Canarias
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer

El 42% de los accidentes de trabajo mortales en Canarias en 2017 fueron 'in itinere'

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
7/ago/18 10:49 AM
eldia.es
EUROPA PRESS

Los accidentes laborales de tráfico con consecuencias mortales están detrás del 44 por ciento de todos los siniestros mortales relacionados con el trabajo en el año 2017. En Canarias murieron 24 trabajadores como consecuencia de un accidente de trabajo, de ellos 10 fallecieron en accidente de tráfico, lo que supone el 41,6 por ciento de los accidentes de trabajo mortales, según datos aportados por la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias.

La secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO Canarias, Carmen Marrero Falcón, ha querido recordar que la ley establece "claramente" que los accidentes ocurridos al ir o volver del lugar de trabajo son accidentes de trabajo, los llamados accidentes 'in itinere'. También lo son aquellos accidentes de tráfico que ocurren durante la jornada de trabajo, los denominados 'in misión'.

Por ello, Carmen Marrero Falcón ha hecho hincapié en que las empresas deben integrar plenamente en sus planes de prevención los riesgos laborales de tráfico y los derivados de la movilidad de personas y materiales, sin descuidar los desplazamientos in itinere.

La secretaría de Salud Laboral del sindicato ha puesto de relieve los datos "tan preocupantes" relacionados con los accidentes laborales con origen en el vehículo. La organización sindical denuncia el importante incremento de accidentes ocurridos durante el trayecto de ida o vuelta del trabajo. Durante el año 2016 hubo cuatro trabajadores fallecidos en accidentes in itinere; sin embargo, en el año 2017 fueron nueve los accidentes mortales por este motivo, lo que supone un incremento del 55,5 por ciento. El sindicato destaca que el 38 por ciento de todos los fallecidos en accidente de trabajo transcurrieron en el camino de ida o vuelta del trabajo.

CCOO Canarias ha explicado que los datos facilitados por el Instituto Canario de Seguridad Laboral hasta mayo de este año, aunque mejores que los del año anterior, siguen siendo preocupantes, pues casi el 30% de las muertes laborales se producen al ir o volver del trabajo.

Según el sindicato, "los cambios que se están produciendo en los modelos de movilidad de las empresas y sus trabajadores, con el creciente aumento de los transportes de logística vinculados a las compras on-line y que conlleva plazos de entrega en ocasiones imposible, la realización de la jornada de trabajo en varios centro de trabajos distantes entre sí, además de las características del vehículo, son claramente factores riesgo relacionados con las condiciones de trabajo. La jornada laboral, el tipo de contrato, el sistema de remuneración incide en las condiciones de trabajo y repercute en la conducción".

Desde CCOO añaden que los alargamientos de jornada por cumplir las cargas de trabajo, la angustia por llegar a la hora al trabajo cuando se está atrapado en una congestión viaria o la necesidad de responder llamadas del teléfono cuando se está conduciendo son aspectos de la organización del trabajo que influyen en el comportamiento al volante, provocando, fatiga, distracciones, ansiedad y aumentando el riesgo de accidentes.

Si todo esto se une a las responsabilidades sociales y personales que todos los trabajadores tienen, "se convierte en un cóctel sumamente peligroso que tiene como resultado las lamentables cifras de accidentes de tráfico que estamos sufriendo", advierte la secretaria sindical.

Para Carmen Marrero Falcón, los servicios de prevención, como asesores en materia preventiva, deben tener en cuenta en la evaluación de riesgos y en el establecimiento de propuestas de mejora tanto los riesgos de los traslados durante la jornada laboral como a los que se producen in-itinere. "La mayoría de dichos accidentes no se investigan con la excusa de que no hay relación con las condiciones de trabajo y que por tanto nada se puede hacer. Por lo que las causas reales no ven la luz, achacando toda responsabilidad al factor humano", afirma.

A su juicio, "faltan estudios por parte de las administraciones implicadas directamente como son la Dirección General de Tráfico y el Instituto Nacional Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo. Los citados estudios deben evaluar la magnitud del problema, de manera que no queden accidentes laborales solapados en las ya de por sí dramáticas cifras de los accidentes de tráfico".

Estos estudios, añade, "permitirían conocer con precisión las circunstancias concretas en que los accidentes 'en misión' o 'in itinere' se producen, para, a continuación, sacar conclusiones y desarrollar estrategias preventivas adecuadas". Por otro lado, CCOO echa en falta campañas de sensibilización por ambas administraciones que visibilicen esta problemática.

Así mismo, la organización sindical insta a que las empresas identifiquen este riesgo en los planes de prevención, implantación de planes de movilidad, programas de formación e información; todo ello para minimizar su impacto en la mortalidad de los trabajadores. Según el sindicato, "no se puede aceptar la falta de actuación por parte de las empresas, alegando que son factores no controlables por las mismas (factores extralaborales)".