Canarias

Saavedra se despide exigiendo mayor atención a los menores

Ante el pacto unánime para sustituirlo, el Diputado del Común aprovecha su último acto público para avisar sobre la senda de la UE.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
23/may/18 5:06 AM
Edición impresa
 

En el que se presume como su último acto como cargo público (al menos es su deseo y lo que parece que, al final, propiciará el acuerdo unánime de los 6 partidos en el Parlamento canario), el aún Diputado del Común, Jerónimo Saavedra, se despidió ayer en el pleno regional aludiendo, de nuevo, a su informe de 2017, pero, sobre todo, dando consejos a los partidos sobre cuáles deben ser sus prioridades. En ese sentido, y en línea con su insistencia en otras ocasiones de que lo realmente importante es la pobreza y no las carreteras, remarcó la necesidad de que se cumpla el pacto de 2014 sobre infancia y se ponga especial énfasis en potenciar mucho más la política en pro de los menores.

Para el exministro y expresidente canario en dos periodos, una de las mejores formas de demostrar esa apuesta es crear escuelas infantiles y hacer factible que la educación de 0 a 3 años sea universal y gratuita. Como ejemplo, recordó que, "aunque es algo que cuesta mucho dinero", abrió 5 escuelas de ese tipo en los 4 años en que fue alcalde de Las Palmas. A su juicio, se debe hacer mucho más y hablar menos. Además, volvió a referirse a los más de 100 millones previstos para uno de los proyectos de carreteras como un mal ejemplo de priorización, sin concretar la vía a la que aludía.

También aprovechó para alertar de la senda que lleva Europa, sin disimular su estupefacción por el hecho de que, en Italia, se selle un acuerdo de gobierno que, entre otras muchas cosas y aparte de lo que dice contra los extranjeros, se impide ejercer cargos de relevancia a quien sea masón. A su juicio, y como refleja también la situación política en países como Hungría, Austria y otros, se está produciendo una regresión general sobre libertades y derechos que hay que contraponer y revertir.

Como ya hiciera en comisión, Saavedra detalló parte de las denuncias y quejas que recibió en 2017 y alertó de la situación en vivienda y dependencia, pese a la mejora. También censuró que haya consejerías y administraciones que no responden a sus requerimientos, al tiempo que agradeció el trabajo de los funcionarios y pidió que no le aplaudieran, confiando en que, ahora sí, sea sustituido. Los diputados no le hicieron caso y le dedicaron una larga ovación, si bien CC luego le recordó la relevancia de las vías para evitar, por ejemplo, las colas en la TF-5.

Para Podemos y PP, un órgano poco conocido

Durante la intervención de los distintos grupos, la diputada de Podemos Concepción Monzón indicó que, para la situación social que vive Canarias y la visión que se suele tener de las administraciones, las quejas al Diputado del Común, por mucho que no dejen de crecer cada año, siguen considerándolas pocas. Algo similar opina el representante del PP Miguel Jorge, por lo que ambos proponen una campaña de difusión del órgano. Esta visión, sin embargo, contrasta con la que tiene Gustavo Matos (PSOE), quien considera que la entidad sí se conoce bastante en las Islas y que presidentes como Saavedra solo la han dignificado.

Los populares pasan de la crítica al profundo elogio

Jorge (PP) no solo pidió más difusión del Diputado del Común, sino que agradeció a fondo la labor del exministro y resaltó la relevancia de la institución. Sus elogios, eso sí, no pasaron, de nuevo, inadvertidos para Matos, quien recordó que el PP pedía hace poco que se eliminara la entidad, si bien se alegra mucho del cambio.