Canarias
MEMORIA

La nueva ley se atasca y pierde de nuevo la unanimidad

El Día, Santa Cruz de Tenerife
31/jul/18 6:19 AM
Edición impresa

La reunión de la comisión que elabora la nueva Ley de Memoria Histórica de Canarias contrastó ayer con la de la semana anterior y los avances o acercamientos apuntados entonces se transformaron en otro alejamiento de Podemos respecto al resto de grupos, que sí comparten el texto que ha ido quedando.

Frente al consenso de CC, PSOE, PP (que no ha planteado ni una enmienda al texto originario), NC y ASG, el diputado de Podemos Manuel Marrero critica que ni siquiera se haya podido cambiar el nombre de la ley y llamarla Memoria Democrática o combinar este término con el de Histórico. A se juicio, es una pena que no se atienda a lo que ha hecho Andalucía (que llevó la ley hasta 1982), Navarra, Cataluña y otras regiones.

El acuerdo principal atañe al banco de ADN y a que haya partida para ejecutar la nueva norma

Además, critica que se siga dejando el tope anual en 1978, toda vez que hay niños robados tras ese año, aunque le parece también inconcebible que el resto de partidos se conformen con la web actual y rechacen la creación de un centro especializado en recuperar y difundir las atrocidades del franquismo, aparte de servir de archivo. También lamenta el rechazo a sus propuestas en el ámbito educativo y anuncia que consultarán con las asociaciones de víctimas y de niños robados para saber qué votarán en septiembre.

En contraste, diputadas como Guadalupe González Taño (CC) subrayó ayer el "consenso" alcanzado. En este sentido, se respaldó la enmienda sobre el ADN y otra de Podemos y NC para que las actuaciones a ejecutar cuenten con financiación regional.

MEMORIA