Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Montero abre negociaciones con el PNV para negociar los Presupuestos leer

Los emigrantes canarios ya no decidirán el signo político de diez municipios

La inminente reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral -que seguirá su curso en las Cortes la semana próxima- excluirá a los emigrantes de los comicios locales. En las Islas, el voto exterior favorece en mucho a CC, que rechaza cambiar la ley. Es decisivo en 10 municipios isleños, siendo importante en 34.
CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.
16/ene/11 8:04 AM
Edición impresa

En Canarias hay diez municipios donde el voto exterior representa cerca de un tercio de todo el censo electoral. Estas corporaciones locales pertenecen -sin excepción- a la provincia tinerfeña y, salvo sorpresa de última hora, la preferencia política de los emigrantes no tendrá peso alguno en la constitución del gobierno local -por primera vez- en las elecciones que se celebrarán en mayo.

La reforma en curso de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) impedirá que los emigrantes puedan seguir determinando el color político de los municipios, pues si sale aprobada en los términos en que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP) la vienen encaminando, los residentes en el extranjero sólo podrán participar en las elecciones al Parlamento autonómico y en las generales.

El municipio canario donde más peso tiene el voto exterior es Garafía, en La Palma, donde 1.260 vecinos deciden quien es el alcalde junto a 1.258 emigrantes, lo que reparte al 50% la decisión final. Así consta en la última actualización de los datos del Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) que recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al mes de noviembre de 2011.

Otros municipios donde el voto exterior tiene un peso decisivo son los gomeros de Agulo (43,9%); Hermigua (43,9%), y Vallehermoso (42,7%), seguidos por el palmero de Barlovento (40,7%); Villa de Mazo -La Palma- (35,7%); Fuencaliente de La Palma (31%); el gomero de Alajeró (34,6%); San Andrés y Sauces -La Palma- (32,4%), y el palmero de Tijarafe (29,3%).

34 municipios

Pero la importancia del voto exterior en el Archipiélago excede a los diez ya mencionados.

En total, 34 municipios isleños cuentan con un 10% o más de residentes ausentes que tienen, en teoría, la capacidad de definir qué gobierno se forma en la corporación local.

En La Palma, los otros municipios con una alta proporción de votos de emigrantes son Puntallana (23,6%), Puntagorda (22,9%), El Paso (19,5%), Breña Alta (17,7%), Santa Cruz de La Palma (15,4%), Breña Baja (14,4%) y Los Llanos de Aridane (10%).

Del resto de los municipios gomeros destacan San Sebastián de La Gomera (25,4%) y Valle Gran Rey (24,3%), mientras que en El Hierro, La Frontera también cuenta con un alto porcentaje de votantes en el exterior (23,2%), así como Valverde (22,3%).

Los municipios tinerfeños donde más incidencia tiene el voto exterior son El Tanque (18,5%), Garachico (17,2%), Icod de los Vinos (17,1%), Buenavista del Norte (14%), Los Silos (13,3%), San Juan de la Rambla (12,9%), Vilaflor (12,7%), Fasnia (12,1%), La Guancha (11,3%) y Santa Cruz de Tenerife (10,1%).

Sólo tres están en la provincia de Las Palmas: Moya (13,7%), Valleseco (12,3%) y Tejeda (10,9%). Como en la mayor parte de las localidades tinerfeñas, las de Gran Canaria cuentan con una población más bien escasa.

El Senado volverá a debatir la reforma de la Loreg la próxima semana, pero junto a los dos mayores partidos de ámbito estatal se suma el apoyo de otros de corte nacionalista -Convergència i Unió (CiU) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV)- que aíslan a CC y su tesis contraria a la modificación de la norma. En todo caso, el Gobierno canario anunció ya que recurrirá la reforma de aprobarse tal y como está planteada.