Santa Cruz de Tenerife

Lanzarote abre de nuevo el debate sobre la ecotasa

El Cabildo reclama un acuerdo institucional con el Gobierno Canario para impulsar un marco fiscal que permita reducir de forma drástica el crecimiento turístico previsto en la Isla.

EL DÍA, S/C de Tenerife
13/jun/02 16:27 PM
Edición impresa

El Cabildo de Lanzarote en su propuesta de trabajo sobre la Directrices de Ordenación General y del Turismo reabre el debate sobre la ecotasa turística. En su informe "Life Lanzarote en la Biosfera 2 (2001 - 2004)" solicita un acuerdo institucional con el Gobierno de Canarias para impulsar, entre otros asuntos, un nuevo marco fiscal, que "permita acometer una drástica reducción de los compromisos de crecimiento turístico en la Isla".

En la propuesta sugiere afrontar una "reforma fiscal verde", a través de "los posibles modelos y alternativas de un impuesto turístico o ecotasa con el fin de recabar fondos con los que financiar la recuperación del exceso de derechos edificatorios".

El Cabildo de Lanzarote pretende recabar financiación para reducir, "con un corte radical", hasta las 10.707 las plazas turísticas en la Isla y poder recuperar los derechos edificatorios de unas 30 mil plazas, contempladas en el actual Plan Insular de Ordenación del Territorio.

La Corporación Insular indica que este recorte drástico, propuesto por "estar desbordada la capacidad de carga de la Isla", supondría además un ahorro público de 389,6 millones de euros entre 2000 y 2025.

El informe establece dos "escenarios" de crecimiento de la oferta alojativa en las zonas turísticas de la Isla hasta 2025.

En este sentido, estima que, de prevalecer el desarrollo de todo el potencial edificatorio del PIOT, con la única salvedad de la moratoria turística establecida en 2000, en este período se crearían en Lanzarote 37.305 nuevas camas turísticas y 32.152 segundas residencias.

Sin embargo, si se aplicara otro "escenario de corte radical del crecimiento" que permitiera construir sólo las plazas turísticas fijadas por la moratoria insular de 2000 se crearían 9.663 nuevas camas turísticas y 3.563 segundas residencias.

El informe también hace referencia a los aumentos poblacionales previstos para cada uno de los supuestos de crecimiento de la oferta alojativa en las zonas turísticas de la Isla.