Santa Cruz de Tenerife

Pacto entre Fiscalía y acusados del CCN para evitar la cárcel

Noé Ramón, S/C de Tenerife
6/oct/17 6:04 AM
Edición impresa

La Fiscalía Anticorrupción y la representación de los cinco acusados por la financiación irregular del Centro Canario Nacionalista (CCN) en la campaña electoral de 2007 llegaron ayer a un acuerdo que reduce las penas y evita la entrada en prisión. Los ya condenados asumen que cometieron un delito de falsedad en la Ley de Régimen Electoral y otro de malversación de caudales públicos.

Al empresario Ignacio González, padre, se le impone una pena de trece meses por ambos cargos. A su hijo, Ignacio González, presidente del CCN, de dos meses, sustituible por una multa de 4 meses, al igual que ocurre con el contable, Juan Pedro Ruiz, en los dos casos por el primero de los delitos. Al abogado, José Luis Langa, administrador del partido, se le condena a 5 meses por infringir la ley electoral y a Pedro González, por este mismo motivo, dos meses y otros once por malversación.

En la reducción de las penas se atendió el retraso que experimentó la tramitación de la causa y que los condenados mostraron su disposición a reparar el daño.

La financiación irregular del CCN era la última pieza separada que quedaba dentro del conocido como caso Las Teresitas y se centró en dilucidar si este partido se financió con dinero obtenido de la venta de los terrenos al ayuntamiento y a una empresa llamada Desurcic. Según el acuerdo alcanzado ayer, los condenados admiten que superaron en alrededor de seis millones de euros los límites de gastos fijados por la ley electoral y, para ello, se pusieron de acuerdo a fin de utilizar las empresas familiares controladas por el padre del candidato. A este último se le acusa de ser "perfectamente conocedor de todos los movimientos económicos, ya que sin su consentimiento no hubieran podido llevarse a cabo dichos pagos y dar las órdenes oportunas para que los gastos de publicidad fueran facturados con cargo a las empresas del grupo familiar".

También se le atribuye haber ocultado de esta forma el desembolso real de la campaña por facturarse con otros concepto como si de servicios prestados a esas empresas se tratara.