Canarias

Las Islas contarán con 56 sensores para las predicciones del tiempo

Barreto recalca que servirán para facilitar unos partes más adaptados a las singularidades geográficas isleñas y que 14 de ellos comenzarán a acumular datos sobre el cambio climático.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
5/abr/18 5:57 AM
Edición impresa

La consejera regional de Política Territorial, Seguridad y Medio Ambiente, Nieves Lady Barreto, anunció ayer, en comisión informativo y en una comparecencia solicitada por Podemos, la instalación de 56 sensores y microrradares que se comenzarán a contratar desde este mes y que permitirán mejorar las previsiones meteorológicas y empezar a acumular datos sobre el cambio climático en las Islas, de los que hasta ahora se carece.

De esos 56 nuevos mecanismos, 14 se destinarán expresamente al estudio del cambio climático. Según explicó Barreto, la cifra sale de un estudio previo, realizado desde que se le encomendara esta tarea a la empresa pública Grafcan (encargada de la cartografía de las Islas) el pasado diciembre. Ese análisis permitió conocer el número de radares y sensores públicos y privados para elegir de la manera más adecuada posible la ubicación de los nuevos.

Frente a las dudas de la oposición, sobre todo de ASG, Podemos y el PP, la consejera subrayó que no hay ninguna desavenencia con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y que la iniciativa no obedece a un intento de que canarias cuente con su propio servicio u observatorio meteorológico, sino que se intenta complementar y completar lo que ofrece el Estado. En este sentido, insistió en que, como ha demostrado con profusión el paso de los años, las previsiones sobre el tiempo en canarias no se cumplen en muchos casos por la difícil orografía, los microclimas y otras particularidades, más allá de las zonas de sombra en islas como La Palma o El Hierro, que ni siquiera ha solventado el nuevo gran radar de la Aemet.

Por ello, los nuevos sensores y pequeños radares buscan perfeccionar las previsiones y hacerlas mucho más singulares y adaptadas a cada zona, toda vez que lo que se predice a veces para una comarca o vertiente no se cumple, pero sí justo al lado.

La consejera también recalcó que es su departamento el que costeará los 600.000 euros previstos para esta encomienda a Grafcan, defendió que lo haga esta empresa, pese a su nula experiencia en este ámbito, y cree perfectamente compatible este paso con la existencia del Observatorio sobre el Cambio Climático. Además, aclaró que los 9.000 euros destinados a la persona que se ha encargado de esta función es solo para abonar una asistencia coyuntural y que se prevé crear una plaza concreta con 30.000 euros una vez que se hayan instalado los mecanismos y comience, por tanto, la aportación y acumulación de datos.

Sus explicaciones no convencieron, sobre todo, al diputado de Podemos Manuel Marrero. Este profesor, que en su faceta académica se ha encargado, entre otras tareas, del ámbito geográfico y meteorológico, duda de la efectividad de esta medida si no es realmente complementaria del servicio que aporta la Aemet, aparte de sospechar de que se estén duplicando gastos y tareas, algo que, a su juicio, solo refuerzan a los que quieren recentralizar el Estado. También alertó el hecho de que no se disponga de datos sobre el cambio climático, subrayó que la Aemet sí dispone de análisis desde hace más de un siglo y, pese a volver a preguntarle por los informes de Canarias para las cumbres del clima de Marraquech y París, no obtuvo respuesta de Barreto. Marrero teme que las Islas no aportaran nada a esas reuniones, lo que le hace cuestionar el aprovechamiento del Observatorio sobre el Cambio Climático.

Por el PP, y frente a lo que decían algunos líderes hace años, cuando negaban o dudaban de ese cambio, Luz Reverón admitió que los fenómenos meteorológicos sufridos por las Islas en los últimos tiempos lo reafirman. No obstante, duda de si se están aprovechando los recursos estatales o si hay una buena coordinación. Por parte del PSOE, Nayra Alemán alertó del cambio climático, pero censuró las dudas de otros grupos sobre los nuevos mecanismos y defendió su instalación, discurso parecido al de Juan Manuel García Ramos, quien admitió no ser un creyente ortodoxo del cambio climático, pero que tampoco niega los fenómenos que lo refuerzan.

Marrero no tiene claro qué medirán las nuevas estaciones

Marrero duda de la idoneidad de las nuevas estaciones al no captar qué aportarán que no lo haga ahora la Aemet. Según subrayó, las previsiones sobre fenómenos meteorológicos no se podrán anticipar en exceso, con lo que más bien tendrán una función a posteriori, como datos a acumular que, de por sí, ya se controlan. Sobre el cambio climático, cree que empezar a crear ahora un banco de datos dará resultados en 3 décadas, con lo que ni se habrán aprovechado los últimos años de sobradas evidencias ni el Observatorio. La consejera, por el contrario, dijo que algún día había que empezar y sí cree que mejorará la previsión. Además, se analizó la recuperación tras el incendio de Gran Canaria de 2017, el temporal en el puerto de Gran Tarajal y la mejora integral del Puerto de la Cruz como zona turística.