Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Decomisan artículos falsos en 28 comercios del Sur de Tenerife con 26 detenidos leer
AARÓN AFONSO EXCONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (PSOE)

"Reconozco que Matos tenía razón desde el minuto uno: Clavijo no es de fiar"

Álvaro Morales, Tenerife
6/feb/17 6:15 AM
Edición impresa

No tuvo carné del PSOE hasta entrar en el Gobierno en 2015, pero sus cualidades lo llevaron a ser incluso una pieza fundamental en las distintas, duras y finalmente frustrantes negociaciones con CC. Su entorno familiar y lo sucedido con su padre (Paco Afonso), exalcalde portuense y exgobernador de la provincia fallecido en el incendio de La Gomera (1984), siguen marcando en parte su presente y futuro político, pero Aarón Afonso ya se ha ganado un puesto a considerar en el PSC, y a su capacidad conciliadora ha unido una faceta crítica contundente que lo lleva aquí a admitir que Matos tenía razón al avisarles sobre Clavijo "desde el minuto 1: no es de fiar".

De vuelta como funcionario: ¿alivio, tristeza, rabia por lo ocurrido...?

Retorno con total naturalidad; sabía que, al asumir responsabilidades políticas, era con carácter coyuntural. Siempre te queda la desazón de no poder culminar el proyecto en la consejería, pues había objetivos claramente trazados y, siempre que hay una estrategia, los frutos se recogen en la segunda parte de la legislatura: ahora corresponderá a otro recogerlos.

A Barragán, pero dice que no cambiará nada porque estaban cumpliendo el programa...

Creo que se hizo un trabajo serio para modernizar la administración y en beneficio de la ciudadanía, y esperamos que Barragán continúe esa senda, lo que permitirá una transformación digital.

Insiste en que CC miente sobre el Fdcan y que se levantaron del consejo para no ser cómplices de una ilegalidad por otorgar empleo a los cabildos: ¿si es tan irregular, por qué no han denunciado?

Esa es una decisión que corresponde al partido y a las instituciones en las que gobierna. Entendemos que CC nos ha mentido, pero, en general, a la ciudadanía, porque todos escuchamos en los medios y el Parlamento cómo se señalaba al Fdcan como un análisis de proyectos que repercutieran en la economía para generar empleo y cohesionar las Islas socialmente, y no fue eso, sino repartir recursos tras un acuerdo de Clavijo desde septiembre de 2015 para mejorar la financiación de los cabildos.

Pues CC dice que ustedes no rechistaron, sino a última hora...

No es cierto; en toda la tramitación, hubo dificultades porque entendíamos que estos fondos debían destinarse a los servicios públicos fundamentales en un momento en que la financiación nos detrae 700 millones. Cuando se nos plantea lo de mejorar la economía decimos que sí, pero si era así, eligiendo los mejores programas que beneficien a todos los canarios, porque uno de los fines del Gobierno era crear empleo de calidad. Pero el 20 de noviembre nos comentan verbalmente Barragán lo que el 23 se nos remite con documentos y detectamos que no se justificaba por qué se financiaban unos proyectos y excluíamos otros que cohesionaban, como carreteras del eje. Y, en empleo, decimos que se incumple la ley porque se admitió un requerimiento de los cabildos sin el visto bueno de la administración competente, tal y como establecía el decreto...

Y sin informe jurídico...

Aparte de eso, que es grave.

Aunque se lo deje al partido, ¿usted recurriría lo de empleo?

Sin ninguna duda.

¿Y por qué no lo hace el PSOE?

Nos levantamos porque no queríamos ser partícipes de una decisión que no compartíamos y, mucho menos, de una ilegalidad.

Por eso mismo, y porque, aparte de la concatenación de hechos, por esto se justificó la ruptura: ¿si es tan grave, por qué no denuncian?

Esa decisión no me compete.

¿Qué pasó ese 23 de diciembre para que, dirigentes de CC como Marcial Morales, digan que hubo pacto y que los consejeros del PSOE, por terquedad, apostaban por un todo o nada, frente a otros socialistas que sí lo querían?

No creo que hubiera terquedad. Por el PSOE, hubo mucha cintura y flexibilidad respecto incluso a los criterios REF, y esto se trabajó en el consejo y el Parlamento, pero lo que colma el vaso es estimar el requerimiento de los cabildos y dejar en evidencia a la vicepresidenta, cuando las política activas de empleo siempre las coordinó y gestionó el Gobierno, con los cabildos o ayuntamientos como cooperadores, pero no que los cabildos las diseñen porque todos los parados deben tener los mismos derechos con independencia de dónde residan. Y eso se desvirtuaba.

Pero CC dice que hicieron esfuerzos titánicos hasta el final, incluso llamando a Ferraz...

Clavijo dice que llamó y yo no digo que no; no lo sé, pero, en tal caso, llamó para pedir que convencieran a su socio de gobierno para que admitan sus propuestas, unilaterales y no consensuadas.

¿Ustedes no llamaron a Ferraz?

Desde el gobierno, no; no sé si lo hizo el presidente de la gestora, que, el día previo, mandató a los consejeros que no apoyaran a Clavijo si admitía lo de los cabildos.

¿Y no se sintieron incomprendidos por partes del PSOE? ¿No le dieron armas a CC en La Palma, Lanzarote, Fuerteventura...?

Bueno, Clavijo dice que uno de los problemas ha sido el de los interlocutores del PSOE, pero no lo comparto porque CC, siempre que le ha interesado, ha cambiado de interlocutor. Y es verdad que, cuando estás al frente de una administración y otra superior te pone recursos sin condición alguna, es difícil rechazarlos, y eso pasó con los cabildos, con independencia del color político. En el gobierno y la gestora entendíamos que debemos defender la cohesión social y económica de Canarias en su conjunto y que las carreteras, sanidad, las políticas de empleo o la rehabilitación de viviendas eran objetivos claves o, al menos, justificar bien por qué otros programas eran mejoras que los regionales.

¿Jugó el PP a dos aguas para forzar la ruptura, al apoyar primero a NC y, luego, acordar con Clavijo lo del REF? ¿Hubo estrategia para enganchar un pacto CC-PP?

Habrá que preguntarle a Antona.

Pero el PP cambió, fluctuó...

Claro, pero le corresponde a ellos explicarlo, cuando siempre han defendido que jugaban a la estabilidad. Visto ya con distancia, mi impresión cuando Clavijo rompe de la manera en que lo hizo y con la deriva de los últimos 4 meses es que tenía un pacto con el PP...

¿Le sorprende que no se dé ya?

Creo que lo ha parado Madrid.

¿El PSOE debió romper mucho antes, por sanidad por ejemplo?

Lo de sanidad fue grave porque los que estábamos en el Gobierno habíamos trabajado mucho por este pacto. Barragán y yo, a los que correspondía la coordinación, tuvimos claro que había que resolver las fricciones y lo hicimos de forma razonable, pero, cuando Clavijo se empeña en cuestionar la gestión de Morera, reconozco que sus declaraciones me sorprendieron.

¿Cree que estaba forzando ya la concatenación de hechos?

Sí, y ahora, reflexionando, los hechos que vienen después lo prueban. Pienso que pudo tener que ver que, en julio y agosto, estuvieron negociando con el PP el voto de Oramas a la investidura de Rajoy...

De hecho, ellos dicen que tienen un acuerdo con Rajoy, que les derivó a Cospedal y que, al menos, es de no agresión, pero Cospedal se limita a recalcar que darán estabilidad, sin aclarar con quién: ¿está marcando tanto lo nacional?

Sí está marcando porque, si no, no te explicas que, en un pacto que estaba funcionando bien, se presione como se presionó dentro del gobierno en el ámbito sanitario, que después se cierre el presupuesto en septiembre, dos meses antes que cualquier otro año, con lo que eso representa; que el presidente es el secretario de CC en Tenerife y propicia la censura de Granadilla, con la agresión que eso supuso para el pacto...

Por eso digo: ¿no tuvieron razones poderosas antes para romper?

Precisamente por eso se planteó la ruptura a finales de septiembre, porque eran hechos especialmente graves. No rompemos del todo porque entendimos que la ciudadanía nos eligió mayoritariamente para tratar de cambiar las cosas desde el Gobierno. Pese a la presión de CC, creímos que había que darles una segunda oportunidad y estuvimos todo octubre negociando la adenda, que se incumplió al completo 24 días después.

Pero usted es del Puerto: ¿realmente se creyó que CC rompería aquí (la entrevista fue en su ciudad) con el PP para pactar con el PSOE o estaban ganando tiempo?

En aquel momento, creímos en la palabra de Clavijo porque, conociendo el funcionamiento de CC en Tenerife, si él quería no se habría producido la censura en Granadilla y se habrían revertido los incumplimientos en la Isla...

Pero si dice que él propició la censura: ¿no es motivo sobrante ya?

Bueno, cuando se presenta no lo sabíamos a ciencia cierta. Luego, ha habido declaraciones de otras fuerzas que lo desvelan...

También se desmintieron...

Desmentidas y ratificadas en los mismos medios y en pocas horas sobre el papel de Dávila y Clavijo.

¿Clavijo no es de fiar?

Por supuesto que no. Que quede claro que, durante este tiempo, nos hemos tenido respeto institucional, e igual es culpa mía por tener unas expectativas de alguien por encima de lo que se correspondía...

¿Por ingenuidad?

Puede ser por ingenuidad política, pero lo cierto es que ha demostrado que no tiene palabra: él firmó el acuerdo de gobernabilidad en Granadilla. Dice una cosa sobre el Fdcan y no se cumple...

¿Y qué le dice, entonces, a los socialistas de La Palma y otras islas que quieren volver con él y con CC?

La vuelta al pacto no es viable con Clavijo, pero él no es toda CC.

¿Insinúa que peligra incluso su puesto en esta legislatura?

No lo sé, pero, en la etapa final del pacto, cuando más dificultades había, yo invitaba constantemente a una reflexión dentro de CC sobre hacia dónde estaba encaminando Clavijo Canarias con su forma de gestionar, guiado exclusivamente por CC en Tenerife, de la que es el secretario.

Pero, ¿CC no hará piña con Clavijo por su debilidad? Hasta los herreños han logrado que Antona paralice la censura en Valverde...

Soy respetuoso con los mecanismos internos de los partidos y no sé cómo reaccionará CC.

¿Palpó divisiones internas como para que implosione CC si, por ejemplo, pacta con el PP?

Ellos tienen un congreso ahora; es verdad que está por ver cómo se relacionarán los herreños con CC; los majoreros han puesto de manifiesto que no les gustaría gobernar con el PP y estos son cuestiones que se suscitan en CC. También el PNC ha manifestado que no les gusta una forma de gobierno que no sea con el PSOE y, por eso, no nos explicamos las razones por las que Clavijo forjó de esta forma llevar al PSOE al precipicio y terminó rompiendo él el pacto.

Y, en el fondo, ¿no pueden ser solo amagos y lo resolverán dentro porque el poder une mucho?

Une mucho y perderlo también puede despegar. Por tanto, hay que ver en los próximos meses cuál es el escenario político; el Grupo Socialista ha abierto un periodo de diálogo con todas las fuerzas para ver si hay puntos de encuentro para guiar desde el Parlamento la hoja de ruta a un gobierno en minoría y, partir de ahí, ya se verá...

¿De verdad ve opciones de una censura o depende de Génova?

Creo que dependerá de Madrid.

¿Tanto de Génova como de Ferraz? ¿Ferraz ve Canarias ahora con otros ojos, tras venir Jiménez?

Posiblemente, sí...

¿Tan difícil era explicar antes que hasta Podemos está dispuesto a apoyar una censura con PSOE y PP?

Pero lo importante no es si puede haber un pacto entre fuerzas incluso antagónicas, como PP y PSOE, sino si somos capaces de acordar un programa, qué queremos hacer con las distintas políticas y si podemos ponerlas en un documento común para establecer un gobierno alternativo.

¿Y cómo lo ve? ¿Pueden unir 30 años de CC, el sistema electoral...?

No soy partidario de gobiernos alternativos única y exclusivamente por sacar a otra formación...

¿Ni siquiera tras 30 años?

Ni siquiera, salvo que seamos capaces de proponer a la ciudadanía un programa alternativo ilusionante que permita gobernar de forma distinta a lo que se ha hecho en los últimos 30 años, y ése es el espacio abierto y que creo que es posible abordar en los próximos meses.

¿Ve en serio al PP en esa línea?

Veo a muchos dirigentes del PP en esa línea.

¿Incluso de forma mayoritaria entre diputados, alcaldes...?

Y una masa social y de votantes del PP que quieren ese cambio y que creen que es posible articular un programa alternativo.

¿Más en Gran Canaria que aquí?

También lo noto en Tenerife.

¿Le podría pasar factura al PP si no propicia ese cambio ahora?

Pues es probable, también tiene su congreso en marzo y si, teniendo la posibilidad que se les brinda por toda la oposición, la desdeña o no la aprovecha, le puede pasar factura a algunos que se presentan.

No obstante, Fraga llamó francotirador a Matos cuando él les avisó sobre esta CC y pidió censurar antes: ¿le da ahora la razón?

Hombre, sí tengo que reconocer que, desde el minuto 1, en la primera reunión del Grupo, a la que asistí, Gustavo advirtió abiertamente sobre esto, que debíamos tener cuidado con el presidente porque no era de fiar. Evidentemente, entramos a trabajar y hay que ir generando un clima de confianza, pero reconozco que tenía razón: no es una persona de fiar.

AARÓN AFONSO EXCONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (PSOE)