Canarias

Los puertos capitalinos canarios, al borde del colapso por falta de atraque

Santa Cruz de Tenerife, EFE
5/mar/18 15:12 PM
eldia.es
Muelle de Rivera del puerto de Santa Cruz el pasado 18 de enero./Cedida

Los puertos de las dos capitales canarias están en situación de "cuasi colapso" por la falta de línea de atraque y porque los recintos portuarios que ayudarían a descongestionarlos "presentan problemas", ha advertido hoy el especialista en transporte Germán Blanco.

Blanco, que es directivo del Cluster de Logística y Transportes, realizó esta consideración durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que estudia la situación del transporte en las islas, que hoy comenzó sus trabajos con la intervención de este experto.

En su análisis de la situación del transporte en el archipiélago y en alusión al marítimo, el experto consideró que es "razonablemente eficiente" en cuanto a las líneas de traslado de pasajeros entre islas pero, añadió, en el sistema portuario se registra "un problema importante".

Éste es el de la falta de línea de atraque que, en el caso del puerto de la Luz y Las Palmas está ocupada en un 75 por ciento y en el de Santa Cruz de Tenerife, en un 83 por ciento.

A esta situación de cuasi colapso se añade el hecho de que los puertos que ayudarían a descongestionar los capitalinos presentan problemas como es el caso del de Granadilla de Abona, que ya está "totalmente colmatado" puesto que se desarrolló sobre una tercera parte de lo que era el proyecto inicial.

Por lo tanto su capacidad es insuficiente para descongestionar el puerto de la capital tinerfeña mientras que en el caso de Gran Canaria, el recinto de Arinaga muestra inconvenientes para usos para los que podría ser apto, como el gas, por consideraciones "sobre todo políticas".

Tampoco se puede utilizar para contenedores y cruceros, pues para lo primero no tiene calado suficiente y para lo segundo no tiene demanda, añadió Germán Blanco.

Asimismo, el representante del Cluster de Logística y Transportes señaló que la incertidumbre que se genera sobre los costes de la estiba tras la homologación de la directiva europea en este ámbito "puede alejar a los demandantes de utilización de las dársenas".

También hay un problema de falta de rapidez en el despacho de mercancías porque, agregó, tras la crisis se ha producido una reducción de plantillas y por lo tanto, falta personal para acelerar este trámite.

Se refirió además Germán Blanco a la necesidad de arbitrar mecanismos de coordinación entre los puertos del Estado y los puertos canarios pues, aunque entre ambas entidades "hay una buena relación técnica", la realidad es que son dos administraciones diferentes que deben colaborar "para no pisarse".

Ante esta situación recomendó ser "muy cuidadosos" con la política de tarifas que aplican los puertos canarios, pues una reducción puede ser interesante a corto plazo pero no a medio y largo, pues puede ocasionar una merma de ingresos y de rentabilidad en las instalaciones y por lo tanto, en su capacidad inversora.

En cuanto del transporte aéreo, indicó German Blanco que un problema es que el cielo sobre Canarias está "saturado" y por ello sería conveniente una reprogramación de rutas, lo que depende de Eurocontrol.

Además apuntó que otra de las dificultades en los aeropuertos de Tenerife Norte, La Gomera, La Palma y El Hierro es el elevado número de vuelos "que abortan", algo que se podría solucionar en el caso de los aeródromos tinerfeño y palmero con mejoras tecnológicas en el sistema de aproximación, de forma que pase de 600 a 300 metros.

Para el caso de los aeropuertos de La Gomera y El Hierro se recomienda que los sistemas de aproximación visual sean sustituidos por sistemas con GPS.