Santa Cruz de Tenerife

Marruecos considera "inaceptable" la autorización de sondeos a Repsol

El Ministerio de Exteriores del Reino alauí ha remitido una nota de protesta a la embajada de España en Rabat en la que invita encarecidamente al Ejecutivo de Aznar a "suspender la aplicación" de los permisos de prospección petrolífera en aguas cercanas a las costas de Canarias.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Rabat
1/feb/02 16:25 PM
Edición impresa

El Gobierno marroquí expresó ayer su protesta por la decisión adoptada el pasado mes de diciembre por el Ejecutivo Español de conceder un permiso de prospección petrolera al grupo Repsol en las costas situadas entre las Islas Canarias y el litoral de Marruecos.

El ministerio marroquí de Asuntos Exteriores remitió ayer una nota de protesta a la embajada de España en Rabat, en la que califica la decisión del Gobierno Español de "inaceptable" e "invita encarecidamente a España a suspender su aplicación".

Considera la decisión del Gobierno Español de delimitar las aguas territoriales de las Canarias en base a la línea mediana entre ambas costas como un "acto unilateral, discutible y hostil" porque "atenta contra los derechos inherentes a la soberanía marroquí sobre su plataforma continental - que se extiende mucho más allá de la línea mediana - , en tanto que es una prolongación de su territorio bajo el mar".

Impugnación formal

La nota de protesta del Ministerio de Exteriores marroquí hace referencia a un decreto español, publicado en el Boletín Oficial del Estado del pasado 23 de enero, que concede un permiso de prospección petrolera "off-shore" al grupo Repsol en las aguas comprendidas entre las Islas Canarias y el litoral marroquí frente a las costas de Tarfaya.

La nota afirma que la autorización dada a Repsol se extiende a una zona "situada más allá del mar territorial de las Islas Canarias" y que abarca "hasta la línea mediana que el Gobierno Español pretende consagrar unilateralmente como la línea de delimitación de la plataforma continental entre los dos países, pretensión que Marruecos impugna formalmente".

"Marruecos precisa que nunca ha consentido la modificación unilateral de los datos relativos a los espacios marítimos de la región y recuerda que ya había rechazado todas las tentativas de las autoridades españolas al efecto", añade la nota diplomática.

Afirma después que "según las normas del Derecho Internacional, la delimitación de la plataforma continental se efectúa por vía del acuerdo, para alcanzar una solución equitativa", y considera que en este caso España realizó "una delimitación unilateral, presentada como técnica, del espacio marítimo de las islas Canarias sobre la base de la línea mediana" entre el litoral canario y el marroquí.

Agrega que "cuando los Estados concernidos no logran un acuerdo definitivo, proceden a arreglos provisionales de carácter práctico, sin perjuicio de la decisión final".

"Imprescindible" un acuerdo

El Ministerio marroquí de Exteriores considera que, por ese motivo, el acuerdo entre los dos países es "imprescindible" para delimitar, a título provisional o definitivo, la plataforma continental submarina.

La nota expresa a continuación la protesta del reino de Marruecos contra la concesión de los permisos de prospección a Repsol por considerar que "van en contra de los derechos inherentes a la soberanía de Marruecos".

"Según el Derecho Internacional al uso, Marruecos ejerce derechos soberanos sobre su plataforma continental, que se extiende más allá de la línea mediana, en tanto que es una prolongación de su territorio bajo el mar y de cara a la exploración y explotación de sus recursos naturales", indica.

Recalca después que "estos derechos son exclusivos" y que, al margen de que Marruecos decida o no explotar estos recursos naturales, "nadie puede emprender tales actividades sin su consentimiento expreso".