Canarias

La carretera de Tafira, en Las Palmas de Gran Canaria, cierra hoy al tráfico por obras

Las Palmas de Gran Canaria, Europa Press
26/ago/15 9:49 AM
eldia.es

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha informado de que la carretera de Tafira, la carretera GC-111, cerrará este miércoles al tráfico por obras, ya que tendrán que reordenar el tráfico para que los conductores que utilizan la vía dispongan de una alternativa en sus desplazamientos.

De esta forma, los vehículos que se vean obligados a utilizar la GC-111 tendrán que acceder por la carretera de Los Hoyos, así como circular por las calles Tornera, San Quintín, Los Lagares, Soroya, El Greco y Simón Benítez Padilla, en sentido Las Palmas de Gran Canaria-Tafira, según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así, en el sentido contrario, los conductores tendrán que desviarse por la GC-111 hacia la calle Simón Benítez Padilla, continuar por las calles Berruguete, San Quintín, Tornera y la Carretera de Los Hoyos.

En cuanto a los residentes se indicó que debido al cierre por tramos de la vía, los residentes podrán circular por una parte por la GC-111.

Por otro lado, la Concejalía de Urbanismo también ha habilitado tres paradas nuevas para los usuarios de las guaguas Global, que sustituyen a las que permanecerán fuera de servicio debido a las obras.

En concreto, dos paradas estarán situadas en el tramo de la Carretera de Tafira por lo que se permite circular y una tercera estará situada junto a la Cruz del Inglés.

Las obras, por las que se cierra al tráfico la GC-111, tienen como fin transformar la carretera en un vial urbano con aceras, pasos de peatones, aparcamientos y un sistema de drenaje para las aguas pluviales del que la vía carece en la actualidad.

Para ello, explican, se debe modificar la rasante que tiene ahora la vía, de tal forma que tendrá que ser demolida para rebajar y adecuar las pendientes de acceso a las viviendas y garajes. Además, se construirán aceras de 1,50 metros de ancho en ambos márgenes y se implantarán pasos de peatones en los cruces.

El cierre de la vía será progresivo y se ejecutará por tramos, afectando a dos kilómetros de la Carretera de Tafira, en concreto, desde su inicio hasta la calle Miguel Ángel, en el cruce de calles conocido como la Cruz del Inglés.

Además, estas obras modificarán la morfología de la vía pero mantendrá el tráfico en ambos sentidos de circulación, respetará los árboles situados junto al arcén y se ajustará al cumplimiento de la legislación vigente en materia de accesibilidad.

La obra, adjudicada a la empresa Acciona, se llevará a cabo en seis meses y tendrá un coste de 1,6 millones de euros. Está previsto que concluya el 26 de febrero de 2016.