Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer
JOSÉ CARLOS MARRERO

El Cotarro

28/feb/16 0:33 AM
Edición impresa

PARECE QUE EMPEZÓ POR EL COTARRO

No me lo termino de creer, pero, a lo peor, mis informantes van a tener razón. Me refiero al motivo del desencuentro entre el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz Domínguez, y su primer teniente de alcalde, Javier Abreu Rodríguez, que ha degenerado en una situación (creo que de lo más incómoda y desagradable) en la que los dos "gallos" laguneros se hablan solo lo justito, por no decir que casi no se hablan, y, en su caso, de temas estrictamente "de trabajo". Verdaderamente lamentable e insostenible en el tiempo.

DESENCUENTRO EN "EL TONIQUE"

Recordarán que, un domingo del mes de julio del pasado año, les comenté que José Alberto Díaz no había saludado al influyente líder socialista Pedro Ramos Negrín (presidente del PSOE en La Laguna y, al mismo tiempo, puntal del departamento de Recursos Humanos del Hospital Universitario de Canarias), que, en la popular y lagunera tasca El Tonique, estaba compartiendo mesa y mantel con el también influyente empresario Pedro Luis Cobiella Suárez (presidente del Grupo Hospitalario Hospiten), que, a su vez, estaba acompañado por Antonio Sierra (prestigioso doctor en medicina). Lo cierto y verdad es que, al parecer, un desbordado y despistado José Alberto Díaz ni se percató de la presencia de los tres ya mencionados o, simplemente, no los reconoció.

CENA DE DOS SIN SABERLO EL TERCERO

Yo me enteré de esa sencilla anécdota y la conté en El Cotarro, y fue precisamente por leer EL DÍA y esta dominguera página, por lo que José Alberto Díaz se percató del despiste que había tenido, sin querer. En un gesto que le honra, parece que el alcalde lagunero no dudó en contactar directamente con el propio Pedro Ramos para disculparse por el "feo" sucedido. La conversación fue tan educada y cordial, que los dos personajes (ambos máximos líderes de sus respectivos partidos políticos en La Laguna) quedaron para cenar, pero, por lo que se ve, ninguno de los dos pidió permiso para celebrar la cena a Javier Abreu, ni le invitaron a la misma. Cuentan que la cena fue de lo más agradable, distendida y provechosa. Y también cuentan que Javier Abreu se cogió un monumental mosqueo por no haber sido informado de ella, y no sé si hasta un ataque de celos por no haber sido invitado a la misma.

CUANDO SE LLENA LA CACHIMBA

Y dicen que de aquellos polvos vienen estos lodos. Porque, desde aquella fecha, Javier Abreu comenzó a "tocar los timbales" (políticamente hablando) con determinadas intervenciones o acciones durante los plenos municipales, lo de la nula iluminación de las fiestas del Cristo, lo de la presentación de La Noche en Blanco sin avisar al alcalde... Así una tras otra, y al alcalde "llenándosele la cachimba" poco a poco. Tanto que comentó con relevantes personalidades (yo creo que hasta con el propio Pedro Ramos, presidente del PSOE lagunero), sobre hasta cuándo y cuánto aguantar y qué hacer con Javier Abreu, llegado el caso. Y el caso fue que, el pasado mes de diciembre, cuando a José Alberto se le llenó del todo la cachimba, porque una determinada "gota" desbordó el vaso, el alcalde cesó a Javier Abreu como consejero delegado de Teidagua y lo mandó al paro, teniendo que cambiar el sueldo de consejero por el subsidio de desempleo, dejando meridianamente claro quién es el alcalde y quién manda en La Laguna, mientras alguien no presente una moción de censura... Y la gane, claro.

CUANDO NOS FALTA LA COMUNICACIÓN

Como ya he dicho, desde diciembre hasta ahora, los dos "gallos" casi ni se hablan. Solo lo justito y de temas estrictamente del trabajo municipal. Y pregunto yo: ¿Creen ustedes que Carlos Sáinz podría haber ganado una sola carrera sin comunicarse con su copiloto Luis Moya? ¿Se imaginan un concierto en el que el director Víctor Pablo Pérez, la orquesta y el coro fueran cada uno por su lado? ¿Pueden ustedes concebir un buen restaurante en el que no exista coordinación entre el servicio de cocina y el de sala? Tanto en unos casos como en los otros, los respectivos equipos estarían desconcertados, descoordinados y, por tanto, serían poco o nada efectivos. En el Ayuntamiento de La Laguna me temo que está pasando lo mismo. Parece que el piloto lagunero (léase alcalde) José Alberto Díaz, no se entiende con Javier Abreu, quien se supone debería ser su copiloto en el gobierno municipal. Pero Javier Abreu no dimite (está en su derecho) y el PSOE no termina de hacer algo para solventar esta incómoda realidad. Y así pasan los días y yo (léase La Laguna) desesperando. Creo sinceramente que, aunque sea un gobierno en minoría, debería lograrse una estabilidad que transmita a todos los laguneros y laguneras una sensación de gobierno unido, solvente y efectivo, que afronte los importantes retos de futuro que La Laguna tiene por delante. ¡Arreglen eso por las buenas, hombre!

PUESTA DE BANDERAS EN POSITIVO

Cambiando de tercio y poniendo banderas en alto. Ya en su momento creo que informamos en primicia de que Canarias iba a tener en Tenerife su primera fábrica de hipoclorito sódico, gracias a la importante iniciativa de la empresa Biomca Química, liderada por los empresarios tinerfeños Javier Marrero (ingeniero industrial) y Miguel Valcárcel (químico). La primera piedra fue colocada el pasado 28 de octubre de 2015, en un acto que contó con la presencia de Fernando Clavijo (presidente del Gobierno de Canarias), María del Carmen Hernández Bento (delegada del Gobierno de España en Canarias), Carlos Alonso (presidente del Cabildo de Tenerife), José Manuel Bermúdez (alcalde de la capital tinerfeña) y Ricardo Melchior (presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife), quien, por cierto, junto con el director del puerto, Rafael Díaz Hernández, están colaborando y facilitando las cosas para que la nueva fábrica pueda entrar en funcionamiento cuanto antes. Hoy, tan solo cuatro meses después, podemos felicitar a Biomca Química porque el pasado viernes celebró la tradicional "Puesta de Bandera" colocando la de España y la de Canarias en la gran torre del llamado Módulo A2, recién terminado, donde se encuentra el reactor de hipoclorito y cuya cima es el punto más alto de la fábrica. Con una inversión total que rondará los seis millones de euros y la creación de unos 49 puestos de trabajo (11 directos y 38 indirectos), Javier Marrero y Miguel Valcárcel me comentan que la nueva fábrica espera poder comenzar a trabajar en unos tres meses y logrará que, desde Tenerife, las siete Islas Canarias se puedan autoabastecer al cien por cien del necesario Hipoclorito Sódico, que en la actualidad viene todo de fuera. Sin duda, todo un puntazo el de Biomca.

NUEVOS RESTAURANTES EN SANTA CRUZ

Y por último, siempre con el deseo y el objetivo de rematar la faena en positivo, termino El Cotarro de hoy celebrando lo que a todas luces parece que confirma la reactivación económica de la capital tinerfeña, de la mano en este caso de la gastronomía. El alcalde chicharrero, José Manuel Bermúdez, y su concejal responsable de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, deben estar "chupándose los dedos" (y nunca mejor dicho), porque esta pasada semana han abierto ya oficialmente y casi simultáneamente tres restaurantes, ¡tres!, a cual más atractivo. El primero con el sugerente nombre de Amor de mis Amores, que dirigido por el chef Armando Saldahna, ofrece cocina peruana en la calle del Perdón, 11 (teléfono 922 198 405). El segundo se llama Picatostes y, con el chef Juan Carlos Dorta al frente, está ya abierto en la calle San Francisco Javier, 59 (teléfono 616 403 222). El tercero se llama Papa Negra y comandado por el chef Javier Martín, comienza su andadura (aunque solo por las noches) dentro del Iberostar Grand Hotel Mencey, en la calle Dr. José Naveiras, 38 (teléfono 922 609 900). ¡Suerte a los tres! Y sé que en un mes esperan abrir otros dos más. Una sabrosa noticia.

josecarlosmarrero@elcotarro.com

JOSÉ CARLOS MARRERO