Canarias

Los trabajadores de las cafeterías se encerrarán en La Candelaria

Si no se llega a una solución que impida la clausura del servicio, los 46 empleados comenzarán las movilizaciones La actual concesionaria acumula 5 años de pérdidas.
El Día, S/C de Tenerife
30/jul/18 6:07 AM
Edición impresa
Los trabajadores de las cafeterías se encerrarán en La Candelaria

Los 46 trabajadores de las cafeterías del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria no descartan movilizaciones si no se pone en marcha a una solución para evitar el cierre del servicio. El pasado 19 de julio, la asamblea de trabajadores acordó un paquete de medidas que empezará por la solicitud urgente con la gerencia del centro hospitalario y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

El próximo 14 de agosto, las dos cafeterías de La Candelaria podrían cerrar sus puertas al terminar el periodo del concurso con la empresa que se encarga actualmente de esta concesión y al no haber ninguna otra que se haya presentado al concurso de adjudicación.

El sindicato mayoritario en el comité de empresa, Sindicalistas de Base (SB), afirmó que se encuentran a la espera de conocer los resultados del "nuevo concurso negociado" y planteado por la Consejería de Sanidad, que finaliza el próximo 7 de agosto. Transcurrido este periodo de tiempo, se mantendrá dicha reunión y si en ella "no se aportan soluciones", el sindicato informó de que se "iniciarán las oportunas movilizaciones".

Esta reivindicación se basará en el "encierro de los trabajadores y sus familias en el hospital hasta que se tramite un concurso que haga atractivo a las empresas la explotación de las cafeterías de La Candelaria".

A este respecto, Manuel Fitas, portavoz de SB, afirmó que "la actual concesionaria ha acumulado durante los 5 años de explotación, pérdidas por las leoninas condiciones de dicho concurso". Concretamente, entre 2015 y 2016, la empresa saldó ambos años unas pérdidas totales de 78.860,73 euros.

El sindicato afirmó que, debido a estas cuentas, en la empresa "ha primado el afán recaudador por encima del servicio a los usuarios internos y externos de dichas cafeterías y de las condiciones de trabajo de los trabajadores". En esos dos años anteriormente referidos, las ventas ascendieron a 1,8 millones de euros por anualidad, siendo un poco mayores en 2016. Mientras, el gasto de personal se recortó en 2016 en 22.869 euros con respecto al año 2015.

Ante los saldos negativos, los trabajadores de la cafetería "han tenido que soportar ajustes de plantilla, ritmos de trabajo inaceptables y recortes de derechos que finalmente generaron dos demandas ante el Juzgado de lo Social", como informó Fitas.

Tanto este sindicato como UGT, apoyarán "todas las medidas decididas por la plantilla en defensa de los puestos de trabajo y del servicio imprescindible para los usuarios internos y externos del hospital residencia La Candelaria".

Indignación social

Médicos, enfermeros, y en general, todos los usuarios del Hospital de La Candelaria han mostrado su indignación ante el posible cierre de las dos cafeterías del centro. Un servicio que consideran fundamental tanto para los trabajadores del centro como para familiares de pacientes.

En busca de una solución

El hospital está buscando una solución y ha recurrido a la posibilidad administrativa que ofrece la actual legislación de contratos, iniciando un procedimiento negociado.