Santa Cruz de Tenerife

El ex senador Carlos Bencomo recibe la medalla al Mérito Civil

El doctor ingeniero en minas, abogado y ex senador por La Gomera Carlos Bencomo Mendoza, natural de Hermigua y ya jubilado, recibió ayer la medalla al Mérito Civil por el servicio prestado al Estado durante sus 40 años de profesión.
EL DÍA/E.P., S/C de Tenerife
13/ene/11 7:51 AM
Edición impresa

El doctor ingeniero en minas y ex senador por La Gomera Carlos Bencomo Mendoza, de 73 años, recibió ayer en la delegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife la medalla al Mérito Civil por el servicio que prestó al Estado durante 40 años de profesión, una trayectoria destacada en la que él siempre se sintió "uno más".

El acto de entrega, presidido por la delegada del Gobierno de España en Canarias, Carolina Darias, y el subdelegado del Gobierno de Santa Cruz de Tenerife, José Antonio Batista, contó además con numerosas personalidades de la vida política y social de la Isla.

Bencomo, que hizo un recorrido por su dilatada carrera, aseguró no ser merecedor de este reconocimiento que, no obstante, agradeció al promotor de la iniciativa, el senador José Segura, entre otros. Tras mostrar su satisfacción por el acto, miró hacia su familia, que le acompañó en el acto.

"¿Qué más puedo deciros? Lo que está claro es que podría estar ahí entre los que me escuchan. Yo soy uno más de los vuestros", apuntó el homenajeado durante el acto de entrega.

Una trayectoria destacada

Nacido en Hermigua, Carlos Bencomo realizó sus estudios de Bachillerato en el colegio Cristo Rey del municipio gomero. No fue hasta 1952 cuando el ex senador viajó a Madrid para opositar a ingeniero, ciudad donde cursó los estudios universitarios de Ingeniería en Minas.

Una vez finalizada la carrera universitaria, Bencomo, en 1964, se trasladó a Francia, donde comenzó a trabajar en la empresa BRGM. A lo largo de tres años, y en el marco de su profesión, el ingeniero de minas se especializó en aguas subterráneas, una labor que hizo que el Gobierno español requiriera de sus servicios.

Durante esta época de su vida, en concreto entre 1968 y 1975, Carlos Bencomo trabajó en el alto sureste español haciendo estudios e investigaciones de explotación de aguas subterráneas. Según relató a este periódico el doctor ingeniero en minas, "el Tajo pasaba por la zona donde yo trabajaba e hice algunas críticas al túnel que allí se estaba construyendo", una construcción que luego produjo varios problemas.

Su especialización y su destacada labor lo llevó a protagonizar diversas conferencias en la Real Academia de Ciencias Naturales de Madrid y en Cartagena, entre otros lugares.

Una vez finalizados sus estudios en la Península, Carlos Bencomo regresó en 1975 a Canarias destinado como ingeniero jefe de minas.

En 1979 ocupó el cargo de senador por La Gomera tras ser elegido en dos ocasiones, en 1979 y 1982 por la extinta UCD.

De entre los grandes proyectos que consiguió para La Gomera durante este periodo, destaca la obtención del ferry que comunicó la Isla con Tenerife.

"En 1980 había una gran crisis en la industria metalúrgica y naval del país, y era muy difícil que el Gobierno diese permiso para importar nuevos barcos. La compañía Ferry Gomera intentó importar una nueva embarcación, y conseguimos traer un transporte de mayor tonelaje, el "Benchijigua". Como representante de la Isla, tuve una participación importante para que esto ocurriera, pero no fue sólo mérito mío", relató Carlos Bencomo, cuya modestia y humildad le hicieron restar importancia a sus logros durante el acto de entrega de la medalla.

Tras finalizar esta andadura política, el doctor ingeniero en minas tomó posesión del cargo de eurodiputado en 1986, trabajo que desempeñó durante dos años y medio.

Su paso por la política hizo que Carlos Bencomo se diera cuenta de la necesidad de controlar las leyes, lo que lo llevó a cursar los estudios de derecho, titulación que obtuvo durante su madurez.

En la actualidad, y tras jubilarse, Bencomo ejerce de abogado, "que es lo que me divierte".

Pese a que el desarrollo de su labor profesional lo llevó a instalarse en Tenerife, Carlos Bencomo, casado y con hijos, añora y no olvida su pueblo natal, Hermigua, un lugar que "llevo en mi corazón y que intento visitar siempre que puedo".

"Siempre he dicho que soy europeo, español, canario y gomero, y sobre todo, del Valle Bajo de Hermigua", sentenció el doctor ingeniero de minas Carlos Bencomo.