Vivir
LO ÚLTIMO:
Clavijo cancela la reunión del Fdcan por la ausencia de Pestana y de la mayoría de alcaldes leer

Unos 2.000 canarios sufren hipoacusia o pérdida de audición


EL DÍA, S/C de Tenerife
31/jul/05 19:29 PM
Edición impresa

Unas 2.000 personas sufren en Canarias de hipoacusia, trastorno que se caracteriza por una pérdida o una disminución de la audición que puede afectar a uno u ambos oídos y que perjudica sobre todo a niños, según informó ayer la Consejería de Sanidad del Ejecutivo regional. Hace más de doce años se realizó en Canarias el primer implante coclear, que permitió a una persona con sordera severa volver a oír.

El centro de referencia para la realización de esta operación, a la que por razones médicas sólo pueden acceder entre 30 y 40 pacientes al año, es el Complejo Hospitalario Universitario Materno Insular de Gran Canaria, que ha realizado cerca de 350 implantes cocleares (aparato electrónico que se coloca en el oído interno) en las Islas, de los que aproximadamente el 60 por ciento se practicaron en niños.

La Consejería informó de que la Unidad de Hipoacusia del Materno-Insular, además de ser pionera en España, sirve de modelo para muchos otros hospitales del resto del país. El implante coclear comenzó a realizarse en todo el mundo a finales de la década de los 70 de manos del especialista australiano Graeme Clark y, desde entonces, se han realizado más de 80.000 en todo el mundo. Este dispositivo permite que las personas sordas de nacimiento o que han perdido totalmente la audición puedan recuperar esta capacidad. Estas personas tienen dañadas las células ciliadas del oído interno, que son las que convierten las señales acústicas en eléctricas, y las transmiten al nervio auditivo. El implante suple esta función, convirtiendo el sonido en señales eléctricas que se transmiten a través del nervio auditivo al cerebro, donde son reconocidas como sonidos.