Canarias

El mantenimiento de los centros de extranjeros costó 1,6 millones en 2011

El funcionamiento de los nueve centros españoles de ese tipo costó el año pasado 8,3 millones de euros, de los que 1,6 millones se invirtieron en Canarias. El gasto del CIE de El Matorral (Fuerteventura) fue de 1,1 millones de euros; en Hoya Fría (Tenerife) 288.000 euros, y en Barranco Seco (Gran Canaria) 248.000 euros.
EFE/G.J., Madrid/Tenerife
5/jun/12 1:06 AM
Edición impresa

Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) existentes en Canarias sumaron el año pasado un gasto de más de 1,6 millones de euros, la mayor parte de él, 1,1 millones, concentrado en el CIE de El Matorral (Fuerteventura), el más grande del país, según informó el Gobierno central en respuesta escrita a una pregunta de Izquierda Unida.

En ella se detalla que a continuación se situó el gasto del CIE de Hoya Fría (Tenerife), 288.000 euros, y después el de Barranco Seco (Gran Canaria), 248.000 euros.

En el conjunto de España, el funcionamiento de los nueve centros de ese tipo que existen costó el año pasado 8,3 millones de euros, incluida la alimentación, limpieza, consumos de luz, agua y gas, y servicio médico, de acuerdo a esa respuesta escrita del Gobierno, en la que se precisa que el promedio de coste diario de la plaza de cada inmigrante retenido en esas instalaciones es de 17 euros.

Esta cantidad no incluye los gastos de personal que conlleva el funcionamiento de estos centros en los que el Estado retiene a los inmigrantes en proceso de expulsión por un máximo establecido por ley en 60 días, aunque la estancia media es de unos 37 días.

La respuesta parlamentaria también detalla que la expulsión de cada extranjero -que incluye la escolta policial y el billete de avión o barco- tiene un coste medio de 1.807 euros.

Los extranjeros no pueden estar retenidos en un CIE más de sesenta días.

Además, de los 13.241 inmigrantes que pasaron por un CIE en 2011, solo 6.825 fueron expulsados, lo que supuso un gasto adicional de 12,3 millones de euros.

A este gasto hay que sumar los otros 4.533 extranjeros sin papeles que fueron expulsados sin pasar por uno de estos centros, por lo que los envíos de expulsión costaron a las arcas públicas un total de 20,5 millones de euros.

En la actualidad, como adelantó este periódico el pasado mes de mayo, Canarias solo con dos CIE activos, pues la falta de inmigrantes provocó que el Centro de Internamiento de Emigrantes de El Matorral (Fuerteventura), que tiene capacidad para 1.100 internos, haya sido inhabilitado de forma temporal.

Hay que señalar que en los cinco primeros meses del presente año solo llegaron a las costas canarias ocho pateras con 28 inmigrantes.

En este sentido, recordar también que los otros dos centros de internamiento del Archipiélago están casi vacíos, pues, por ejemplo el CIE de Barranco Seco a principio de año solo tenía once extranjeros retenidos, y el de Hoya Fría cinco.