Canarias
PRESUPUESTOS 2018

Canarias aprueba su presupuesto con los votos del "tripartito ocasional"

Santa Cruz de Tenerife, EFE
19/dic/17 20:00 PM
eldia.es

El pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado hoy de forma definitiva el presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2018, pactado por el Gobierno en minoría de Coalición Canaria (CC) con el PP y la Agrupación Socialista Gomera, que han conformado, según la oposición, un "tripartito ocasional".

El presupuesto canario alcanzará los 8.239 millones de euros, un 12,9% más que en 2017, gracias sobre todo al aumento de las transferencias estatales por la desvinculación de la financiación autonómica del Régimen Económico y Fiscal y las negociaciones presupuestarias estatales de CC y Nueva Canarias.

La definición del acuerdo presupuestario como "tripartito" no gustó al PP, cuyo diputado José Tomás Estalella aseguró que no existe tal tripartito, sino que se trata del presupuesto de Coalición Canaria ante el cual el PP ha alcanzado "un acuerdo de mínimos".

"Si hubiera un tripartito se notaría más la aportación del PP, este es un presupuesto de CC y no un cheque en blanco del PP", aclaró el diputado del grupo Popular, quien subrayó: "no somos socios de CC, al igual que NC no lo es de Rajoy por haber apoyado el presupuesto del Estado".

Estalella justificó el apoyo del PP porque crece en casi mil millones de euros gracias a la financiación del Estado, lo que permite mejorar los servicios públicos y el gasto social, apoyar a los sectores productivos y establecer por primera vez desde el inicio de la crisis un programa de alivio fiscal para familias, autónomos y pymes.

José Miguel Ruano, de CC, corroboró que "no hay un tripartito", sino que el PP y ASG se han comprometido con la estabilidad presupuestaria y "han cumplido su compromiso muy satisfactoriamente".

El portavoz de CC negó que los tres partidos hayan aplicado el "rodillo" de su mayoría parlamentaria en el trámite presupuestario, puesto que han aceptado o transado 102 enmiendas de la oposición, de ellas 101 en ponencia y en comisión, a las que se sumó una más de Nueva Canarias en el debate de hoy.

La nueva enmienda incorporada es una propuesta de Nueva Canarias para que el Gobierno de Canarias financie con un mínimo de 20 millones de euros un programa de inversiones en infraestructuras de saneamiento, depuración y reutilización de aguas residuales y control de su vertido al mar.

Luis Campos, diputado de Nueva Canarias, admitió que ha habido "más sensibilidad" este año por parte de CC a la hora de aceptar enmiendas, aunque los resultados prácticos de las aprobadas son "poca cosa", por lo que ha habido "rodillo al fin y al cabo", sentenció.

Nueva Canarias rechazó los presupuestos del "tripartito ocasional", como definió Campos la alianza de CC, PP y ASG, por la "profunda decepción" que les ha producido que se desaproveche el incremento presupuestario para abordar los graves problemas de pobreza, exclusión, dependencia y prestación de servicios públicos.

Tampoco le ha gustado a Nueva Canarias que no se aceptaran sus propuestas fiscales para generar 100 millones de euros adicionales que permitieran financiar una renta básica garantizada.

El diputado del PSOE Iñaki Álvaro Lavandera también consideró que los presupuestos no abordan los problemas de desempleo, pobreza, bajos salarios, listas de espera, dependencia, educación, vivienda y cohesión territorial que padecen los canarios, pese a contar con unas cuentas más expansivas.

Criticó la falta de pudor que a su juicio ha demostrado el PP al apoyar los mismos presupuestos que ha rechazado otros años porque primaban el gasto superfluo.

"Muy mal tiene que estar el PP en Madrid para ponerse de rodillas en Canarias", comentó.

Para Lavandera, hubiera sido muy fácil para el Gobierno obtener el apoyo socialista simplemente aceptando sus enmiendas por 172 millones de euros para mejorar los fondos contra la exclusión social y a favor de las políticas de empleo, de sanidad, de dependencia y de educación.

El representante del PSOE también defendió establecer un calendario de reconocimiento de los derechos laborales de los empleados públicos y cambios en las rebajas fiscales para limitarlas en función de la renta, así como medidas para facilitar el acceso a la vivienda.

Concepción Monzón, de Podemos, denunció también que la expansión del gasto presupuestario no se percibe en unos presupuestos que no atienden ni el paro ni la pobreza.

La representante de Podemos denunció la negativa del Gobierno a atender las demandas de los empleados públicos ni a reconocerles su derecho a la negociación colectiva.

Casimiro Curbelo, el líder de ASG, negó que su grupo forme parte de "un pacto", sino que apoya los presupuestos por su carácter social y por la distribución territorial equilibrada de los recursos.

Los presupuestos no benefician de forma particular a La Gomera, aunque "faltaría más" que sus tres diputados no defendieran a su isla pese a tener "una óptica regional".

Para Curbelo, el presupuesto es bueno porque la mayor parte del gasto presupuestario es social, la política fiscal beneficia a los que más lo necesitan, busca diversificar la economía, la inversión es territorialmente equilibrada y discrimina positivamente a las islas no capitalinas.

Tras la aprobación del texto, la consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, ha destacado que el archipiélago es una de las pocas comunidades que ha aprobado en plazo el presupuesto.

"Presupuestar es pasar de las palabras a los hechos", ha manifestado Dávila, quien ha agradecido a los diputados por su "gran ejercicio de responsabilidad" por "la gente de Canarias".

PRESUPUESTOS 2018