Canarias

Canarias pide al Estado que haga atractiva la titularidad compartida agraria

Santa Cruz de Tenerife, EFE
19/jun/18 13:30 PM
eldia.es
Narvay Quintero./Gelmert Finol (EFE)

El Gobierno de Canarias ha pedido al Ministerio de Agricultura que modifique la ley sobre titularidad compartida de las explotaciones agrarias, pues "no ha funcionado" con sólo 105 inscripciones en 2017, y debe ser "atractiva" para una mayor presencia de mujeres en este ámbito.

El consejero canario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero, informó hoy en una rueda de prensa que ha presentado alegaciones ante el Ministerio para que modifique la normativa, pues el registro es "mínimo", minoritario en todo el Estado.

A su juicio, la ley podría recoger incentivos o aspectos "atractivos" para potenciar su objetivo, como podría ser la bonificación de cuotas a la Seguridad Social, sugirió el consejero.

Aunque las mujeres han trabajado tradicionalmente en el sector primario "al 50 por ciento" con los hombres, aún queda "mucho por avanzar" en cuanto a que se reconozca que también son titulares de una explotación, añadió.

Hay aspectos en los que se ha dado "un salto cualitativo" con la introducción de una mayor innovación en estas tareas, sobre todo entre las empresas agrarias creadas por jóvenes, dijo Quintero, a lo que la directora del Instituto Canario de Igualdad, Claudina Morales, señaló que es minoritaria la presencia de mujeres titulares pese a que su labor tiene que tener "un reflejo".

La ley sobre titularidad compartida de explotaciones agrarias entró en vigor en 2012 con el objetivo de profesionalizar la actividad agraria de las mujeres, mejorar la participación femenina en las organizaciones agrarias y visibilizar el trabajo de las mujeres en las explotaciones agrarias, según informa el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La titularidad compartida se refiere a la administración, representación y responsabilidad entre ambos miembros con un reparto de rendimientos al 50 por ciento y la consideración de ambos titulares como beneficiarios directos de las ayudas y subvenciones de las que sea objeto la explotación, entre otros aspectos.