Santa Cruz de Tenerife

Sanidad pretende ahorrar 3,5 millones de euros con las tiras para diabéticos

El Gobierno canario y los colegios de farmacéuticos acordaron ayer que cada caja de 50 tiras reactivas rebaje su precio en casi cinco euros. El convenio permite que este producto siga encontrándose en las farmacias, y no en los centros de salud, como había previsto inicialmente la Consejería de Sanidad.
EFE, Las Palmas
4/jun/11 1:25 AM
Edición impresa

Las tiras reactivas con las que los diabéticos controlan su glucemia se seguirán dispensando en Canarias en farmacias y no solo en centros de salud, como se pensaba hacer para reducir gastos, merced a un acuerdo del Gobierno autónomo con el sector que le permitirá ahorrar 3,5 millones de euros.

Eso será posible tras acordarse con los profesionales de esas oficinas que ese producto, que se distribuye con cargo a los fondos del Servicio Canario de Salud, se venderá desde ahora a un coste "sensiblemente inferior al que tenían hasta el momento. Las tiras rebajarán su precio en casi cinco euros por envase de 50 tiras, según anunció ayer el consejero de Sanidad del Ejecutivo regional, Fernando Bañolas.

El consejero, que suscribió el convenio junto a los presidentes de los colegios oficiales de Farmacéuticos de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife, Carlos Muñoz y Guillermo Schwartz, respectivamente, recalcó que el ahorro de 3,5 millones anuales que espera lograr el Gobierno con la iniciativa será posible gracias a "un importante esfuerzo realizado por las partes".

Con dicho esfuerzo, explicó, se ha querido atender la demanda de las asociaciones de enfermos diabéticos, que se oponían a que la dispensación de este producto se hiciera a través de los centros de salud, como hacen otras trece comunidades y había proyectado inicialmente también el Servicio Canario de Salud.

En nombre de los farmacéuticos, Carlos Muñoz destacó que estos profesionales han asumido parte del ahorro calculado rebajando precios a costa de sus beneficios, con lo que muestran su "solidaridad" en "momentos difíciles". Guillermo Schwartz añadió que se logran "no solo ventajas económicas sino, sobre todo, de salud".

El que los pacientes con diabetes, que en Canarias suponen un 11% de la población frente al 8 % de la media española, controlen sus niveles de glucemia permite evitar complicaciones que podrían presentarse incluso 15 o 20 años más tarde si no se hiciera el seguimiento que posibilitan esas tiras, argumentó Schwartz.

El director general de Farmacia, Buenaventura Fernández, recalcó que el convenio también ha evitado que se tuvieran que hacer otros gastos en los centros de salud que deberían haberse hecho cargo del reparto de las tiras si no se hubiera mantenido en las farmacias, ya que habría que adecuarlos para ello.