Canarias

El Parlamento avala a Naranjo como administrador de RTVC

El exconsejero de la Audiencia de Cuentas tiene once días para evitar que la televisión autonómica vaya a negro CC y ASG lo apoyan, mientras que la oposición se abstiene.
Efe, S/C de Tenerife
16/jun/18 6:29 AM
Edición impresa

Los grupos parlamentarios avalaron ayer, con el apoyo de CC y ASG y la abstención de la oposición, la propuesta de nombrar administrador único de la Radiotelevisión Canaria a José Carlos Naranjo, que a partir de su toma de posesión tendrá once días para evitar que el canal vaya a negro.

De esta manera se plasmó en la Comisión de Control de RTVC en el Parlamento regional el acuerdo conseguido por los grupos el martes en cuanto a que no se bloquearía la propuesta de administrador único que efectuase el Gobierno autonómico, de no conseguir antes un candidato de consenso entre todos.

A partir del aval logrado ayer, el Ejecutivo procederá el lunes a publicar el nombramiento de Naranjo, hasta ahora miembro de la Audiencia de Cuentas de Canarias, y podrá tomar posesión el 19 de junio como administrador único de RTVC por un plazo de seis meses.

La propuesta de Naranjo fue aprobada por seis votos de CC y ASG y diez abstenciones del resto de los grupos y, según el acuerdo formulado en la ley de emergencia aprobada por el Parlamento el miércoles, en el caso de que el administrador único no cumpla las expectativas de las diferentes fuerzas, la Comisión de Control podrá por mayoría simple proceder a su destitución.

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, advirtió de que alberga "serias dudas" porque ha perdido "la confianza" en el Gobierno regional en este ámbito, aunque mantiene una pequeña esperanza de que pueda reconducirse una situación "de extrema gravedad" que, a su juicio, es culpa de la mala gestión.

Por el grupo socialista, Patricia Hernández señaló que la situación del canal deriva de la gestión del anterior presidente del Consejo Rector, Santiago Negrín, que ha conducido a tener que aprobar una ley "ad hoc" para ceder temporalmente el control de la tele al Gobierno y que éste designe a un administrador único.

Luz Reverón, del grupo popular, señaló que se ha hecho "un ejercicio de responsabilidad" para consensuar un instrumento que salve la situación del canal "in extremis" y advirtió de que para la continuidad de la señal y la estabilidad de los puestos de trabajo también se necesita la implicación del Gobierno de Canarias.

Francisco Déniz, de Podemos, sostuvo que los cambios son oportunidades y ésta es la de rectificar errores ante un modelo de televisión que ha entrado en crisis, basado en otorgar concursos y prebendas a otros medios de prensa para acallar críticas y comprar voluntades.

El portavoz del grupo nacionalista canario, José Miguel Ruano, se congratuló de que en una situación muy delicada ha habido acuerdo porque se trata de salvar el servicio público y los empleos, y puntualizó que el administrador único se enfrenta una misión con una puerta de entrada y la misma puerta de salida a los seis meses.

Por el grupo mixto (ASG), Melodie Mendoza alabó el que Naranjo tenga "un abultado currículum" y un conocimiento amplio de procedimientos administrativos y contratos públicos.