Vida&Cultura
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Fiscalía General del Estado decidió que la de Canarias debía abstenerse en el caso Grúas leer

Los Goya de 2012 podrían ser los "menos españoles" de la historia

Efe/Mateo Sancho Cardiel, Madrid
8/ene/13 1:36 AM
Edición impresa

Entre el inglés de Naomi Watts y Ewan McGregor en "Lo imposible", de Bayona; el francés de Rochefort y Cardinale en "El artista y la modelo", de Trueba, y lo muda que es la "Blancanieves" de Bergerparece que, con permiso de "Grupo 7" y "Una pistola en cada mano", poco español se va a escuchar en los Goya 2012.

Este martes, Antonio de la Torre y Elena Anaya anunciarán a los finalistas para la XXVII edición de los premios más importantes del cine español y la cosecha del año es lo suficientemente dispar y de calidad como para poder debatirse entre muchos títulos, algunos de los cuales representan uno de las cosechas más transnacionales del cine patrio.

¿Pulverizará los Goya "Lo imposible" como ya ha hecho con las cifras de la taquilla? El éxito absoluto de la segunda película de Juan Antonio Bayona coloca a la cinta más taquillera de la historia del cine español como una de las favoritas, aunque esté rodada en inglés y con actores tan poco castizos como Ewan McGregor y Naomi Watts.

También podría optar a premio, aunque su repercusión ha sido mucho menor, Rodrigo Cortés con sus "Luces rojas", un paso más allá en su carrera internacional tras "Buried (Enterrado)", que fue nominada a diez Goyas en su día.

Robert De Niro, Sigourney Weaver o Cilian Murphy podrían engalanar la alfombra roja de la gran fiesta del cine español el próximo 17 de febrero en la ceremonia que volverá a tener a Eva Hache como maestra de ceremonias.

Y una de las favoritas para el Óscar, Jessica Chastain, también es "nominable" al Goya no por "La noche más oscura", de Kathryn Bigelow, sino con "Mamá", de Andrés Muschietti y producida por Guillermo del Toro.

Si ya se mencionaba a Fernando Trueba como el primer director que ganó el Goya a la mejor película con un filme en inglés en 1989, ahora el ganador del Óscar por "Belle Epoque" lo intenta en francés con dos estrellas del cine europeo, Claudia Cardinale y Jean Rochefort, aunque también con Aída Folch. La película formaba parte de las tres preseleccionadas para representar a España en los Óscar por la misma Academia que ahora vota los Goya, por lo que es de suponer que tendrá cuartelillo en estos premios, lo mismo que la finalmente seleccionada, "Blancanieves", de Pablo Berger, desestimado por Hollywood.