante su transporte desde el punto de fabricación, en la Península o más lejos.

¿Qué es el hipoclorito sódico y para qué se utiliza?

El hipoclorito sódico, o hipoclorito de sodio (NaClO) es un componente químico fuertemente oxidante, que se utiliza normalmente como desinfectante. Además, destruye muchos colorantes, por lo que también se suele utilizar como blanqueador. La gente lo suele llamar lejía o cloro, cuando en realidad la popular lejía no es otra cosa que hipoclorito sódico diluido con agua. El uso más común del hipoclorito es la potabilización del agua de consumo, y como desinfectante para piscinas.

¿A partir de qué materias primas se elabora el hipoclorito sódico y cómo es el proceso?

Se fabrica a partir de tres elementos básicos, agua desmineralizada, sal y electricidad, a través de un sencillo y nada peligroso proceso químico basado en la electrólisis.

¿Por qué era importante lograr que su fabricación se realizara en nuestras propias islas?

Una vez producido el hipoclorito sódico y desde el minuto uno de su puesta en los envases para su traslado, sea contenedores, cubas o depósitos más pequeños, el hipoclorito sódico comienza a degradarse perdiendo su pureza y calidad. Algo así como si habláramos de una botella de agua con gas a la que le quitamos el tapón. Durante el traslado desde su punto de fabricación hasta el punto de utilización, el hipoclorito va perdiendo calidad, y cuanto más lejos de Canarias se producía, peor hipoclorito nos llegaba.

¿Cómo un grupo de empresarios canarios acomete tan importante proyecto y qué inversión ha sido necesaria para hacerlo?

La verdad es que nos unimos varios empresarios relacionados con el sector, entre los que están ingenieros industriales o químicos, como yo, que vimos la necesidad y la oportunidad de hacerlo en aquel momento. Sin prisa, pero sin pausa, atando bien todos los aspectos y los costes del proyecto, nos atrevimos a desarrollarlo de la mejor manera, con una inversión que rondó los seis millones y medio de euros.

¿Cómo han sido estos primeros tres años de vida y cómo ha funcionado la planta de fabricación?

Dejando de lado los lógicos problemas del día a día de una industria compleja, podemos decir que ha funcionado por encima de nuestras expectativas. La planta que montamos en la dársena del puerto de Santa Cruz es de última generación, con los más altos niveles de calidad y eficiencia, a la vez que con los máximos niveles de seguridad y respeto al medioambiente. La planta funciona permanentemente y de forma ininterrumpida, durante 24 horas al día, los 365 días al año, deteniéndose solo y puntualmente para labores de revisión y mantenimiento, controles de seguridad y alguna reparación.

Para ese nivel de trabajo se necesitará una plantilla de personal cualificada y estable ¿Cuántos profesionales trabajan en Biomca?

Al ser una planta moderna y de última generación, la plantilla de profesionales es reducida, pero cualificada, para lo cual hemos tenido que invertir mucho tiempo en formación. Actualmente está formada por 15 personas que están lideradas por un gran profesional como es David Dorta, que ostenta el cargo de jefe de planta. David y todo el equipo de profesionales, compuesto por hombres y mujeres, están desarrollando una labor excepcional, que desde la empresa deseamos valorar y reconocer.

Con esta planta y el equipo de profesionales que trabaja en ella, ¿qué niveles de producción han alcanzado en estos tres años?

El diseño de la planta de Biomca Química en Tenerife fue pensado para la instalación de tres electrolizadores, aunque en 2016 solo se montaron los dos que ahora están en funcionamiento. Hemos incrementado un 15% la capacidad.

He oído que hay graves problemas de suministro de hipoclorito sódico en la Península ? ¿con esa producción se atiende a las demandas y necesidades de Canarias?

La actual demanda de hipoclorito sódico en toda Canarias está rondando entre las 23.000 y las 25.000 toneladas al año. La planta de Tenerife tiene una capacidad de producción de 17.000 toneladas de hipoclorito sódico al año. Por el momento, el resto de hipoclorito sódico que Canarias demanda al año, se importa desde el exterior, en fábricas de la Península o incluso de más lejos.

Pues, así las cosas, ¿para cuándo el tercer electrolizador en la planta de Biomca en Tenerife?

Pues, como se suele decir, me alegro que me haga esa pregunta. Podemos anunciar con satisfacción que, si no hay ningún contratiempo, el tercer electrolizador de nuestra planta de Biomca en Tenerife se instalará con toda seguridad el primer trimestre del próximo año 2019 con una inversión adicional en torno al millón de euros, y estará en pleno funcionamiento antes del mes de junio, por lo que estaremos preparados para atender a toda la demanda del próximo verano.

¿Toda la demanda significa que estarán preparado para atender las necesidades de abastecimiento de las siete Islas Canarias?

Sin duda. Y no de las siete, sino de las ocho. No nos olvidamos de La Graciosa. Seremos autosuficientes. La demanda total en Canarias no llegará seguramente a las 25.000 toneladas de hipoclorito sódico al año, pero nosotros estaremos preparados para fabricar hasta 25.500 toneladas. Podremos, incluso, exportar alguna cantidad a los países cercanos de África Occidental, que ya se han manifestado interesados en nuestro hipoclorito por lo ya comentado, cercanía y máximo nivel de calidad.

Al realizarse la fabricación en nuestro propio territorio insular, ¿el precio del hipoclorito sódico a los usuarios canarios les sale más barato?

En Biomca Química nos encargamos solo de fabricar el hipocloritoy lo vendemos a empresas que lo comercializan y distribuyen en las islas. Para nosotros se trata de garantizar el suministro de hipoclorito y no tener problemas de desabastecimiento como por ejemplo está pasando en Península donde están parando líneas de fabricación por falta de producto o como en Baleares que están teniendo problemas de desabastecimiento de hipoclorito para el tratamiento de las piscinas de sus hoteles. Además, lo que sí hemos hecho nuestro, es el concepto de solidaridad interinsular. Por ello y aunque la planta está en Tenerife, la tarifa prevista a partir de 2019 para el hipoclorito puesto en Gran Canaria, será exactamente la misma que la de Tenerife.

Esto, además, dando movimiento al puerto de Tenerife y dentro de la Zona Especial Canaria...

Trabajamos en el marco de la Zona Especial Canaria (ZEC) y no solo aportamos nuestro granito de arena al movimiento de nuestro puerto, sino que creamos puestos de trabajo directos e indirectos, a la vez que generamos riqueza para nuestra isla y región. En este punto, debemos agradecer públicamente el respaldo y apoyo que siempre, en el marco de sus competencias y responsabilidades, nos han ofrecido desde el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife, Consejo Insular de Aguas, el Ayuntamiento de nuestra Capital y, por supuesto, de forma muy especial, desde la Autoridad Portuaria.

Y ahora, por cierto, ¿es verdad que se han convertido en la primera industria en operar dentro de la Zona Franca de Tenerife?

Pues así es. Para nosotros es un honor que, a punto de cumplir nuestros primeros tres años de vida, Biomca Química se haya convertido en la primera industria en operar de forma integral bajo los parámetros y requisitos de la novedosa Zona Franca de Tenerife (ZFT). Creemos que el futuro de muchos proyectos en la isla pasa por beneficiarse de los incentivos y atractivos de la Zona Franca de Tenerife y, en este caso, debemos valorar y reconocer el apoyo que hemos recibido de la misma y, de forma concreta y personal, por parte de su delegado especial del Estado y máximo responsable, Gustavo González De la Vega.

¿Qué proyectos de futuro tiene Biomca Química en el horizonte?

A corto plazo lo ya manifestado. La instalación de nuestro tercer electrolizador, que garantizará que Canarias sea autosuficiente en lo que a la producción de hipoclorito se refiere y, a medio plazo, estamos pensando muy seriamente en complementar nuestra industria con alguna otra, afín a nuestro sector.

 

MIGUEL VALCÁRCEL MARRERO DIRECTOR GERENTE DE BIOMCA QUÍMICA