El método en la cantera

by » Ver la entrada completa

Más allá del poder de los resultados, que en el Tenerife parecen el final del trayecto cada semana, pocas cosas me han llamado tanto la atención en los últimos tiempos como la puesta en escena en público de Tote Sierra (esta semana estuvo en Radio El Día). Es el coordinador de metodología de la cantera del Tenerife y, como tal, su figura representa tanto un sello de calidad para los chicos de la base  como una garantía de futuro para el modelo de la entidad. Ese modelo debería ser el de un club vendedor, que genere con los traspasos de sus jugadores la capacidad económica necesaria para ir haciendo crecer su presupuesto cada año. No es ningún descubrimiento. La secuencia empieza captando jugadores con cualidades en edades de iniciación, continúa con una formación integral, como la que garantiza el trabajo del citado Tote Sierra, y termina en la etapa de promoción, que es la que más dudas me genera, porque, como empecé diciencdo, en este club el peso del resultado más inmediato es capaz de aplastar cualquier proyecto. Sin ir más lejos, las urgencias del presente han sacado de escena a Jorge Saenz en beneficio de un canterano del Athletic de Bilbao, que está aquí cedido.

La figura de un coordinador de metodología significa determinada orientación en el trabajo con la base, encaminado a redondear la formación de los niños. Al Tenerife llegan los mejores de cada club y lo hacen porque enseñan determinadas cualidades que los diferencian de la mayoría, pero rarísima vez se puede encontrar un jugador completo. Incluso, el elogio que recibe cuando empieza a despuntar ayuda a potenciar sus vicios y a desdeñar la necesidad de completar mejoras en otras facetas de su juego. Esos desequilibrios, los de los niños que no manejan las dos piernas, los de los jugadores que flaquean en la velocidad, el salto o la resistencia, aparecen como grandes defectops incorregibles cuando el jugador se acerca al primer equipo. Entonces ya no hay remedio. Para corregir estas desviaciones llega el método al club. Me parece una aparición espectacular, brillante, con la cual el club se asegura una producción de futbolistas en los próximos proyectos.

De lo que no tengo tanta certeza es del fortalecimiento de la idea en el primer equipo, de manera que el modelo sobreviva cuando se demoren los resultados.

Añadir comentario » (Hay 92 en la entrada)

Blog alojado en eldia.es