Canarias

La maquinaria electoral, en marcha

Aunque la campaña electoral oficial no ha comenzado, los principales partidos del Archipiélago -CC, PP y PSC- han acelerado la promoción de sus principales candidatos. Los responsables de sus agendas apuran hasta el último minuto para cuadrar el mayor número de actos públicos. De momento, el PP va por delante.
O. GONZÁLEZ, Tenerife
16/ene/11 8:04 AM
Edición impresa

Algunos lo han hecho de forma sutil, como algo consustancial a su cargo; otros, sin embargo, no se han "cortado" y han pasado directamente a la acción. La campaña política para las próximas elecciones ha llegado, y para quedarse, por lo menos hasta mayo.

Los candidatos de los principales partidos políticos del Archipiélago, entendiendo estos como los que tienen representación parlamentaria -Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP) y PSC -PSOE- han puesto una marcha más estos días a su promoción pública. Unos desde la privilegiada plataforma que les otorga su cargo institucional, otros desde el amparo que les ofrece su acercamiento a la calle, han aprovechado la semana para dar un salto más en sus pretensiones de llegar al gran público.

Tras de sí se esconde la inevitable idea de "cuantos más me conozcan mejor", un argumento que sale aún más reforzado después de conocerse los últimos datos de la segunda oleada del Barómetro de Opinión Pública de 2010 de las islas del Consejo Económico y Social, que revelan que un 50% de los canarios no sabe aún a quién votará en las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Frente a esta idea de "darse a conocer", interiorizada por muchos de los representantes públicos está, no obstante, la contraria, expresada en varias ocasiones por el diputado nacional y nuevo secretario de Organización de CC, José Luis Perestelo, quien defiende que los ciudadanos votan por una labor de cuatro años, y no por lo que pueda vender o malvender en unos pocos meses.

Con todo, y como quiera que el primer argumento sigue siendo el mayoritario, estos últimos días, y los que quedan a partir de ahora, a quienes configuran las agendas de los candidatos a la Presidencia del Gobierno regional, cabildos y principales ayuntamientos no les queda otra que hacer la cuadratura del círculo con el objeto de que su aspirante pueda asumir en una sola jornada la mayor cantidad de actos, bien sea compartiendo tiempo con una asociación de vecinos, en la inauguración de unas instalaciones, visitando un mercado municipal o en la toma de posesión de algún representante público. Excusas para salir en la foto, a partir de ahora, hay miles.

Prueba de esta intensa actividad la dio este viernes, por ejemplo, la vicepresidenta y consejera de Industria, Comercio y Empleo del Gobierno regional, María del Mar Julios, que también es número uno de CC al Parlamento en las listas de Gran Canaria. Mar Julios fue partícipe, a lo largo del día, de hasta cuatro actos distintos, todos ellos en el municipio de Arucas, uno de los pocos que aún conserva CC en esta isla.

Rivero cumple su promesa

Tampoco le ha ido a la zaga en este sentido el presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, todo un experto, si es necesario, en viajar de La Graciosa a La Palma, haciendo escala en cualquier otra isla, para salir en la foto. Es verdad que esta ha sido una constante de Rivero desde el comienzo de la Legislatura, cumpliendo así uno de sus compromisos electorales: estar en todas las islas el mayor tiempo posible.

También ha hecho sus "pinitos" estas últimas semanas el otro hombre fuerte de CC en Gran Canaria -candidato de esta formación al Cabildo de esta isla-, el consejero de Sanidad, Fernando Bañolas. Después de capear el temporal que le supuso a su llegada a la Consejería el "caso diálisis", el ex alcalde de Santa María de Guía ha participado en distintas actividades que han aumentado su proyección pública.

En la misma línea se ha movido también la delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias, aspirante del PSC-PSOE al Cabildo grancanario. Darias se ha prodigado en diversos actos relacionados con su cargo, y no ha rehusado hacer declaraciones sobre el resto de candidatos.

Menos intensa ha sido la actividad de su compañero de partido y aspirante a la Presidencia canaria, José Miguel Pérez, a quien, incluso, algunos compañeros han recriminado su ausencia en algunas islas, en las que sigue siendo, tal y como refleja el barómetro del CES, un gran desconocido. Con todo, Pérez se ha esforzado en acudir a algunos actos de la formación y en ofrecer algunas ruedas de prensa para dar a conocer algunas de las claves electorales del PSC.

No obstante, si hay un partido y un candidato, también a la Presidencia canaria, que lleva en campaña varios meses, ése es el PP y su presidente regional, José Manuel Soria. Primero desde el lugar que ocupaba en el Ejecutivo regional -aspecto que fue bastante criticado por sus socios nacionalistas- y ahora desde cualquier foro que pueda, Soria ha aprovechado para hacerse ver y oír, y mucho.

En los últimos días, sin ir más lejos, el líder de los conservadores de las Islas ha recorrido varios barrios de Las Palmas acompañado del candidato popular a la Alcaldía de la capital grancanaria, Juan José Cardona, y del aspirante al Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, matando dos pájaros de un tiro: acercándose él a los vecinos y presentando a los nuevos aspirantes conservadores.

De ahora en adelante, por tanto, sólo cabe esperar que algunas caras de la política canaria se repitan cada día más, bien en los medios públicos -la Televisión Canaria parece que será uno de los campos de batalla-, bien en las calles y aceras de los pueblos. Porque la campaña electoral llegó para quedarse.